Pillé una gripe tremenda la semana pasada por lo que estuve en cama 24/7 y ahí de la nada aparece esta maravillosa serie. SÍ, vais a decir que os suena, que hay muchas versiones y sí, todo es un sí sí sí, pero os aseguro que nada tiene que ver con las anteriores.

Betty es una mujer insignificante para todos, desde pequeña ha sido un cero a la izquierda y nadie ha apostado por ella, excepto sus adorables padres. Y eso la ha llevado a no creer en si misma y a parecer una mujer pequeña, pero por suerte las cosas empiezan a cambiar. Consigue entrar en una empresa en la que la valoran por sus valores, sus estudios y sus aptitudes y a partir de ahí el mundo de Betty cambia.

Pero, no, no solo es importante mi querida Betty en esta historia, todos los personajes están pensados para el siglo en el que estamos. Infidelidades, tramas por nuestro aspecto físico, como siempre, los malditos estereotipos.

Los miedos por el qué dirán en muchos aspectos, el amor, la familia, los malos y no tan malos amigos, nuestra mente que a veces nos juega malas pasadas. La falsa felicidad que todos creemos tener y luego no es así, dinero.

Definitivamente  se ha convertido en mi serie WeLoverSize top 1.

En esta era en la que gracias a dios las mujeres estamos con más fuerza, el empoderamiento de la mujer cada vez, aunque a paso tortuga, va subiendo como la espuma, es lo que transmite esta serie. Fuerza, mucha FUERZA. 

Es posible que la hayáis visto y no os haya gustado o penséis que no será para tanto, también supongo que esto va por etapas y depende de cómo una se encuentre así percibe lo que tiene delante, pero solo puedo dar gracias a Betty, gracias porque es un personaje magnífico y muy bien actuado.

Se nota que la protagonista, actriz mexicana Elyfer Torres ha tenido mucho de Betty y eso se transmite en la pantalla.

Es un elenco maravilloso, todos los actores son muy buenos pero este post va dedicado en especial a ti, Betty, porque hay muchas Betty’s en el mundo y necesitamos ver cosas así para subir, para seguir creciendo y sobre todo para creer, creer que es posible enamorarse, sentirse valorada, querida y pensar que el mundo está hecho para todos, no solo para unos cuantos.

GRACIAS BETTY

Patricia.