Belleza

Cómo lavarte el pelo correctamente

Seguramente estarás leyendo esto con cara de What The Fuck, pensando «pero quién es esta pringada que se cree que no sé lavarme el pelo«. Caaaalma, amiga. Seguro que sabes darte una ducha como todas las personas mayores de 8 años, pero lo que hoy vengo a contarte son algunos trucos para que tu pelazo esté sano, bonito y brillante.

Antes de la ducha, desenreda 

Para castigar demasiado a tu pelazo, mi consejo es que te lo cepilles antes de entrar en la ducha, cuando todavía está seco. Por un lado vas a evitar que se te enrede en mojado, cosa que lo daña mucho, pero también estarás estimulando la circulación en el cuero cabelludo y exfoliando mierdecilla y células muertas.

No te pases con el champú

No hace falta que te pongas medio bote de champú cada vez que te duchas, con un chorrito del tamaño de una nuez es suficiente. Además sólo tienes que enjabonar la raíz. El resto del pelo se te limpiará a medida que cae el jabón cuando lo aclaras. ¿Por qué digo esto? Pues porque cuando te enjabonas las puntas y los medios, lo que haces es crear fricción y estropear el pelo.

Date un buen masajito

Cuando te estés aplicando el champú no lo hagas como si limpiases una sartén con un estropajo. Utiliza las yemas de los dedos dando un ligero masaje. Así estimulas la circulación sanguínea y evitas el frizz.

El orden de los factores SÍ altera el producto

Si tienes el pelo graso, mi consejo es que te pongas primero el acondicionador, después el champú y por último mascarilla pero sólo en puntas. En cambio, si tienes el pelo seco, lo mejor es empezar por el champú, seguir con el acondicionador y acabar con la mascarilla de medios a puntas (nunca en la raíz para no apelmazar el pelo).

El último chorrito de agua que sea frío

De por sí es malísimo lavarte el pelo (y la piel) con agua hirviendo. Favorece la dermatitis, la descamación, la sequedad y la rotura del cabello. Por eso lo mejor es agua tibia, y al final un chorrito de agua fría (todo lo fría que puedas tolerar, tampoco es plan de congelarte). Así conseguirás favorecer la circulación (qué pesadita soy con esto, eh), aportarás más volumen y el pelo estará más brillante y  suave. Después te quedará perfecto para aplicar un tinte cobrizo o el color que prefieras.

¿Tú tienes algún trucazo o producto milagroso para que tu pelo esté sano y bonito? Cuéntanoslo en comentarios.

Compartir:

Login