Cristiano Ronaldo entrenando
Lifestyle

Érase una vez Cristiano Ronaldo y los estereotipos de género

¡Ey, amigas! ¡Qué Cristiano Ronaldo ha vuelto a ser noticia! Y no, esta vez no ha sido por el pastizal que nos debe a los españoles, ni por sus palabras llenas de egocentrismo, ni siquiera por haberle dado unas patadas a un balón de fútbol. En esta ocasión un sencillo vídeo jugando con sus pequeños retoñitos ha desencadenado la oleada de comentarios. Se ha hecho viral, así de la noche a la mañana, y ya no son pocos los ciber seguidores que han tenido que dar su opinión al respecto.

A ver, para ser completamente sincera, yo no puedo con este señor (si es que no lo habíais averiguado por mis palabras). A mí ese rollo de ‘crack’ de la vida que lleva me produce urticaria. Y que yo no vivo constantemente pensando en qué estará haciendo el flipado de Cristiano, pero esta mañana una amiga me ha enviado el famoso vídeo y ya antes siquiera de verlo estaba yo haciendo eyeroll.

Porque por el título de las imágenes ya me imaginaba yo el percal ‘Cristiano Ronaldo perpetúa los estereotipos de género con sus hijos‘. Pues nada, que antes de darle al play sabía lo que me iba a encontrar. ¡Y no me equivoqué!

Como podéis ver, sus dos churumbeles están en pleno disfrute con su papá, que no duda en mostrar a la cámara la destreza de su pequeño hombrecito con el balón. Detrás de él, Eva María imita los movimientos de su hermano dando patadas al aire, ya que a ella eso de pasarle el balón como que no. Tras un ratillo de enseñar su soltura con una pelota fantasma, la peque se cansa y continúa jugando pues con lo suyo: escoba y carrito de la limpieza.

Seamos justas, los niños son muy libres de jugar con lo que les da la real gana (siempre y cuando no sea algo peligroso, apunto por si se malinterpreta) y ya sean niños o niñas ¡olé! si quieren divertirse con una escoba, una cocinita, o un circuito de coches. Vamos, que la pequeña Eva optase por coger la escoba no fue más que una opción que le apeteció en ese momento y punto. Lo criticable en este vídeo es la situación general de elogiar las capacidades con el balón del niño y no darle a ella la oportunidad de tocar la pelota, a pesar de que era evidente que también quería probar.

Mal momento para exponerte a las redes, amigo Cristiano. Porque de un instante tierno y divertido con tus pequeños lo que has conseguido es un buen saco de críticas que te ponen, de nuevo, en la diana de los haters.

Rebumbio de comentarios y tweets dejándole claro al futbolista que ese no es el camino. Que las niñas deben tener las mismas oportunidades que los chicos y que si siendo todavía bebés ya viven con esa brecha… ¿cómo estarán en unos años?

Que me imagino yo que a Cristiano le resbala muchísimo todo lo que nosotros opinemos, que él lo único que quería era demostrar que su hijo también es una hacha chutando la pelota y punto. Aunque siempre es positivo ver que no somos pocos los que estamos cansados de que a las niñas se les imponga el rol de princesita rosa y delicada y a ellos el de superhéroe machote. Libertad para los niños a la hora de elegir cómo quieren jugar y qué papel quieren desempeñar.

Ojalá un vídeo de la pequeña Eva marcándole un golazo a su padre dejándolo seco. Un zasca que le demostrara al ‘dios del fútbol’ que las niñas son tan válidas como los niños. Mucho me temo que como mucho veremos a la peque maquillándose junto a su mamá y repitiendo ante la cámara lo bonita que es, como ya hizo hace unos días. Ellas guapas y perfectas, mientras tanto ellos cracks de los deportes. Eyeroll – Facepalm – Eyeroll – Facepalm…

Mi Instagram: @albadelimon

Fotografía de portada

Compartir:

Login