Lifestyle

DIY: Cómo hacer velas veganas en casa

Si eres vegana o si simplemente quieres empezar a reducir el consumo de productos de origen animal, tengo una cosa que decirte: hay vida más allá de la comida. Por ejemplo, no usar cosméticos testados en animales (es innecesario totalmente) o con productos derivados.

Además de las cremas y el makeup, hay más cositas que tenemos en nuestra casa y metemos en nuestra cesta de la compra sin darnos cuenta de que son derivadas de animales, como son las velas. Por eso os traigo un Do It Yourself fantástico, divertido y que os va a enganchar.

Lo guay de hacer tus velas caseras es que puedes elegir el aroma, el color y el envase. ¿Alguna vez has ido al Primark y has pensado “jope, qué bien huele esta vela, pero qué feo es el bote” o al revés, “qué bonito es este vote pero el olor de esta vela me marea”? Pues si haces tus velas en casa esto ya no te pasará.

¿Qué necesitas?

  • Mechas para velas. Tened cuidado, porque muchas vienen recubiertas de cera de abeja. Una alternativa son las mechas de algodón. ¿La cantidad? Pues depende de las velas que queráis hacer, pero yo suelo comprar paquetes grandes para tener de repuesto.
  • Cera de soja. ¿Cuánta? Aproximadamente 400-500 gramos.
  • Unas 8 gotas de vuestro aceite esencial favorito. A mí me encanta el de naranja dulce y lo compro aquí. Tienen muchos más productos, así que cotillead buscando vuestro favorito.
  • Colorante si queréis. Yo no suelo usar porque me gusta el colorcito que deja la cera de soja, pero si queréis podéis usar uno verde, rosa, turquesa, etc.
  • Esto serían los ingredientes al uso, pero necesitaréis algo más: un bol. ¿A qué es fácil?

¿El procedimiento?

  1. Colocamos en nuestro bol (yo uso uno de cristal) la cera de soja y lo metemos al microondas en tandas de 15 segundos. Si lo dejamos mucho rato corremos riesgo de que salte por las paredes del micro o que se nos estropeé la textura. Hay que ir vigilando con cuidado de no quemarnos. Sacamos, removemos y volvemos a meterlo. Así hasta que esté derretida.
    También podéis hacerlo al baño María, pero es un poco más lento y yo siempre recurro al microondas.
  2. Cuando la cera ya está derretida esperamos a que baje un poquito de temperatura y echamos los aceites esenciales y el colorante. En realidad el colorante se puede echar antes, pero yo recomiendo esperar para poner los aceites esenciales porque si está muy caliente, puede que se evapore un poco el olor y se pierda. ¡Ojo! No os paséis con el aceite esencial, porque si echáis toneladas luego puede prender mal. Lo mejor son entre 5 y 10 gotitas al gusto.
  3. Cogemos el vaso de la vela y colocamos la mecha. Para que no se nos caiga, lo que yo hago es ayudarme con un palillo de madera de estos que venden en el Mercadona para hacer pinchos. Lo coloco encima del vaso y con una pinza sujeto la mecha para que quede centrada.
  4. Vertimos la mezcla de cera+aceites+colorante en el vaso de la vela y ya estaría. Ahora sólo tenéis que esperar a que se solidifique, que suele tardar una noche.

¿Os ha gustado este DIY? Si vosotras hacéis velas en casa, contadme vuestros truquis para apuntármelos y mejorar.

Compartir:

Login