Netlix ya nos tiene acostumbrados a las series españolas y a los thrillers. Después de La casa de papel, Las chicas del cable, o Élite, el gigante del streaming vuelve pisando fuerte con una serie rodada entre Barcelona y Manresa que nos transporta a la Barcelona de los años 60 y con un elenco muy notable.

Drogas, Barcelona, una mujer desesperada… 

En esta serie, Verónica Fernández y Jorge Torregrossa nos cuentan la historia de Helena (con hache), una mujer que hará lo que sea para salir adelante. Con su marido en prisión a causa de una huelga y unos altercados en la fábrica donde trabajaba, y con una hija pequeña a su cargo, Helena (Adriana Ugarte) acabará metida en una red de narcotráfico dirigida por Malpica (Javier Rey).

Con el Albatros, un club nocturno de Barcelona, como centro de operaciones, Malpica y sus secuaces se dedicarán a traficar con heroína. La banda atravesará incontables vicisitudes para lograr sus objetivos, pero los problemas de Helena y cómo se va integrando en el mundo de Malpica será la historia que acabará cobrando más importancia. El dinero, la extorsión, la muerte y el dolor serán los ingredientes principales de esta historia que no mata, pero que sí engancha.

Adriana Ugarte se sale

El elenco de la serie es de lo más conocido y está encabezado por Adriana Ugarte, Javier Rey y Eduardo Noriega.

Por su parte, Adriana es la encargada de meterse en el papel de Helena, y hay que reconocer que está en su salsa haciendo de mujer valiente, luchadora y capaz de hacer todo lo que sea necesario para sobrevivir y cuidar de los suyos. Hache es sin duda alguna el personaje más destacado de la serie, y esto no es solo gracias al guion, sino a la gran interpretación de Ugarte.

La sigue de cerca Javier Rey en el papel de Malpica. Como ya pudimos ver en Fariña, lo de hacer de traficante se le da pero que muy bien. Malpica es el mafioso por excelencia y está estereotipado a más no poder, pero se salva por la relación de dependencia, de necesidad y de violencia que establece con Helena, ya que da complejidad y profundidad al personaje. Y hablando de profundidad… la pareja de actores nos ofrece unas escenas subiditas de tono que dejan ver la gran química que hay entre ellos. Hay que reconocer que Rey y Ugarte nos ofrecen los mejores momentos de la serie.

Un Eduardo Noriega correcto pero sin salirse del guion interpreta al inspector Vinuesa, el principal antagonista de la mafia de la que Malpica es el jefe. A él se suman los actores secundarios de la serie: Íngrid Rubio, Marina Sala, Pep Ambròs y Marc Martínez entre otros. En general, es un conjunto irregular y al que se le saca poco jugo, ya que algunos de los personajes podrían haber aportado mucho a la trama. A su favor hay que decir que Adriana Ugarte saca a relucir todas sus dotes interpretativas y eclipsa a todo el que aparece en escena con ella.

Oscuridad y un entorno lúgubre como telón de fondo

Los aspectos técnicos de la serie nos ofrecen un resultado satisfactorio. Los escenarios, la fotografía, la música… en general todo está en sintonía, pero hay algún punto que chirría. Tengo que decir que la luz lúgubre y gris y la oscuridad que imperan en la serie contribuyen a crear un ambiente de drama y que recuerda al cine de gánsteres. El único punto en el que la serie patina es, como decía, en la creación del entorno de Malpica. A mi parecer han tirado de cliché y no han sabido aportar originalidad al personaje.

Ya para acabar, creo que el ritmo de la serie es bueno, muy bueno. En general, aunque no se trate de una serie con una historia sorprendente, pues esto lo hemos visto millones de veces, nos vemos empujados a chuparnos un capítulo tras otro, pero ¡ojo! no para ver qué pasa con la mafia, sino para saber qué pasa con Helena y como va a salir de los embrollos y los embolados en los que está metida. La relación tóxica entre ella y Malpica es otro de los alicientes para seguir avanzando.

Lo mejor… 

La relación tóxica entre Malpica y Helena. Engancha muchísimo y entre ellos hay mucha química.

Lo peor… 

La serie no innova. Esto lo hemos visto muchísimas veces y con bastante más calidad.

@aida_montoya_