Ha empezado ya el que llamaremos el curso del coronavirus. No quiero restarle hierro al asunto, por todos es sabido que las familias estamos en esta ocasión en una complicada tesitura. Pero toca adaptarse a lo que hay, y realmente por ellos, por los más peques, vamos a empezar a por todas el año de las mascarillas, el gel hidroalcohólico y, como no, de los termómetros.

En casa lo hemos tenido claro desde el principio: ante el más mínimo ápice de febrícula no se va al cole. Mejor prevenir que lamentar. Y para ello antes de salir de casa toca ponerse el termómetro. Esto se ha convertido en una rutina más, al igual que el ponernos la mascarilla o abrocharnos la chaqueta. No se cruza esa puerta si nuestra temperatura no es la indicada, por cuidarnos nosotros y por respeto a los demás.

Los primeros días del curso lo cierto es que la cosa se puso algo pesada. Un solo termómetro en casa, del de toda la vida, del que toca esperar hasta que pita para dar un resultado. Aunque solo seamos tres en casa, las mañana apuradas a todo correr de tener que ir pasándonos el termómetro se volvieron una locura. Al final tanto mi pareja como yo lo sabíamos, nos cansaríamos en seguida y cualquier día obviaríamos ese momento ante la prisa por llegar a tiempo al colegio.

Pero como siempre hay un roto para un descosido, rápidamente encontramos la solución ¡y vaya solución! A mí llegó la idea del termómetro de infrarrojos, un aparato que te da la temperatura al segundo, sin necesidad de nada más que de apuntar a la frente de esa persona mientras se mantiene completamente quieta. La idea me conquistó y, ya os lo adelanto, al probarlo pude comprobar que cubre por completo mis necesidades.

Cierto es que las pilas no venían incluidas aunque correremos un tupido velo…

El termómetro de infrarrojos de Cofoe tiene apenas un margen de error de 0.1º. Para utilizarlo lo único que hay que hacer es acercar el aparato a 1-2 centímetros de la frente de la persona y en seguida la pantalla nos marcará la temperatura exacta. Pero es que la cosa no se queda ahí, ¡qué va! Este termómetro ofrece muchas opciones que lo convierten en una auténtica maravilla.

En su lateral podremos encontrar tres botones. ‘Set‘, ‘Memo‘ y ‘Mode‘, ¿y para qué sirven cada uno de ellos? Permitidme que os lo explique en un segundo. ‘Set‘ nos permite, entre otras cosas, señalar las temperaturas máximas y mínimas para que nuestro termómetro tenga una base con la que avisarnos de un posible problema. De esta manera si al tomarnos la temperatura superamos esas cifras, la pantalla cambiará de color para informarnos de lo que sucede. En verde nos indica que todo está dentro de la normalidad, en naranja que puede haber febrícula y en rojo que realmente hay fiebre.

Memo‘ nos da la posibilidad de guardar hasta 50 temperaturas diferentes, de manera que podremos hacer un seguimiento verificado en caso de que nos hiciera falta. Y ‘Mode‘ nos permite seleccionar si la temperatura que vamos a tomar es de una persona o una superficie. Ya veis que este termómetro no es ninguna tontería, lo cierto es que lo hubiera elegido por su velocidad, pero al observar todas las posibilidades que tiene, me dejó más que encantada.

Dispararnos Comprobar la temperatura entre nosotros es ya un ejercicio diario. Minchiña pregunta cada mañana qué dice la pistola de su fiebre y, mientras ella se divierte un poco, yo vivo mucho más tranquila y a la vez menos estresada. Por supuesto nos tocó consultar si este tipo de termómetros son válidos o si es preferible continuar con los habituales que se colocan en la axila, y lo cierto es que varios sanitarios me han indicado que en muchos hospitales se utilizan ya aparatos de este tipo para ahorrar tiempo.

Así que sí, siendo objetiva y sincera debo decir que este aparato ha salvado nuestras mañanas de salir a todo correr de casa. Porque ahora con un solo segundo todos en casa podemos asegurarnos de que no ponemos en riesgo a los demás. Fiable, rápido y ultra cómodo.

Puedes comprarlo aquí por solo 7€

(si no te fías de mi a pesar de que me lo he comprado con mi propio dinerito, tienes miles de reviews que ratifican mis palabras, es una pasada)

Post NO patrocinado

Enlace de afiliado

Mi Instagram: @albadelimon