Lifestyle

10 fases obsesivas por las que todas hemos pasado

Todos cambiamos, evolucionamos y nuestros gustos y aficiones van variando con los años, pero también tenemos fases de obsesiones locas que al tiempo nos hacen pensar, ¿en serio? ¿por qué coño me daría por ahí? Seguro que te reconoces en más de una de estas fases

  1. La festivalera
    Admite que de esos años en los que te planeabas tus vacaciones según los festivales, apenas te queda el recuerdo de los cientos de euros que perdiste. Y que de todos esos grupos que viste emocionada, realmente hoy en día te gustan dos o tres.
    Al final, lo que nos llama a todos era la juerga y el ¿cómo me lo voy a perder?
  2. La DIY
    Tablones y tablones de Pinterest con ideas que hacer este finde o el siguiente. O nunca. Botes y botes de chalk paint abandonados, decenas de cursos empezados. Viva Ikea.
  3. La hippie
    Esta suele dar en verano, cuando de repente te compras dos mochilas de cuero en el mercadillo de la playa, que jamás te pondrás porque no, nunca dejan de apestar.
    Si te dio muy joven, lo mismo conservas aquel atrapasueños tan fascinante que colgaste encima de tu cama.
  4. La buaaah qué mierda todo
    Todo mal, todo feo, todo mierda, todos tontos. La fase hater porque sí es bastante mierder porque suele tener algo que nos frustra detrás. No pasa nada por odiar cosas, pero si no amas muchas otras: problemón en tu cabeza.
  5. La sporty spice
    Enganchaste zumba con pilates con body pump con gym con salir a correr, con un enorme presupuesto en mallas, la fit bit y un montón de dinero más invertido y que ahora están todos en una caja de tu armario, esperando a que llegue enero.
  6. La vaquero/jersey/moño
    No hay quién te saque de esos pitillos elásticos tan cómodos y el jersey gigante. Y menos mal que no te dejan ir a trabajar en chándal. Tu armario lleno de vestidos preciosos y tú ni caso.
  7. La fashionista
    Cuando decides abandonar el uniforme jerseyjeans, te plantas TODO lo que tenías abandonado en tu armario. Pero todo a la vez, todos los días. Ir a trabajar en taconazos y pamela ¿por qué no?
  8. La party animal
    No había quién te metiera en casa, bebías más chupitos que agua y acabaste conociendo más casas de mañaneo de las que vas a visitar el resto de tu vida. Lo mejor de todo es que tus recuerdos son escasos, así que todo lo vergonzoso que pasase entonces, está enterrado en oscuros agujeros de tu memoria.
  9. La paso, gracias
    Puede que viniese después de la party animal o antes o las intercalases. O seguramente sea tu estado actual. Paso, gracias, tengo planes = pienso tragarme la temporada 9 entera de Ru Paul esta noche. Hasta que un día tus amigas aparecen de sorpresa en casa para sacarte por ahí, pero acaban quedándose en tu sofá y pidiendo pizza porque es la mejor fase del mundo para compartir.
  10. La Marie Kondo
    No sé a vosotras, pero a mí me dura exactamente una hora al año.

Compartir:

Comentarios están cerrados.

Login