Lifestyle

12 horrores del verano para una chica XL

Y es que la época estival es la estación favorita para muchos, pero si tienes unos kilos de más hay ciertos ‘problemillas’ que se repiten verano tras verano, ¿por ejemplo?

 

1. Empezamos con lo obvio: encontrar un bikini o un bañador que te haga parecer una sirena es una odisea.

tumblr_mlwov4iT0W1rhqqvyo1_500

2. Hay un momento dramático para toda chica de buenos jamones: cuando llega el calor se hace necesario dejar las medias en el cajón y nuestros muslitos sufren mucho. 

3. La autodepilación es una utopía si quieres mantenerte al margen de la cuchilla, porque la chicha nos complica el trabajo y depilarse la parte de atrás del muslo es casi imposible.

friends-waxing-o

4. Perder la dignidad intentando subirte a una colchoneta o a una barquita hinchable es un clásico de todos los veranos.

5. Tirarse de cabeza a la piscina y que se te escapen las mamellas es todo uno.

6. Tampoco es raro salir despechugada del mar después de llevarte un revolcón por una ola.

pla

7. Los pantalones cortos se nos enrollan y nos violan.

8. Si te toca una madre como la mía es muy probable que te obligue a caminar por la orilla con el agua hasta el potorro porque “es bueñísimo para la circulación”. Ñiñiñiñi.

9. Sé que el tema de las arenas no depende tanto del tamaño como del cuidado que tengas, pero uno de mis miedos es terminar pareciendo un croquetón en la playa.

0oee

10. Los sudores, en particular los del bajoteto. Mejor evitar camisetas de colores claros que no sean blancas.

11. Agacharse sin enseñar nada podría convertirse en disciplina olímpica.

anigif_enhanced-17712-1404776867-8

12. Vives con miedo a dejar la marca de sudor con la forma de tu trasero en sillas, sofás y demás mobiliario.

Y así, amichis, no hay quien disfrute el verano. ¿Con qué  problemas te encuentras tú cada vez que llega el calor?

 

Posdatita: la foto de portada es de Marta Dlugolecka, una ilustradora que me encanta.

Compartir:

Login