Lifestyle

Avon: ‘los hoyuelos son bonitos en tu cara, no en tus muslos’

¿Conocéis la marca Avon? ¿Y el body shaming? Seguro que sí. Pues… ¡Fuuuuuu-sióóóóóón!  Y es que estos días, la marca de cosméticos ha sido noticia porque ha tenido que retirar una campaña publicitaria. Por body shaming. Pues OK, Avon.

En concreto, la actriz Jameela Jamil ha sido quien ha denunciado la campaña, y ha tenido tanta repercusión que Avon se ha visto obligada a retirarla y a pedir disculpas.

Pinchando en la imagen iréis al tuit de Jameela, que denuncia este despropósito.

Básicamente dice que los hoyuelos son cuquis en tu cara, pero no en tus muslos. ¿Pero por qué?

Pinchando aquí podréis ver otro tuit denuncia de Jameela.

Como soy una persona positiva, me quedo con el hecho de que Avon haya pedido disculpas, pero eso no quita que hayan creado toda una campaña de publicidad que se dedique a decirte que tu celulitis no es aceptable. Los hoyuelos de la cara sí, los de las piernas no. ¿Y quién decide eso?

No sé, creo que ya está bien de obligarnos a entrar en unos cánones tan concretos. ¿Te parece horrible la celulitis? Pues muy bien, tienes miles de productos para intentar eliminar LA TUYA. Deja en paz la de los demás. ¿Te gusta tu celulitis o por lo menos la aceptas? Pues muy bien también. ¿Qué problema hay?

Claro, no hay nada malo.

Avon, no sé si me estarás leyendo (no creo, pero yo lo suelto), sé que debe ser muy difícil crear una campaña publicitaria para un producto como este, pero tal y como están las cosas, creo que sería mejor no decirle a la gente que los hoyuelos no son cute en determinados sitios. ¡Claro que son monos! Pero si no te gustan, podemos ayudarte. Tal vez yendo por ahí os ganaríais mejor al público. Yo ahí lo dejo.

Es que ya estamos hartas de body shaming por todas partes, Avon (y cualquier marca en general). Nos gusta que nos traten bien y bonito, que no nos echen más culpas o trabajo encima, que podamos sentirnos bien con el cuerpo que tenemos sin que haya nadie detrás diciendo «Eso no está bieeen, eres más deforme que un cuadro cubistaaa». Porque eso no significa que no queramos cambiar ciertas cosillas (podemos hacerlo porque es nuestro cuerpo, no el de nadie más), pero sobre todo queremos ser libres viviendo como somos.

Stop body shaming!

He dicho.

Ahora dime tú, ¿qué opinas de esto? ¿Has visto más campañas así?

Compartir:

Login