Lifestyle

Secretos para disfrutar de tu boda 100%

“Se pasa volando” va a ser la frase estrella de cada día en el proceso de la organización de tu boda. Vecinos, amigas, familiares y gente en general se van a dedicar a repetírtela hasta que te salga las frases por las orejas. Por desgracia (y por experiencia): es verdad. La organización de la boda es un arduo camino que luego en unas horas se consuma y no ocurre como el Ave Fénix, lamentablemente no vuelve a renacer. Por esto es muy importante disfrutar al máximo de esas maravillosas horas que, casi con toda seguridad, se conviertan en las mejores de toda tu vida.

Organiza todo lo que quieras hasta ese día. Pon un cuadrante, sincroniza relojes, hazte con unos walkie-talkie, sé lo exagerada que desees pero hasta ese día. Ese día alea iacta est (la suerte está echada), ya no controlas lo que vaya a pasar así que no intentes estar pendiente elementos que ya no están a tu alcance.

Por tanto, respira, disfruta y vive. Vive cada minuto. Saborea cada momento. Olvídate de la organización, de aquellos dos que no se hablan o de que se te han metido las bragas por el culo. Aunque se te corra el labial, es el día de tu boda y lo va a ser con el make up intacto o no; así que le den al maquillaje perfecto.

giphy (2)

No te va a hacer falta este consejo porque te va a salir todo natural pero sonríe. Sonríe mucho y disfruta de toda la felicidad que te va a llegar en forma de sorpresas, abrazos, felicitaciones y demás ñoñerías que ese día te parecerán geniales.

Otro consejo es que no empines excesivamente el codo. Alguna copita de celebración está claro que va a caer, pero ir pedo el día de tu boda es lo last. Además, recuerda que hay unas personas que se dedican a fotografiar y grabar cada momento de ese día. No querrás tener pruebas gráficas de la borrachera del día de tu boda, ¿verdad?

giphy (3)

Y por último, en ese día y en el proceso en general (así como en la vida): sé tu misma. Tu boda debe ser el reflejo de cómo sois los dos y como queréis que se celebre vuestro amor. Aunque no sea convencional, aunque no se lleve; tu boda es tuya y si todo va bien no vas a tener otra. Imagínala y luego intenta hacerla realidad porque así seguro que será el mejor día de tu vida.

Elionor M.

Compartir:

Login