Lifestyle

Los coaches nutricionales me tienen hasta la bellota

Érase martes por la mañana, estaba haciendo mi ronda diaria por mi Facebook cuando, OMG, aquel post apareció ante mi. Estoy en un grupo de Facebook de una app y hay gente muy variopinta y tan diferente como lo puede ser el tartán y los topos. Y ahí apareció esta perla:

Quieres perder peso?

Quieres verte más guapa y sexy?

Quieres verte más atractivo e interesante?

Quieres que tus amigos te pregunten qué estás haciendo para verte así de bien?

Te gustaría comprarte esa ropa que tanto te gusta?

Si la respuesta es Sí… Bla bla bla, cuento chino.

A ver, ¡para el carro moreno! Déjame discrepar con estas cosis que me tienen hasta el higo boñigo.

Punto número uno: Si quiero perder peso ni de putísima coña se me va a ocurrir contratar los servicios de alguien que se publicita por Internet, que no tiene estudios sobre el tema y que vive a tomar por culo. Cuando alguien quiere perder peso REAL necesita tener un seguimiento con profesionales.

Punto número dos: Excuse moi, pero puedes ser guapa y sexy teniendo unos kilitos de más, ambas cosas no son excluyentes. Eso va más en la actitud de uno mismo que en su peso en sí, creo que esto huele un poquito a gordofobia.

Punto número tres: Bueno, bueno, BUE-NO. A ver, la superficialidad aquí ¿qué? Osea WTF. Si quieres dejar claro que lo que hace a una persona atractiva es la delgadez pon algo así como atractivo físicamente pero ¿nunca te enseñaron que lo más importante es la personalidad? Aunque no lo creas hay personas gordas muy atractivas e interesantes, porque lo que te hace interesante es lo que tienes en la cabeza, no tus kilos.

Punto número cuatro: Si son tus amigos te quieren tal y como eres, nada de interesarse en dietas milagro en las que pasas hambre y ni son nada sanas ni son  equilibradas (no soy nutricionista pero si algo he aprendido en mis años de dietas es que las dietas milagro no existen, retirar alimentos no es recomendable y lo necesario es aprender a comer equilibrado).

PESADILLA

Punto número cinco: Mujer, yo me compro la ropa que me gusta dentro de mis posibilidades. Si te refieres a poder comprar en empresas como Zara, Mango, Bershka, etc… prefiero no poder hacerlo, porque últimamente la moda de estas franquicias me está pareciendo bien fea. Prefiero mi ‘ropa de gorda’ que al menos trae estampados bonitos.

Así que me ofrezco voluntaria para crear un grupo de Facebook llamado ‘Yo estoy gorda y estoy hasta la bellota de las dietas milagro’ para echar un poco de hate sobre herbalife y esas coaches nutricionales que no han tenido formación pero que por comer cuatro verduras y una barrita energética ya se creen las más healthies del barrio.

POR FAVOR, BASTA, SOIS UNA PLAGA.

 

Nerea Pérez

Compartir:

Login