Las redes sociales se llenan cada vez más de modelos Curvy, hace un tiempo ya os hablamos de nuestras favoritas. Y es que la moda es una herramienta poderosa para visibilizar la realidad que vivimos muchas personas: normalizar las tallas grandes.

Existe un gran estigma hacia las personas que somos gordas, por todas esas connotaciones negativas que esas absurdas “leyendas” sobre nuestro aspecto físico.

La moda inclusiva viene pisando fuerte y son muchas las empresas que han ampliado su tallaje, tiendas como Zara, HyM o Sfera, cuentan con tallas hasta la 46 o XL. Si bien es verdad que no es un abanico muy amplio, es al menos un principio.

Esta lucha por normalizar el uso de tallas grandes lo encontramos en mujeres como Kate Sturino y su movimiento “Make my size” o Anushka Moore con “MidSize Collective”. Ambas promueven que las firmas de moda hagan sus modelos desde tallas pequeñas a grandes sin dejarse las tallas medias en el tintero, que parece en muchos casos ser las grandes olvidadas.

 

Hasta hace bien poco, en la mayoría de tiendas apenas pasaban de la talla 42. Hoy en día, es posible comprar incluso hasta la talla 46 sin irnos a tallas grandes o especiales.

Puede decirse que poco a poco, las hasta ahora consideradas tallas grandes, han ido ganando terreno y cada vez, hay más marcas que se suman a acercar su moda a las tallas más diversas.

Este nuevo concepto incluye tallas desde la 40 hasta la 48. Las mujeres estamos cansadas de etiquetarnos en gordas, flacas, bajas o altas y somos más quienes nos animamos a compartir nuestras fotos y que el mundo entienda que la belleza es algo más que un responder a un canon impuesto, que el estilo no está ni de lejos limitado mas que a nuestro ingenio.

@Escribir Sin Hacer Ruido