Amor & Polvos

“No mereces que te quieran” y otras mentiras que te han hecho creer

Si nunca has oído la expresión “gaslighting” o “hacer luz de gas”, te contaré que se trata de una técnica de manipulación y abuso emocional cuyo objetivo es hacer que la víctima se cuestione su propia realidad.

¿Por qué te cuento esto? Pues porque las siguientes frases que vas a leer a continuación son fruto del gaslighting que hemos sufrido a lo largo de nuestra vida, sobre todo por parte de exparejas o relaciones tóxicas.

Pregunté en mis redes sociales si alguno de mis contactos o seguidores alguna vez había sido víctima de gaslighting, y lo que vas a leer son frases reales de personas que han decidido compartir parte de su historia.

“Tienes suerte de que yo esté contigo, porque nadie más aguantaría tus tonterías”

¿Cómo logras encerrar a una persona? Pues haciéndole creer que la prisión es el mejor sitio para ella.

Cuando un maltratador psicológico te hace creer que no mereces nada más, que la única forma de ser feliz es bajo su “protección” o que sin él estarías destrozada, es difícil salir del pozo. Y es así como empieza el maltrato, minando tu autoestima.

“Normal que no tengas apenas amigos, eres bastante difícil de tratar”

Esta es la manera que tienen los maltratadores psicológicos y las personas tóxicas de justificar tu aislamiento.

Piénsalo, te aleja de tus amigos y familia y te pone en contra de cualquier persona que sabe que es una mala persona para que tú no te des cuenta. Te necesita sola y hundida.

“No actúes como una loca, está todo en tu cabeza”

Si una persona te llama “loca” (ascazo de palabra, por cierto), huye. Y es que los expertos en gaslighting saben bien cómo hacer que desconfíes de tus 5 sentidos. Es como si él se convirtiese en la única fuente de información fiable.

“Yo nunca he dicho eso”

Esto se relaciona con el punto anterior, pero de una manera “más bestia”. Tú estás segura de que te dijo esa cosa tan hiriente. Recuerdas sus palabras, recuerdas la forma de decirlo y recuerdas el momento exacto, pero es capaz de hacerte cuestionar tu propia memoria.

Creedme, lo hacen a propósito. No es que no recuerden haberte insultado, menospreciado o faltado al respeto, sino que disfrutan generando confusión en ti.

“Era sólo una broma, ¿por qué te lo tomas tan en serio?”

Y cuando les resulta imposible negar lo que han hecho, se justifican diciendo que era una broma o, peor aún, que lo hacían con buena intención POR TU BIEN. ¿Cómo puedes insultar a alguien por su bien? Es incomprensible.

Normalmente estas frases provienen de la pareja y son una señal CLARÍSIMA de que hay maltrato psicológico, pero también pueden darse en el grupo de amigos o incluso en la familia.

Si os habéis sentido identificados mi consejo es que pongáis tierra de por medio con esa persona, aunque os cueste trabajo. Alguien que os hunde, que os manipula y que os quiere ver sufrir NO os quiere. Y si no eres capaz de gestionar todo esto por tu cuenta o el gaslighting te ha provocado secuelas psicológicas, pide ayuda profesional. Déjate ayudar.

Autora: Marina Pinilla

Redes sociales: @ManriMandarina

Compartir:

Comentarios están cerrados.

Login