Lifestyle

Probamos el chisme que te permite mear de pie sin tener rabo

Yo no sé si a todas vosotras os hace la misma ilusión que a mi, pero yo desde pequeña siempre he envidiado ese momento de cogerse la chorra y mear de pie, o incluso enfocar tu pis para donde te dé la santa gana.

Pues ese momento queridas ha llegado.

 

El invento en cuestión se llama Pee-Buddy. Y es como una especie de cartón con forma de embudo, que tú te colocas en el chirri, justo debajo del agujerito donde sale tu pis, y en cuanto empieza a salir el chorrito se desliza por dentro del aparatillo y el chorro va directo al wc. Vaya como si tuvieras pene pero de cartón.

Yo que lo he probado he de decir que a las que llevéis el parrús todo depilado ya sabéis que el pipí no sale en chorro recto sino que va un poco a su rollo, tipo aspersor. Y claro pues alguna gotilla se sale del  cacharro. Pero creo que a las que no lo llevéis tipo baby born, no se os escapa nada. Y la verdad, parece una tontería, pero cuando sales de casa y tienes que ir a según que baños, que aunque no te sientes te da asco hasta acercarte a ellos, me parece un invento maravilloso.

Puedes hacer pipí a distancia, y si salpica algo, total no se va a notar. Y luego el cartoncito directo a la papelera y listo.

Desde luego en mi bolso no falta ya cada vez que me voy  de fiesta. Que a veces he estado a punto de morir explotada por mi propio pis, por no querer hacerlo en ningún baño de los que entraba y en la calle tampoco. Y ahora con el pee-buddy, me lo saco y a mear donde me pille, chica. Qué maravilla.

Además hacer pipí de pie te facilita mucho la vida, no tienes que bajarte los pantalones o las medias hasta las rodillas ni enseñarle todo el culo a tu amiga que está vigilando que nadie venga y te vea si te da un apretón que no puedes más en un parking, por ejemplo. Allí  al entrar al lavabo tú ya eres consciente que con la cantidad de gérmenes y bacterias que hay, si te bajas las bragas morirás de una enfermedad rara entre terrible sufrimiento en menos de 6 meses.

Por lo que decides que es mucho mejor hacer pis entre dos coches mientras tu amiga vigila que no venga nadie, y las cámaras de seguridad te enfocan y el vigilante se guarda la grabación con el riesgo de que tu culo en pompa salga en youtube y se haga viral. Pero entre morir y eso, pues esperas que solo te conozcan por el culo tu ex y tu madre y listo. Si a la que se le ve la cara claramente es a tu amiga la que vigila. Eso es la amistad verdadera y lo demás pues tonterías.

Así es que os recomiendo que os compréis el pee-buddy aunque sea para echaros unas risas, porque yo desde que lo tengo ahora ya no vamos al lavabo de dos en dos, ahora nos metemos las 5 juntas para ver como sale el chorro disparado mientras unas lo graban para el chat de amigas. O para si de repente te haces política tener pruebas tuyas para ir al Sálvame. Y las otras cuatro se parten de la risa que les da cuando les dices: «O paráis o me giro y os meo encima».

Así funciona esta maravilla

Qué bonito, qué fino y qué limpio todo ¿verdad? Es lo que tiene hablar de pis, que siempre se te va de las manos, aunque con el Pee-Buddy ni te las manchas. Todo son ventajas.

 

Puedes comprarlo aquí 

Compartir:

Login