Cultura

5 razones para dejar de ser la única que no ha visto Juego de Tronos

Aquí todas somos fanses del Juego de los Tronos, empezando por la obsesión que tenemos por Kahl, pasando por lo maravillosas que nos parecen las mujeres que aparecen por la serie y terminando con lo que nos gusta sufrir viendo cómo en esta serie la vida te da reveses como panes, al igual que en nuestra realidad.

Así que sin más dilación, procedo a hacer una lista de razones por las que deberías ver Juego de Tronos si aún no lo has hecho, porque más vale tarde que nunca y, en caso de que ya la hayas visto, pues simplemente te voy a hacer desesperarte más ante la inminente llegada de la temporada final:

1. Hay cuerpos. Tetas, culos y PENES

En esta serie no solamente tienen lugar los desnudos femeninos, aquí todos al aire o el rey al río. Parece una chorrada, pero es que nos tienen tan acostumbrados a ver solo tetillas que cuando de repente en cualquier serie sale un señor desnudo, nos volvemos locas y hasta nos da cosilla mirar a la pantalla. AQUÍ SOMOS DE CUERPOS, SEAN DE QUIEN SEAN.

2. Tyrion Lannister

Si en WeLoverSize somos de algo es de Body Postive, de sapiosexualidad y de ser capaces de mirar más allá de la superficie y no hay personaje que condense todo lo que apoyamos mejor que él: Tyrion. Es enano, hermano de pibones, llenito de traumas y aún así capaz de merendarse con sus palabras a todo el maldito reparto. Es listo, estratega, divertido, amable, valiente y tan blandito que te quieres morir.

Los personajes de esta serie molan muchísimo y puede que este esté a la cabeza de todos, ¿cómo un ser que nace en el lugar equivocado, rodeado de la gente equivocada y de la peor manera posible es capaz de buscarse su sitio, de desarrollarse de la mejor manera posible y de sacarse las castañas del fuego para poder ser feliz?

3. Los paisajes. Los jodidos y malditamente preciosos paisajes

Si esta serie consigue algo es transporte a lugares, te hace viajar sin levantarte del sofá, te hace creer que los malditos siete reinos existen y te deja con ganas de pillarte un avión e irte allí a que te maltraten o algo, porque vamos, por ver esas montañas, esos mares y esas ciudades bien merece la pena arriesgar la vida si es necesario.

Además, que ya no es ningún secreto que han venido estos señores a nuestra amada España para rodar en localizaciones de nuestra península. También han estado en países como Reino Unido, Islandia, Malta, Marruecos o Croacia. Otra cosa no, pero el equipo de la serie viajar ha viajado. Quién pudiera.

4. Porque te enseña a querer ser mejor persona

Mira, esto os puede parecer una chorrada y no me extrañaría que alguien me tachara de loca, pero es que lo estoy diciendo totalmente en serio. Esta serie te inspira muchísimo, te hace querer ser más polivalente, te hace querer llegar más lejos, te hace querer ser más guay y qué queréis que os diga, no todas las series consiguen eso.

¿Quién no quiere ser una líder como la Daenerys? Ir por ahí con tus dragones salvando peña, liberando esclavos, quemando malos, vamos no me jodas, es que suena a planazo. Pues hombre, con nuestro trabajo no podemos hacer tanto, pero sí que hay momento en los que sacas a la Khaleesi que llevas dentro y dejas que te toreen menos de lo que deberían.

Además, en esta serie no solo te dicen que puedes conseguir las cosas a la fuerza, a todos nos vendría bien un frasquito de fuego valyrio y un par de espadas de siete kilos cada una, pero también nos enseñan que hablando se entiende la gente. Aquí la peña se reúne y argumenta y a base de palabras ves cómo van avanzando en la vida. El poder de la dialéctica, queridas mías, ya nos lo decían en la antigua Grecia. Desarrolle usted una buena oratoria y se comerá el mundo.

5. Las mujeres

Las mujeres, las malditas mujeres de esta jodida serie. Es que inspiran a cualquiera, colega. Las tienes que se pegan con señores y se los cargan a todos, las que no salen de su casa y se dedican solamente a hablar para sobrevivir, las que utilizan sus mejores armas para dominar el mundo y las que son jodidas líderes natas y no hay cosa que las frene.

De verdad que es un gustazo ver esta serie por los personajes femeninos que tiene, por el empoderamiento de la mujer que se enseña, por la realidad que se muestra de ellas. También te enseñan que la desigualdad existe, pero se combate. También ves que hay mujeres poderosas, pero acaban cayendo. También vives cómo hay mujeres que no son nadie y se acaban convirtiendo en todo.

Aquí cada una tiene a su propia favorita, yo soy del Team Sansa Stark, mujer criada para ser ama de casa, dispuesta a coser, a tomar el té y a ponerse guapa desde las seis de la mañana por si le salía un pretendiente. Acaba siendo la más feroz de todas sin necesidad de empuñar espadas. Crece, aprende y sobrevive, a base de inteligencia y cabeza.

Pero vamos, quién no ama a Arya, a la Khaleesi o incluso a Cersei, sin olvidarnos de Brienne de Tarth o de la puta ama de Olenna, la abuela de Alto Jardín. Aquí todas tienen chica, colega. No hay ni una sola que pase desapercibida y we stand for that.

Compartir:

Login