Cultura

De esos realities que marcaron mi adolescencia y la TUYA

Me he criado viendo realities. Sí, por friki o raro que suene, es la pura realidad. Prácticamente desde que empezó mi pre-adolescencia he visto al otro lado de la televisión a cientos y cientos de personas que han puesto sus vidas ante las cámaras por el bien de nuestro entretenimiento (o por el mal, todo sea dicho). Soy una fiel defensora de que ver este tipo de programación no te hace más o menos inteligente, y es que al fin y al cabo cada uno pasa su tiempo libre como le viene en gana.

Recuerdo a mis padres diciendo lo terrible que les parecía aquella idea de otorgar las 24 horas de tu vida a un programucho de televisión. Escucharlos criticar cada segundo incluso cuando en Telecinco se repetía aquello de ‘y después… Gran Hermano‘. Estábamos viviendo todo un cambio en el mundo de la programación y aquello de la vida en directo parecía habérsenos quedado corto. Así que los diferentes canales nos regalaron más y más y más… Vamos, que desde aquel primer GH (irrepetible, por cierto) han sido muchísimos los realities que han querido colmarnos con horas y horas de música, magia, frikadas varias e incluso ensayos de actores. ¿Los recordáis?

GRAN HERMANO

Que si estudio sociológico, que si experimento televisado. Mercedes Milá (y todo su elenco de expertos en televisión) nos vendieron este primer Gran Hermano como la revolución hecha programa. No se equivocaron, la verdad. Fue único, real y una auténtica locura en todos los sentidos. De los que llegaron después, mejor no hablamos, ¿no?

EL BUS

Pues un ‘culo veo, culo quiero’ de manual. Antena 3 vio el filón que GH había sido para su competencia y no se quiso quedar atrás. Así llegó ‘El Bus’, el reality en el que el grupo de participantes recorrían España en un autobús (obvio) y montaban su chiringuito en cada parada. Poco recuerdo yo de este pseudo Gran Hermano motorizado, al menos nada reseñable más allá de aquella frase de ‘¡arranca el autobús!‘, y ¡ea! Todos en marcha.

OPERACIÓN TRIUNFO

¿Cual era la mayor crítica a los recién llegados realities? Pues que los concursantes se pasasen horas y horas vagueando y tocándose el higo. Televisión Española decidió poner fin a esto y trajo a su parrilla uno de los mayores bombazos de la tele, Operación Triunfo. ‘Pero míralo, ese que canta es un obrero del andamio, ¡qué crack el tío!‘ decía mi padre entusiasmado viendo a un jovencísimo Bustamante sobre la pasarela. Con OT todo pareció cambiar, aquellos chicos estaban dentro de una academia, grabados las 24 horas el día, pero no se tocaban el higo precisamente. Reality cultural.

ESTUDIO DE ACTORES

Y como no, Antena 3 también se quiso sumar a la gallinita de los huevos de oro. Por lo que ante el inmenso éxito del programa de cantantes, ¿por qué no sacar uno exactamente igual pero de actores y actrices? Recuerdo verlo el primer día ya un poco dudosa de que aquello cuajara, yo, una adolescente de apenas 15 años. Creo que fueron dos o tres los programas que se llegaron a emitir de tremenda copia sin sentido. Por lo que he leído, tras la cancelación llegaron ciertos problemillas legales con concursantes, producción… Cosas que pasan.

POPSTARS

Telecinco tuvo algo más de suerte al unirse al show de los realities musicales. Yo es que escucho Popstars y no puedo remediar ponerme a cantar con voz repipi aquello de ‘todo por un sueño, somos Popstars, lo vamos a lograr‘. Jesús Vázquez como presentador y un gran grupo de chicas (only) persiguiendo pues eso, su sueño de ser divas del pop. De todas ellas, y mira que eran unas cuantas, fue Roser la única que realmente llegó a llamar la atención del público. El mismo día de la final, en pleno directo, renunció a su puesto en el grupo musical que formarían las ganadoras y dijo ‘adiós’ con un contrato discográfico en la otra mano. De las Bellepop (que así se llamó el grupo en cuestión) poco se supo, al menos no más allá del primer y único disco que publicaron.

CONFIANZA CIEGA

Este programa pasó desapercibido para muchos pero de veras, si os queréis reír a gusto ante una tarde de aburrimiento, os lo recomiendo. Antena 3 fue el culpable de este reality sobre el amor y los celos. Tres parejas en un precioso resort del Algarve portugués. Ellas por un lado, ellos por el otro. Y tanto unas como los otros, conviviendo durante quince días con un grupo de hombres y de mujeres dispuestos a hacerles caer en la tentación. La maravilla de esos primeros realities donde realmente los concursantes no tenían ni idea de donde terminaba la realidad y empezaba el programa. Tanto unas como los otros creyéndose por completo que sus acompañantes estaban locos por ellos y, para más morbo, viendo distintos vídeos de sus parejas (editados por la producción) que les hacían creer que eran los cornudos de España. No olvido aquel ‘tíaaaa Nube, que se me ha declarado Saendy‘. Tenéis todos los capítulos en Youtube. De nada.

HOTEL GLAM

Fue allá por el 2003 cuando Telecinco decidió sumar a los famosillos al elenco de participantes de la tele-realidad. Una vez más tirando de Jesús Vázquez como maestro de ceremonias, pero en este caso sin música de por medio. Pocholo, Dinio, Yola, Yurena (Tamara para los amigos) o Jorge Berrocal (aquel de la pierna encima de GH1) fueron algunos de los invitados a este hotel del frikeo y el despiporre. Una especie de premonición a lo que hoy en día es GH Vip que nos dejó momentazos tan grandes como la dichosa mochila de Pocholo o el hilillo del tampón de Aramís asomando para saludar.

LA CASA DE TU VIDA

La cadena reina de los reality shows, Telecinco, también fue la precursora de este programa en el que diferentes parejas llevaban a cabo la reforma de una casa en obras para optar, ni más ni menos, que a quedársela. Si con OT aprendimos lo que eran los tonos y los semitonos, este concurso de albañilería nos dejó claro aquello del alicatado, los morteros y un millón de historias más. El recuerdo que me queda de la primera edición (vamos, la única que vi) fueron las discusiones repetidas de los participantes. ¡Ah! Y Rufino, el padre de Mónica, que se recorrió la parrilla de Telecinco durante meses y meses.

Sí, se me quedan muchas viejas glorias en el tintero. Ojalá tiempo y espacio para hablar de joyitas del nivel de ‘El Castillo de las mentes Pordigiosas’ o ‘Me gustas tú’, ‘Libertad Vigilada’ 0 la mítica ‘Granja de los famosos’. Demostrado está que esto de los realities da para mucho, amigas.

Mi Instagram: @albadelimon

Compartir:

Login