Una de mis pasiones ocultas es la repostería. Siempre me trae recuerdos de cuando era niña y me pasaba domingos enteros ayudando a mi madre a hacer dulces varios. Así que en estos días en los que tengo tanto tiempo libre, me estoy reencontrando con esta pasión. Por eso, hoy quería compartir con vosotras la receta de galletas de mantequilla tradicionales con la que he triunfado en más de una ocasión. A parte, seguro que las que tengáis niños/as en casa podréis aprovecharla para pasar una tarde de lo más entretenida.

En su momento busqué mil y una recetas de galletas de mantequilla (¿Quién no recuerda las galletas de la caja azul que luego se convertía en costurero?). Y al final, di con aquella que me pareció más sencilla y que requería menos tiempo e ingredientes. Así que vamos lío.

Simplemente necesitaréis:

  • 200 gramos de mantequilla en pomada (Medio deshecha).
  • 200 gramos de azúcar glass.
  • 400 gramos de harina de repostería.
  • 1 huevo.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.Ingredientes básicos

A partir de aquí, nos ponemos manos a la obra:

  1. Batir la mantequilla en un bol hasta que se blanquee. Nunca he sabido entender el punto de blanquear la mantequilla, pero a mí me queda tal que así.

    Esto parece ser blanquear la mantequilla

  2. Añadir el azúcar sin dejar de batir.
  3. Incorporar el huevo y seguir batiendo.

    Añadir huevo

  4. Añadir la harina poco a poco sin dejar de batir.
  5. Incorporar la esencia de vainilla.
  6. Acabar de mezclar todo bien con las manos, ya que habrá quedado una masa más bien compacta que la batidora no te dejaré batir.

    Así de sólida os debería quedar

  7. Tapar con papel film y dejar reposar 5 minutos en la nevera. Yo a veces lo dejo más tiempo, no hay problema.

    Pegad bien el film a la masa para que no entre aire

  8. Cubrir una superficie con harina y coger una porción de masa. Extenderla bien con un rodillo.
  9. Hacer las figuras con un molde de galletas. Si no tenéis, podéis hacerlas con un simple vaso de cristal. Calculad un grosos aproximado de medio centímetro.

    La parte más divertida

  10. Colocar en la bandeja del horno sobre papel vegetal y hornear por arriba y por abajo a 200º. Estarán listas en cuanto empiecen a dorarse por los bordes. Yo calculo 10-12 minutos, pero id controlando porque depende de cada horno.

    Vigilar de cerca porque se hacen muy rápido

  11. Dejar enfriar en una rejilla (Yo utilizo la misma del horno) y guardar en un recipiente de metal o de cristal (No de cartón o plástico, ya que se pueden ablandar.

    Ahora a enfriar

  12. Si lo deseáis, podéis añadirle cuando estén frías alguna cobertura. Yo en este caso a algunas les he añadido cobertura de chocolate, pero simplemente sin nada están de vicio.

¿Qué os parece? ¿Es fácil o no es fácil esta receta de galletas de mantequilla tradicionales? ¡Qué aproveche!