Respuesta a: Soy un bicho raro?

Carol
Carol on #303252

He vivido algo similar y tengo un final feliz que contar, a ver si te ayuda y te llega a ti también. He estado siete años con un chico, desde los 16, perdí la virginidad con él a los 18 y lo he querido un montón. Pero en el sexo nunca nos fue bien, siempre me dolía, no me excitaba y llegué a pensar que era un bicho raro incapaz de disfrutarlo. Al igual que tú, cuando estaba sola todo era muy normal: las fantasías, la masturbación, incluso hablar con él de eso, pero al follar siempre mis ganas eran cero y eso acabó por hacer que rechazara el sexo totalmente. Ni él, ni la situación me excitaban. Creo que influyó el hecho de que teníamos muchos más problemas y al final lo acabamos dejando. También lo consideraba un capítulo negro en mi vida. No me sentía cómoda hablando de ello porque era como: sí sí vale a todo el mundo le encanta pero a mí no y no sé por qué. La verdad es que, en mi caso concreto, algo que no pude superar durante esa relación fue el dolor de la penetración y me fui bloqueando y ya empezaba pensando que me iba a doler. Craso error. El caso es que conocí a otro chico. Yo soy hiper lenta relacionándome con la gente y no doy un paso sin estar segura de que será firme. Cosa de personalidades vaya. El chico me gustaba mucho, fantaseaba con él y tenía muchas ganas de tirármelo. Ahí empecé a ver que tan mal no me funcionaba la cabeza. Antes de hacerlo sí, tenía miedo, ¿y si me sigue doliendo? ¿Nunca disfrutaré? Por eso mismo hasta que no estuve convencida de que mis ganas eran más grandes que mis miedos e inseguridades, no lo hice. Me di tiempo a estar muy cachonda, cosa que no me permití en el pasado por la presión de complacer a los demás, otro error, porque al final coges asco a algo que no haces porque quieras. Bueno, con este chico no me dolió, no sentí una barbaridad, pero no me dolió, que ya es un paso. Y a raíz de eso entendí que el problema con el anterior no había sido mío sino de los dos. No eramos compatibles, sencillamente. Sigo sin ser capaz de sentir mucho, pero cada vez más. Y aunque al principio no sea lo mejor, si el chico te gusta y repites y repites comienzas a sentir deseos cada vez mayores y al fin, tener un comportamiento sexual «normal». Es cuestión de darte tiempo y encontrar a aquel con el que seas compatible. Yo soy mucho más feliz ahora, ya no tengo la presión de sentirme incapaz de disfrutar de lo más natural del mundo que es el sexo. Seguro que si te das tiempo para analizarte y estar a gusto con las personas con las que estés, lo consigues.

Respuesta

Login