Carta a mi madre. Lo que algún día me atreveré a decirte.

Inicio Foros Querido Diario Familia Carta a mi madre. Lo que algún día me atreveré a decirte.

  • Autor
    Entradas
  • Tú hija
    Invitado
    Tú hija on #702996

    Necesito que entiendas cómo me siento, no para reprocharte nada pero sí para que conozcas mi parte de la historia, puesto que cada una de nosotras ha tenido y tiene una vivencia diferente.

    Tienes muchas cosas buenas como persona y como madre, eso no lo voy a discutir en la vida, eres fuerte, eres resolutiva, y siempre te has desvivido porque no nos faltase nada material. Además también quiero que sepas que te quiero mucho.
    A pesar de eso, también hay dentro de mí un sentimiento de rabia y rechazo que cada vez crece más, porque me siento muy dolida contigo, como hija y como persona.
    Quiero decirte antes que nada, que también entiendo que tú puedas sentir cosas negativas, porque no soy perfecta y también me equivoco, pero solo puedo hablarte de lo que yo tengo dentro, así que solo me voy a centrar en eso, porque es lo único que conozco a ciencia cierta.
    Me has hecho mucho daño mamá.


    Tanto, que siento odio y no sé cómo deshacerme de él. Además es curioso, porque me siento culpable por sentirlo, ya que al mismo tiempo te adoro, y ese es el motivo por el que sigo manteniendo esta relación tóxica y malsana que tenemos.
    Me has hecho daño mamá.
    Me lo haces cada vez que invalidas mis sentimientos, cada vez que no te paras a preguntarme cómo estoy porque tu prioridad eres tú y tus propios problemas. Cada vez que me has usado como un desahogo, a pesar de saber que yo también estaba atravesando un momento difícil. Cada vez que me has encontrado llorando y me has dado la espalda porque «no puedes verme mal». Cuando te llamé por primera vez (y última) estando rota y me colgaste el teléfono tras decirme «a mí no me llames para esto» porque no sabias cómo afrontar el verme «siendo débil». Cada vez que me has comparado con mi parte paterna de una forma despectiva. Cada vez que le has quitado importancia a mis logros porque es que «yo tengo más capacidad y para mí es más fácil todo». Cada vez que me has dicho que «es que tú no eres fácil de llevar con el carácter que tienes» cuando he intentado contarte que mis relaciones no iban bien. Cada vez que juzgabas mi apariencia por estar gorda con la excusa de «es por tu salud», o cada comentario despectivo cuando estaba comiendo. Cada vez que me has mirado mal por estar tumbada en el sofá en lugar de haciendo «cosas productivas». Cada vez que te has enfadado y me has dicho algo doloroso, a sabiendas, y después no has sido capaz de disculparte porque «es que tú eres así y es lo que hay». Cada vez que me has hecho sentirme mal por decir que no a algo que me pedías. Cada vez que me atacabas cuando me veías mal porque preferías que «estuviera enfadada a triste» y lo único que salía de tu boca eran comentarios hirientes. Cada vez que has usado mis vivencias personales para hacer un «pues yo más», como si en cada caída mía, las rodillas que se rasparan fueran las tuyas. Cada vez que has llegado cansada y lo has pagado conmigo, o cada vez que tus sentimientos te ahogaban y lo volvías a pagar conmigo. Cada vez que iba a casa por vacaciones y lo único que hacíamos era discutir. O cada vez que iba y priorizabas estar con otras personas a pasar tiempo conmigo. Cada vez que me ha faltado un «enhorabuena hija, estoy orgullosa de tí». O cada uno de los abrazos que nunca me has dado.
    Sabes de sobra que he intentado hablar contigo de esto una y mil veces, y que siempre he sido clara y te he explicado lo que me hacía daño y lo que necesitaba de tí. Gracias al universo por ayudarme a entender mis sentimientos y hacer de mí una persona comunicativa.
    Hace mucho que no lo hago, ni lo voy a volver a hacer porque ya hace tiempo que entendí que cada persona es como es, y tiene una gestión emocional diferente. Además yo no puedo obligarte a que hagas cosas que no te nacen, no pasa nada, de verdad.
    Lo que sí puedo decirte es que realmente no entiendo qué es lo que he hecho tan tan tan mal, para recibir todo esto por tu parte. Nunca he llegado a entender el motivo real de tu rechazo hacia mi persona, y eso es algo que me cuesta muchísimo aceptar, porque sabes que necesito entender las cosas, pero bueno, eso es algo que yo misma necesito resolver en mí.
    Sí, es cierto que no soy tan ordenada como tú necesitas que sea. También es cierto que no tengo la misma «sangre» que tú a la hora de hacer las cosas. No me preocupo por la ropa de la misma forma que tú, ni tengo un físico que entre dentro de los cánones de belleza actual. En un momento de mi adolescencia también fui mala estudiante, dejé de ir a clase y te mentí al respecto. Alguna vez también te he dicho cosas dolorosas. Todo eso lo reconozco, no soy perfecta, ni lo pretendo porque es imposible.
    Pero también considero que he sido una persona medianamente responsable. Empecé a trabajar mucho antes de la edad legal establecida, llegando a ser independiente económicamente muy pronto, nunca dejé de estudiar, me independicé pronto, me he sacado una carrera mientras seguía trabajando, y sigo trabajando y formándome al mismo tiempo. No tengo ningún problema de adicciones, bebo de forma muy puntual, fumo tabaco vale, pero nada más… No sé, soy una persona normal. Y creo que, con todos mis defectos, a día de hoy soy una persona de bien, intentando llevar una vida normal, y luchando a diario para conseguirlo.
    Entonces, ¿por qué? ¿Te he causado problemas que yo no conozco? ¿Han sido tan imperdonables? ¿De verdad son mis defectos tan gordos como para generar todo eso en tí? Es lo que más doloroso me resulta, el llegar a pensar que mi mayor defecto fue nacer, y siento decirte que yo no lo elegí.
    Lo siento, pero soy la persona que soy, te guste o no, y, aunque me quede mucho trabajo por delante, me siento orgullosa de quién soy.
    También quiero decirte que no pienso que seas mala madre. Entiendo que tu vida tampoco ha sido fácil, y comprendo muchos de los comportamientos que me hacen daño, aunque eso no hace que dejen de dolerme.
    Por eso mismo necesitaba verbalizarlo, soltarlo, o como quieras llamarlo, y si, en algún momento, esta carta sirve para que me entiendas y comprendas mis decisiones un poco mejor, bienvenida sea.
    A pesar de todo, te quiero mamá, y ojalá algún día te quieras tú también.

    Responder
    Tuhija
    Invitado
    Tuhija on #702998

    Gracias por este espacio taaaan necesario. Sed libres también de opinar, igual nos ayudamos mutuamente a recolocar estos sentimientos tan feos💜

    Responder
    Médico SS
    Invitado
    Médico SS on #703024

    Creo que has sido víctima de una madre narcisista, su chivo expiatorio. Busca información al respecto, quizás te sientas identificada.
    También creo que te vendría bien acudir a un psicólogo que te pueda ayudar a superar el trauma que dicha situación te ha creado, ese trato durante la infancia y la adolescencia dejan huella en la vida adulta. Sobre todo ten claro que tu no tienes culpa de nada. Un abrazo

    Responder
    Malahija
    Invitado
    Malahija on #703032

    Yo hace años rompí relaciones diplomáticas con la señora que me parió, no soy capaz de escribir los sentimientos como tú, porque no lo merece y porque no lo entendería, porque ella siempre será la que tiene la razón y yo la mala hija.
    Algún día las personas entenderán que no siempre “madre no hay más que una” o “el vínculo de la sangre”
    Un abrazo, has sabido sobrevivir a la psicópata que te ha tocado como madre

    Responder
    Tuhija
    Invitado
    Tuhija on #703411

    Sí, he tardado 30 años en darme cuenta de que tengo una madre narcisista, pero oye nunca es tarde😅 Muchas gracias por tu recomendación, de hecho estoy buscando psicólogo/a porque al final, por mucho que lo entiendas o lo intentes, necesitas sanarte. Un abrazo enorme 💜

    Responder
    Tuhija
    Invitado
    Tuhija on #703414

    Fíjate que a mí lo que más difícil me resulta es romper el contacto con ella completamente. Y sinceramente me parece la decisión más sana y más valiente, pero a día de hoy me ha resultado imposible. También te digo que lo que escribo y cómo lo hago no lo hago por ella, porque me identifico muchísimo con tu comentario, yo siempre voy a ser la mala hija, da igual lo que haga o no haga. Pero en este caso pienso que la que se merece sentirlo así soy yo, porque soy yo la que no merece acumular tanto odio o rencor dentro, así que por eso mismo intento transformarlo dentro de mí (ojo que hay días que me resulta prácticaamente imposible 😅) Pero me merezco vivir en paz, y al final el dolor y el odio no te lo permiten, a mí por lo menos😅 Gracias por tu comentario, somos muchas al parecer las que sobrevivimos a esto😅 Un abrazo muy fuerte💜💜💜

    Responder
    Blanch
    Invitado
    Blanch on #703598

    Hola cariño, igual llego tarde y no me lees pero te quiero escribir igualmente porque el otro día te leía y me veía a mi misma.
    Como te han dicho, tu madre tiene un perfil de narcisista. Casi de manual eh. Como la mía. Son personas que no cambian y hacen mucho daño. Dejan heridas emocionales en sus hijos que son difíciles de sanar, es como si te tuvieras que reconstruir a ti misma de nuevo.
    Siento muchísimo que hayas pasado por eso. Yo corté contacto total con mis padres (ambos narcisistas) hace algo más de un año y ha sido muy duro para mi porque me veo muy sola, pero sin embargo, me siento mejor. Mi salud mental es objetivamente mejor y si acaso me queda todavía lidiar con el duelo que supone perder a tu familia y con las heridas y traumas que me dejaron de regalo. Aunque haya sido algo voluntario y una buena decisión, te sientes un poco huérfana prematuramente y te queda esa espinita de «todo esto podría haber sido diferente» y es dificil no culparte a ti misma y dudar de todo porque los narcisistas te hacen sentir que todo lo que te ha pasado es culpa tuya, aunque sea mentira.
    Yo por suerte tengo a mi pareja y su familia que han sido testigos del maltrato que he sufrido y han podido validar mis experiencias, pero a mi misma me costaba mucho hasta discernir si era algo que me merecía o algo normal. Y sin entrar en detalles, no, no era normal.

    Duele más aún cuando el daño viene de una figura de apego que se supone que te debe amar incondicionalmente y luego resulta que no es así, que ese amor tiene condiciones.

    Con este tochazo quiero decirte que te entiendo, que por favor intentes ser feliz y perdonarte a ti misma si es que te sientes mal. No es culpa tuya y tus sentimientos son totalmente válidos. Te diría que incluso no hace falta que perdones a tu madre si no quieres. Yo me he informado mucho sobre la personalidad narcisista y lo he ido relacionando con mi madre y su pasado, y la verdad aun sin querer volver a tener contacto con ella, me inspira más lástima que otra cosa y para mis adentros, puedo «perdonar» porque entiendo que ella ha sido una víctima más de una madre narcisista (mi abuela). Sin embargo mi padre no tiene perdón ninguno ni su pasado o experiencias pueden justificar sus acciones.

    En fin, si te manejas más o menos en inglés (algunos vídeos tienen subs) te recomiendo el canal de la Dr Ramani, una psicóloga especializada en la personalidad narcisita y te aseguro que te vas a sentir muy identificada con algunos de sus vídeos. Para mi fue terapeutico encontrarla la verdad. También da muchos consejos y técnicas para lidiar con esas personas si es que no puedes sacarlas de tu vida. Por último, si te lo puedes permitir…Busca un psicólogo que te ayude a digerir tus experiencias y a sanar. Yo no puedo permitirmelo aún pero en cuanto pueda, creo que será dinero bien invertido.

    Mucha suerte y te deseo lo mejor!

    Responder
    Oveja negra
    Invitado
    Oveja negra on #703624

    Hola preciosa,

    Parece que esa carta la he escrito yo, quería darte las gracias por verbalizarlo taaan bien.

    Yo estoy yendo a terapia, leyendo mucho por mi cuenta, y te recomiendo mucho mucho a Yvonne Laborda, apareció hace 3 años en mi vida y ha sido terapéutico conocerla. Hay mucho contenido en internet.

    Un abrazo enorme, no estamos solas nunca más ❤️

    Responder
    Tucker
    Invitado
    Tucker on #705111


    No sabes cómo te entiendo. Mi madre es mi peor enemigo.

    Responder
    Irene
    Invitado
    Irene on #705138

    Hola «tu hija»! Si tu carta me dicen que la escriba yo, lo haría punto por punto y letra por letra, igual a la tuya. Me siento 100% identificada contigo, es una triste realidad, por lo que veo en otros comentarios, que nos pasa a lxs hijxs de madres y padres tóxico y narcisistas. Es estupendo que hayas podido expresar tus sentimientos de una manera tan educada y precisa, escribir es una terapia perfecta como me dijo mi psicóloga. Es muy duro ponerle una etiqueta tan desagradable a alguien de nuestra familia, pero es necesario para curar y sanar. Te recomiendo un libro que hace poco descubrí y en el que también me veo muy reflejada, espero que te ayude. Ánimo y a seguir siempre adelante!
    «MADRES QUE NO SABEN AMAR» DE KARYL McBride

    Responder
WeLoversize no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta web por colaboradores y usuarios del foro.
Las imágenes utilizadas para ilustrar los temas del foro pertenecen a un banco de fotos de pago y en ningún caso corresponden a los protagonistas de las historias.

Viendo 10 entradas - de la 1 a la 10 (de un total de 23)
Respuesta a: Carta a mi madre. Lo que algún día me atreveré a decirte.
Tu información: