No sé si estoy preparada para vivir con tantos lujos