¿Soy la única que tiene comoplicaciones con la voz?