kapil-dubey-83722
  • Lifestyle

    Las mejores excusas para no quedar con la gente

    Share on Facebook92Tweet about this on TwitterEmail this to someone
    Es martes por la tarde y por uno de los millones de grupos que luchan por sobrevivir en mi Whatsapp escribe una amiga para ver si quedamos este domingo. Así de primeras me ha parecido una idea de puta madre porque hace un montón que no las veo, pero enseguida empiezan las pegas y  las peticiones:
    Unas no pueden de mañana, otras no pueden de tarde, otra está de viaje, que si me viene mejor aquí, que si me viene mejor allí, que si resulta que tengo comida familiar yo me apunto después…blablabla.
    Supongo que no siempre pasa y no con todos los grupos de amigos, pero por culpa de mi ansiedad no siempre puedo controlar que me apetezca hacer ciertas cosas y si te pasa lo mismo sabes de lo que te hablo. A veces ‘you just can’t even’ y tienes que quedarte en casa a poder ser en alguna postura horizontal intentando coger fuerzas para darte una ducha, let alone, quedar con gente.
    Principalmente lo que más pereza me da es el tener que desplazarme siempre para ver a según que amigos. Hablo de 60 km no 10 min en metro. Y así estoy siempre con unos o con otros, porque lo malo de tener a los amigos tan repartidos es ese. Quedar con ellos. Así que un poco por lo vaga que soy otro poco por el tema de la ansiedad y también porque me cansé de ser la que se moviliza casi siempre, he empezado a poner un montón de excusas que empezaron siendo de mierda pero que he ido perfeccionando con el tiempo para librarme de todas las quedadas que siento que me puedo evitar.
    1. Decir que no puedes desde el principio:
    No vas a quedar mal y si luego te aburres en casa y decides unirte quedas de puta madre. Te evitas mentir, que te pillen y quedar como una auténtica cutre. Yo suelo apostar por esto siempre que puedo.

    Luego les invitas a casa para que vean los resultados

    2. Spring-cleaning:
    Aún tienes primavera para poner en práctica esta excusa tan buena. Es ese finde del año en el que toca limpiar la casa a fondo y no lo vas a mover.
    3. Enfermedad:
    Si te preguntas cuál, la respuesta es CUALQUIERA.  A mí personalmente me da verguenza decir cosas flojas como resfriados así que siempre abogo por cosas de la tripa porque ahí la gente no se atreve a preguntar si llevas tres horas abrazada al water. Si acaso te dan ánimos y te ofrecen fortasec.
    ** Cuidado con ciertas enfermedades más serias. No olvides que se trata de que no te pillen**
    4. Ya tengo planes:
    #INVENT
    A ver puedes tener planes como cualquier otra persona, pero en este caso no es verdad. Mucho viernes me lo he pasado yo viendo algún estreno en Netflix y he usado la excusa de haber quedado y tener los planes desde hace tiempo para que nadie pueda cambiarlo a base de insistir.

    Trabajando como si fuera de verdad

    5. Cosas de curro:
    Especialmente si eres freelance, puedes acogerte a este epígrafe del texto. Aquí depende un poco tu trabajo y lo mucho o poco que te hayan liado tus jefes otras veces para poder hacerlo, pero no es imposible y las posibilidades de invención son casi infinitas. Aquí algún ejemplo:
    – Tengo que terminar el unos proyectos del máster
    – Me han pedido unos textos para el lunes
    – Mi jefe me ha hecho venir el fin de semana para avanzar cosas de la semana que viene
    6. No contestar:
    No contestar está feo. Eso es así. Dicho estotengo que añadir que como plan no está nada mal. La gente te llama y tu directamente no contestas haciéndote el dormido o el desaparecido en este caso. Funciona estupendamente cuando no sabes bien que excusa poner y necesitas un poco de tiempo para pensarla.
    7. Resaca:
    ¿Es la resaca suficiente motivo para no quedar con la gente cuando no te apetece verla?
    ¡YO DIGO SI!
    La resaca cuenta casi casi como enfermedad si tenemos en cuenta una resaca de esas en las que te duelen todos los músculos del cuerpo por haber estado… no sé, bailando.
    8. Evento familiar:
    Aquí podemos entrar en un bucle infinito si tenemos en cuenta que yo me evito todos los eventos posibles, pero muchas veces es la mejor excusa durante el fin de semana para evitar salir de casa. Ahora que estamos en plena temporada de bautizos, bodas y comuniones puedes inventarte desde que tienes que ir hasta el drama de tener que ir a comprar el modelito. Al ser una cosa de familia luego no tienes por que tener fotos subidas en Facebook y así no te pilla nadie. Por otro lado, puedes evitarte los eventos familiares diciendo que tenías ya planes o cualquiera de las otras excusas, que no siempre son los amigos los que no te apetece ver.

    Igualito que los repartidores imaginarios

    9. Esperando un paquete:
    Desde que se puso de moda Amazon y los envíos a casa puedes acogerte a esto siempre que quieras. Sobre todo si tienes un historial de malos envíos y no te quieres arriesgar a tener que ir hasta un polígono de Getafe a por tu paquete de ropita imaginario.
    Con todo esto solo espero que si alguna de mis amigas lee esto (que ya se yo que no) sepa que a pesar de todo las quiero, pero también quiero que dejen de quedar siempre en el mismo sitio que además me pilla tan mal.
    ¿Tú qué excusas pones?

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Mirella González

    Madrileña de nacimiento pero guiri en el alma. Grafista. Amante de las series por encima de todas las cosas. También disfruto con la música, el cine, los gatos, las compras y las cosas bonitas.

    

    Login