Captura de pantalla 2018-01-26 a las 11.52.41
Lifestyle

Lovely Pepa ha abierto la veda, denunciemos el ciber acoso

Share on Facebook257Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Cinco años. Cinco años sin descanso insultándome, no se me olvidará nunca, ostra, calva, gorda, plagiadora y un etc de insultos que día sí y día también tenía que encontrarme en mi livejournal de gente que ni siquiera conocía, de gente mandada por tres personas que un día creí que eran mis amigas y usaban mis debilidades para atacarme.

El ciber acoso no es una broma, todos sabemos lo acontecido con los foros Vogue, lo más triste es que la mayoría son mujeres atacando a otras mujeres ¿Hasta cuándo? ¿Creéis que la libertad de expresión os da el poder de hacer lo que os de la gana? ¿Qué tenéis todo el derecho de vejar a una persona hasta hacerla sentir como si fuera una mierda? ¿Cómo si no tuviera que existir? Porque sí, eso es lo que pasa, día tras día te planteas como puedes poner fin a todo eso. Desaparece de las redes sociales y asunto arreglado. ¿Por qué? ¿Por qué tengo que dejar de hacer algo que me gusta y que puede ser mi trabajo? ¿Para qué tú te regocijes en mis defectos y ocultes los tuyos?

Porque todo esto se trata de eso, de inseguridad, de hacer daño para no reconocer que tú mismo estás hecho una mierda y por lo tanto atacas a los demás para sentirte mejor. Eres el abusón de clase, la popular que pisa a cualquiera para que todo se haga a su gusto, eres el que tiene miedo de reconocer que le problema eres tú, no los demás.

Os aseguro que cinco años sufriendo este tipo de trato es algo que te hace plantearte muchas cosas y que aún te hace mucho daño cuándo vienen de gente que has querido mucho y que has compartido cosas muy especiales, cinco años con miedo de abrir la red social y ver un nuevo ataque con insultos y vejaciones.

¿Por qué ser diferente es motivo de burla? ¿Por qué estar gorda es motivo de que quieran desestabilizarte hasta tal punto de querer desaparecer? ¿Por qué yo que no te conozco, que no te he hecho daño soy tan importante para ti como para que sea el centro de tus burlas y de tus malos actos?

Todas estas preguntas nos las hacemos y no obtenemos respuesta, y cuándo la obtenemos es siempre camuflada es: -Es mi opinión, opinar es libre en este país y no puedes quejarte.

Opinar no es insultar y vejar como sufren ahora mismo blogueras como @LovelyPepa o @LauraEscanes, opinar no es insultar y meterse con la ropa o las fotos de @natcurvyohana hasta tal punto de llamarla prostituta. Ya no se trata de si eres conocida o no, porque el ciberacoso se sufre todos los días, da igual si eres famosa o no, da igual si eres gorda o no, da igual si eres guapa o no, porque al parecer si eres diferente estás en el punto de mira de todo aquel libre de juzgarte y machacarte sin conocerte.

Y no, lo siento, no me vale la excusa del estoy opinando lo que me da la gana, ponte en el pellejo de la otra persona y piensa como te sentirías tú, verás como no es tan bonito como lo pintan.

Plataformas como Weloversize (mil gracias a Elena y Rebeca) hacen que nuestras voces al menos no se queden en el armario, la diversidad de cuerpos, de maneras de ser, de razas, de color es algo que debemos aceptar y respetar y no podemos dejar que el ciberacoso acabe con nuestras ganas de vivir, porque sí, es vivir, es querer hacer lo que te gusta e ilusionarte con ello.

Las palabras muchas veces tienen más poder que un arma y ese poder nos hace creer que todo está permitido en una sociedad que calla el acoso muchas veces por vergüenza, otras veces porque no nos creen y lo peor, la mayoría de las veces porque no se le da importancia.

Basta ya de acoso, basta ya de querer apagar el sol de cada uno solo porque tú creas que tienes poder para hacerlo. Mi voz es tan válida como la tuya.

ACTUALIZACIÓN: VOGUE HA CERRADO SU FORO Y SE SOLIDARIZAN CON LAS VÍCTIMAS DEL ACOSO. ESPEREMOS QUE ESTO NO SE VUELVA A REPETIR Y QUE CIERREN TODAS LAS WEBS QUE SE DEDICAN A ESPARCIR ODIO.

Blanca G. Tapia



Login