50742-show-93986 - copia
  • Querido diario

    Cosas que pasan cuando usas una talla 42

    Share on Facebook1,876Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Desde los 15 años cuando empecé a elegir mi propia ropa he usado una talla 42. Nunca he llevado otra talla, quizá en alguna época más flaca me ha podido servir una 40 y en otras más gordis una 44, pero en general la talla 42 ha sido la talla de mi vida. No tengo ni idea de lo que supone usar otras tallas, pero cuando usas una talla 42 pasan estas cosas:

    Cuando usas una talla 42 desde los 15 años sientes que estás gorda, aunque en realidad no lo estés. Cuando tus amigas del colegio usan una talla 36, no hay quien te quite la idea de que usando una 42 eres la gorda del grupo.

    giphy (5)

    No hay nada que odies más en el mundo que los Levis 501 con la talla impresa en la etiqueta del culo. ¿De verdad es necesario? En el instituto, todas tus amigas luciendo culazo con sus tallas 24 y tú que entrabas en la 32 a duras penas. Odiabas esa etiqueta maldita que ponía nombre a tu cuerpo, así que te inventabas cualquier excusa para decir por qué le habías quitado la etiqueta a tus Levis. Las tallas visibles siempre han sido el mal.

    giphy (12)

    Cuando vas de tiendas no eliges la ropa que más te gusta, sino las prendas que encuentras con la talla 42. Vas perchero por perchero, burro por burro buscando etiquetas con la talla 42, cual buscando a Wally.

    Cuando buscas pantalones, nunca piensas en Inditex porque en su 42 no te cabe el culo. ¿Por qué no más tallas 44 si es la talla más usada entre las españolas?

    giphy (11)

    Te sientes al límite de la vida. Eres la talla 42. Vives con miedo a engordar dos gramos y no poder a volver a pisar nunca más una tienda random.

    Intentas ponerte a dieta cada lunes.

    giphy (3)

    La gente te recuerda constantemente que con un par de kilitos menos estarías mejor. Que hagas más ejercicio, que con quitarte el pan bastaría o que dejes de comer hidratos es una constante en tu vida.

    Te vuelves loca de felicidad si viajas a Londres o a EEUU y encuentras millones de tallas 42  y todo te vale.  

    giphy (1)

    Te da miedo montar a caballo por si le aplastas o que tu chico te coja en volandas por si le provocas una ciática.

    La mitad de tu armario es de color negro.

    Sientes muchísima empatía hacia la gente con sobrepeso. Has tenido que escuchar tantas veces el absurdo que la talla 42 es de gordas que defiendes con uñas y dientes el movimiento body positive.

    Odias la canción de la flaca de Jarabe de Palo.

    giphy (2)

    Y lo peor de todo, es que aunque te encante tu cuerpo, te sientas súper sexy y ames cada centímetro de tu piel, hay días en los que vuelves a ser esa niña de 15 años y no puedes evitar sentirte gorda con tu talla 42, aunque en realidad no lo estés.

    giphy (13)

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de analactea

    Apasionada de la Comunicación y las RRPP. Me paso la vida buscando rincones con encanto. Las terracitas al sol en las que ver pasar a la gente son mi sitio favorito del mundo. Podría alimentarme de tortilla de patata.

    

    Login