autoestima
  • Querido diario

    ¿Por qué deberías empezar a trabajar tu autoestima cuanto antes?

    Share on Facebook159Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Soy la primera que reconoce que todo esto de “quiérete a ti misma”, “quererse es lo más importante”, y “me quiero más que ayer pero menos que mañana” le recuerda a Mr. Wonderful, con todo lo que esta marca conlleva (al menos para mí, que conlleva a vómitos). También soy la primera que hace años leía estas frases y casi se le escapaba una sonrisita, por no exclamar un gran “SÍ, YA, CLARO”. Como si todos mis problemas se solucionasen si yo me quisiera un poco más, ¿verdad?

    nonsense

    ¿Verdad que todas hemos pensado esto alguna vez? ¿Que lo de la autoestima suena muy bonito pero la vida real funciona de otra manera? Bueno, la vida real está ahí fuera, no responde a ningún tipo de reglas y por mucho que Mr. Wonderful lo repita, nosotros no nos vamos a comer el mundo todos y cada uno de los días de nuestra vida. Sin embargo, aunque el mundo esté ahí fuera, nuestra manera de percibirlo y vivir en él es fundamental, y solo depende de nosotros, de nuestros pensamientos, de nuestras creencias, de nuestras acciones y de nuestra actitud.

    Tener una autoestima baja nos afecta a todos estos niveles, por lo tanto, cambia nuestra manera de ver el mundo y de vivir en él. Una autoestima baja puede crearnos nuevos problemas prácticamente a diario, y lo que es peor, hace que nos enfrentemos a los problemas externos desde un punto de vista más negativo. Vamos, que si ya bastante complicado es vivir la vida, imagínate si somos nosotras mismas las que nos echamos una losa a la espalda, consciente o inconscientemente.

    Muchos expertos coinciden en que nuestra generación (los famosos millennials) se lanza a la edad adulta con unos niveles de autoestima más bajos de lo esperable. Según Simon Sinek, por citar a uno de esos expertos, esto se debe al entorno y la forma en la que fuimos criados y educados. Pero ahora que ya hemos crecido nadie va a intentar comprendernos y ayudarnos, tenemos que ser nosotros los que demos el paso más trascendental: el de recuperar nuestra autoestima. 

    raw

    Y a mí, esa persona que creía que todo lo de la autoestima era un cuento chino, me ha dado por convenceros a todos de que empecéis a valoraros. ¿Por qué? Por todas estas razones:

    •  Las personas con baja autoestima suelen tener miedo a cometer errores, tanto, ¡que dejan de hacer lo que quieren (o lo que deben) por miedo a fallar!
    • Las personas con baja autoestima suelen ser desconfiadas con los demás, pero al mismo tiempo, son capaces de renunciar a sí mismos con tal de que otras personas no los dejen de lado.
    • Desean y fantasean con muchas cosas, pero luego no se atreven a llevarlas a cabo, así que viven constantemente insatisfechos. 
    • Necesitan la aprobación constante de los demás, y cuando no la obtienen se vienen muy abajo.
    • Incapaces de amarse a sí mismo, no son capaces de creer que otras personas puedan quererlos.
    • Son muy dependientes. Se aferran a cualquier persona que los valore. Por esta razón, mucha gente se aprovecha de ellos. 
    • Su preocupación por todo es constante. Necesitan que todo sea perfecto para no quedar ellos en evidencia.
    • No saben lo que quieren realmente, son influenciables, por lo tanto, no saben tomar decisiones y muchas veces se sienten perdidos. 

    ¿Os sentís identificadas con alguna de estas características? Si os sirve de consuelo, yo hace unos años me hubiera sentido identificada con todas y cada una de ellas, incluso habría podido añadir alguna más, como los problemas en mis relaciones sexuales.

    211691_original

    Lo peor de todo es que cuando estás tan convencida de que tú no vales, que tú no eres buena, que tú no eres suficiente, empiezas a creer que todo lo arriba nombrado es “la normalidad”. Que es normal renunciar a tus gustos o preferencias para encajar, que es normal depender de tus amigos o pareja, o que es normal que la gente se aproveche de ti, porque la gente es muy mala. 

    Lo mejor de todo es que, si tu vida se parece mínimamente a esto, puede cambiar drásticamente haciendo una sola cosa: reforzando tu autoestima. Para poder hacerlo, lo mejor es que busques ayuda profesional (en Weloversize estamos motivadísimas, pero ninguna somos psicólogas, aunque Marina esté a punto de conseguirlo y encima se curre unos posts perfectos para empezar a reflexionar). Al principio será duro, tendrás que poner mucho de tu parte y ser muy valiente, pero la recompensa es alucinante.

    En este link también podéis encontrar un post con 8 premisas básicas a tener en cuenta.

     

    Foto destacada: Getty – Kathrin Ziegler

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Perradesatan

    Soy gorda por parte de padre, de madre, de abuela materna y de abuela paterna. Ha habido cocidos completos que me han hecho más feliz que muchas personas. Autora de "Perra de Satán, kilo arriba, kilo abajo", novela en la que cuento mi relación de amor con la tarta de tres chocolates.

    

    Login