PORTADA
  • Querido diario

    ¿Por qué mentimos a los niños?

    Share on Facebook72Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Los teóricos dicen que los seres humanos mentimos porque  intentamos trasformar la realidad de tal manera que sea agradable para los que nos rodean. Últimamente me cuestiono porque a la hora de educar a nuestros niños les mentimos tanto. ¿De verdad es necesario mentirles tanto o deberíamos ser más sinceros con ellos?

    Si te comes las espinacas serás tan fuerte como Hulk. Nuestra genética es quien marca en un 95% lo que creceremos. ¿Por qué no les explicamos que las verduras o la leche aportan nutrientes, la importancia de una dieta equilibrada, etc.?

    200

     

    Cómetelo, si es carnecita (cuando en realidad es un conejo o un animal que no queremos que asocien con comida). ¿Por qué engañarles en este punto? Quizá ellos prefieran no comer animales desde pequeños. ¿No deberíamos respetar su decisión el lugar de engañarles para que se coman esa carne?

    giphy

     

    La juguetería / heladería / parque de atracciones está cerrado. En lugar de decirles la verdad, que no podemos ir a tal sitio, les mentimos para que se callen. Estamos dejando pasar oportunidades de oro para enseñarles a gestionar frustraciones o circunstancias difíciles.

    giphy (4)

     

    Ya estamos llegando (cuando en realidad queda la mitad del trayecto). ¿No será mejor explicarles que el viaje es largo y que hay que tener paciencia? Dejemos que los niños se aburran.

    giphy (1)

     

    El perro se fue a vivir a una granja o volvió con sus papás (cuando en realidad se murió). Está claro que el tema de la muerte es muy complejo, pero no creo que esto ayude a gestionar una pérdida importante. ¿Cuándo la abuela se muera también le diremos que se fue a vivir a una granja? Debemos naturalizar los duelos y no convertirlos en tabú desde pequeños.

    200 (1)

     

    Papa Noel, los Reyes Magos, el Ratoncito Pérez y mentiras colectivas en general. He leído muchas teorías al respecto, que si por un lado es importante mantener su imaginación y la ilusión; pero por otro no es lícito sobornarles por el buen comportamiento. Lo único que tengo claro es que aunque se trate de una mentira “bonita”, les estamos mintiendo y no puedo evitar sentirme un poco culpable al contribuir a las mentiras globales. 

    giphy (3)

     

    Tranquilo, que la vacuna no te va a doler. Cuando efectivamente el pinchazo sí duele. Noté como mi hijo perdió un poco de confianza en mí después de esta mentira y también en los médicos en general. Nunca máis.

    giphy (5)

     

    Eres el niño más bonito / listo del mundo. Es un clásico entre los clásicos y ningún padre se salva de esta. Es inevitable. El problema de esta mentira es que el niño de verdad se lo crea y se convierta en el ser más arrogante de la faz de la tierra. O por lo contrario que llegue al mundo real y se dé cuenta de su normalidad y su auotestima quede mermada sin remedio. Evitar que se nos vaya de las manos y tratar de ser más objetivos.  

    giphy

     

    Es normal mentir a nuestros hijos en situaciones que no sabemos muy bien cómo gestionar o ante preguntas comprometidas que no queremos responder. Creo firmemente en que en la medida de lo posible y de sus edades, debemos ser lo más sinceros posible, aunque nos cueste.  Si el niño confía en que siempre le vamos a decir la verdad, acudirá a nosotros cuando algo le preocupe o no lo entienda. ¿No es esto lo verdaderamente importante?

     

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de analactea

    Apasionada de la Comunicación y las RRPP. Me paso la vida buscando rincones con encanto. Las terracitas al sol en las que ver pasar a la gente son mi sitio favorito del mundo. Podría alimentarme de tortilla de patata.

    

    Login