Consigue aquí una semana gratis en HBO

Consigue aquí un mes gratis en Amazon Prime

 

Volver a ver las pelis con las que creciste, no tiene desperdicio.

Te das cuenta de que hay expresiones desfasadas, conjuntitos estupendos y otros dignos de ser analizados; también que hay actores y actrices que ahora les pones nombres por otras series o pelis y otros que por desgracia ya no están y que antes éramos felices con cualquier cosa.

Es un listado algo subjetivo, pero si alguna de estas películas no las has visto nunca, echa un vistazo porque no te vas a arrepentir.

Tomates verdes fritos. Peliculón feminista que habla sobre la amistad, la superación y lo importante que es tener las cosas claras en la vida. Mi madre me la ponía de pequeña y le estoy agradecida. Aprendí a no rendirme, a que no tengo que temer a mi intimidad y que es muy importante buscar la felicidad sin que te pese lo que opinen de ti.

El club de las primeras esposas. Esta era la típica peli que ponían a media tarde. Mi madre también es la culpable de que la viera varias veces. El título lo dice todo, es un grupo de mujeres que se han divorciado y no han sido tratadas como deberían, por lo que la venganza será terrible. No quiero dar ideas a nadie, pero es muy divertida y la banda sonora no pasa desapercibida.

Toy story. ¡Hay un amigo en mí! Cuando la viste por primera vez, no serías mayor de 15, pero si la ves ahora y encima eres mamá, te darás cuenta de lo importante que son los juguetes para un niño y de la vida que podrían tener mientras ellos están tirados por el cuarto. Sin duda, toda la saga de animación que tiene este título es el reflejo de la verdadera amistad.

Amigas para siempre (Now and them). Siempre que la veo me doy cuenta de que seguir siendo amigas de alguien después de que pasen unos 20 años, es complicado. La gente cambia, tiene otras prioridades y vidas paralelas a la tuya, pero daría lo que fuera porque quedar de vez en cuando con aquellas personas que fueron importantes durante una época y recordar juntas alguna hazaña. Esto es lo que pasa en esta peli donde las actrices son ultra conocidas y tienen su reflejo de adultas. No te la pierdas porque verás a un montón de caras que te serán muy familiares.

Alguien como tú (She’s all that). Esta película me encantaba de adolescente. No sé si era por la canción principal, por el bombo que le dieron en la tele o porque el prota era guapísimo, pero esta película me encantó, aunque ahora la veo desde otra perspectiva. Aquí he de decir que el mensaje se me queda un poco colgado entre pinzas porque parece que todo se base en la apariencia. Sin embargo, entretiene, es un buen plan remember y verás varias caras conocidas.

10 razones para odiarte. El título poco tiene que ver con la temática. Verás a un guapísimo Heath Ledger y querrás llorar muchas horas seguidas, pero vale la pena pasar por ese mal rato. En este caso, vemos la relación de dos hermanas totalmente diferente y cómo afronta cada una de ellas las primeras citas de la adolescencia.

Novios. Puede que ni hayas visto esta peli, pero es una muestra maravillosa de relaciones tóxicas y de cómo prejuzgamos a la gente sin conocerla. No la prejuzgues por ser española, porque tanto el tema, trama como actores están muy bien elegidos, solo que es totalmente diferente a las otras de las que he estado hablando.

Nunca me han besado. Cuando te haces mayor y la ves, no es comprensible que la prota haya esperado tanto tiempo para darse un beso con alguien, pero el trasfondo de la historia te puede hacer sentir identificada. No deja de ser la típica pringada de la que todo el mundo se ha reído e intenta demostrar que siempre ha sido guay, solo que no se han parado a conocerla. Admito que siempre he idolatrado a Drew Barrymore y todo lo que hace, pero me sentí muy identifica con su personaje.