Ya está aquí. Ya ha llegado a septiembre. Y con él, cambios en todos los aspectos de nuestro día a día. Quedan atrás las vacaciones, el descontrol de horarios, trasnochar y dormir sin despertador. Habrá gente que no le guste la llegada de septiembre, pero yo reconozco que es uno de mis meses favoritos del año por varias razones:

  • Todavía queda verano. Por mucho que la gente se empeñe en pensar que el verano se acaba cuando acaban las vacaciones, se equivocan. En septiembre todavía nos queda verano por delante y con ello, muchas horas de luz para poder seguir haciendo mil planes al aire libre.

    Esto sigue siendo posible amichis

  • La bajada de las temperaturas. Esto es lo mejor del verano en septiembre. Que, aunque durante el día aprete el calor, las noches empiezan a ser mucho más soportables. Puedes volver a dormir recuperando tu dignidad y abrazarte con tu pareja ya no te parece misión imposible.
  • Mi cumpleaños. Vale, esta es una razón muy personal, pero es que en septiembre es mi cumpleaños, y siempre me ha parecido la guinda perfecta para acabar el verano. Me paso todo el mes celebrándolo con familiares y amigos. Sólo por eso hay que amarlo.

    Happy Birthday to me!!

  • La vuelta al cole y a la rutina. Los que son padres lo entenderán mejor que nadie, pero los que no lo somos, también agradecemos volver un poco a la rutina. A poner orden en nuestro día a día, recuperar el control y sentirnos productivos (Aunque quizás yo soy la única loca a la que le pasa).
  • Visitar sitios turísticos o aprovechar para irse de vacaciones. Con septiembre desaparece todo el aluvión de turistas que suele concentrarse en los lugares más turísticos durante los meses de julio y agosto. Por lo que es un mes fantástico para irse de vacaciones o aprovechar la playa sin tanta aglomeración de gente.

    bye bye pringados

  • Los nuevos propósitos. ¿Acaso que soy la única que piensa que el año nuevo empieza en septiembre? Durante las vacaciones, hemos tenido tiempo de desconectar, reflexionar y plantearnos mil propósitos y proyectos. Septiembre es el mes perfecto para ponerlos en marcha y ordenar nuestras vidas.
  • El reencuentro con compañeros y amigos. En verano la mayoría nos vamos de vacaciones y estamos varias semanas sin ver a compañeros y/o amigos. Septiembre es el mes en el que después de varios días, por fin volvemos a compartir momentos de calidad con ellos y buscar hueco en agenda para vernos, ya no se convierte en misión imposible.

    Estos niños me representan

  • Las nuevas ofertas culturales. Septiembre siempre viene cargado de novedades y nuevos estrenos de cine, obras de teatro y espectáculos. Es el mes de la vuelta al cole para la cultura.
  • Las nuevas temporadas de nuestras series. Igual que con la cultura, septiembre nos trae el estreno de nuestras series favoritas. Algunas ya empiezan a despuntar en Agosto, como la segunda temporada de Valeria, pero la mayoría, empiezan a estrenarse en septiembre.

    Volvemos a recuperar estos momentos

  • La llegada del otoño. Ver como cambia poco a poco el paisaje y los colores. Recuperar alguna ropa de abrigo. Dejar de achicharrarse bajo el sol mientras paseas por tu ciudad. Volver a tomar bebidas calientes. Las tardes de sofá, peli y manta. Septiembre siempre nos trae la llegada del otoño, y eso personalmente, siempre me parece un plus.

¿Y a [email protected]? ¿Qué otras cosas os flipan de septiembre?