El amor es algo más relativo que las teorías de Einstein. Me di cuenta de esto cuando mi mejor amiga me presentó a su exnovio. El tío era un capullo integral, un soberbio que metía fichas a todo lo que se venia, y encima cada comentario que soltaba era machista, homófobo o racista. Yo no sé si le hizo una lobotomía a mi amiga el dia que se conocieron o qué, pero ella estaba hasta las trancas por él. Tras muchos cuernos y disgustos, lo dejaron. Ella le dijo “amor mío, me han ofrecido trabajo en tu ciudad, ¿vamos a vivir juntos?”. El contestó “uf, no estoy preparado todavía”. Llevaban 5 años de relación y ella abrió los ojos. Le mando a la mierda y tan feliz.

Por suerte no todas las historias son horribles como la de mi mejor amiga y su ex, aunque todas hemos salido con algún que otro capullo. Mi intención con este texto es demostrar que todavía existe el amor, y por eso he preguntado a las parejas más bonicas, refelices e ideales de la muerte sobre sus relaciones.

La pregunta era fácil: “¿Cuándo te diste cuenta de que estabas enamorado/a?”. Las respuestas os ablandarán la patata.

Teresa y Luis

Teresa: llevábamos juntos tres meses y mi abuela se cayó dando un paseo. Mi madre me llamó para ver si podía llevarla a Urgencias porque no estaba en la ciudad. Mi abuela no tenía más familia que mi madre, yo y mi hermano (que vive fuera de España). Yo estaba en el pueblo en el que trabajo, que queda a 20 minutos de la ciudad. Luis me dijo que él se encargaba, aunque todavía no conocía ni a mi abuela ni a nadie de mi familia. Llevábamos poquísimo, pero ese gesto me hizo ver que era el hombre de mi vida.

Luis: me di cuenta de que estaba enamorado cuando vi a Tere jugando a juegos de mesa. Se pone muy competitiva y tiene mal perder y peor ganar. Me pareció adorable, divertida y la mujer con la que quería pasar toda mi vida jugando al Virus, al Dixit y hasta al Parchís.

Resultado de imagen de modern love

Marta y Juan

Marta: fuimos de fin de semana al campo, de acampada. Por la noche bajamos a una zona del río desde la que se pueden ver las estrellas. Estábamos rodeados de críos haciendo botellón y escuchando reggaetón. Él saco su móvil, puso una canción de Ojete Calor y empezó a cantar. Me reí y pensé “esto es amor”.

Juan: sé que suena a tópico, pero yo me enamoré la misma noche en que nos conocimos. Nos pasamos horas y horas contándonos intimidades. Compartí secretos de mi vida que nadie sabía, porque ella me hizo sentir seguro. Fue como si nos conociésemos de toda la vida. A las 9 de la mañana comimos churros y yo pensé en cuando volver a verla.

Resultado de imagen de modern love

Cristina y Pedro

Cristina: cuando le presenté a mi hermano, mi cuñada y mi sobrina. Verle cuidando de la niña fue lo más tierno de mi vida. Al final de la noche mi sobrina no se quería ir con sus padres, se quería venir con nosotros solamente para seguir jugando con Pedro.

Pedro: aunque llevábamos poco saliendo, ella tenía que defender su tesis doctoral. Me invitó a ir porque al ver una cara conocida estaría menos nerviosa. Ver como hablaba apasionadamente sobre células pancreáticas me cambió la vida. Me enamoré.

Resultado de imagen de modern love

Carmen y Federico

Carmen: yo siempre había tenido problemas tanto en mis relaciones porque sufrí maltrato con mi ex. Lo pasé fatal a nivel emocional, físico y sexual. Cuando conocí a Federico y nos acostamos por primera vez, tuve un ataque de ansiedad. No estaba preparada. Él paró, me abrazó, me hizo unas crepes con Nutella y nos pasamos toda la noche viendo capítulos de Friends. Ese día me di cuenta de que era amor. Me ha apoyado siempre con mis problemas e incluso ha venido conmigo al psicólogo. Ahora por fin he dejado atrás todas las secuelas del maltrato y gran parte es por él.

Federico: una noche Carmen y yo nos encontramos de fiesta. Ella iba con sus amigos y yo con los míos, pero acabamos juntos. Era muy tarde y me invitó a ir a su casa. Cuando íbamos de camino a su piso, en una calle en la que no había nadie, vimos a una chica que estaba muy borracha y a tres chicos con ella. Carmen se acercó para ver si la chica estaba bien, si conocía a los chicos y si había algo raro en la situación. Se empeño en acompañar a la chica a su casa, aunque quedaba lejísimos. Me di cuenta de que era la persona más especial, buena y desinteresada del mundo.

Resultado de imagen de modern love