Cultura

La dieta puede esperar

Si el título de un libro es “La dieta puede esperar” yo me compro cuatro. ¡Coño! Si yo llevo haciendo dietas toda mi santa vida, ¿y me están diciendo que puedo perder peso sin hacerla? ¡Oigan! ¡he vivido engañada años!

Pues así se llama el nuevo libro de Magda Carlas de la editorial Cúpula. Una guía que promete que vamos a perder peso sin dieta, liberándonos de los malos hábitos, al fin y al cabo parece, según nos dicen, que hay muchos estudios que demuestran que las dietas no acaban de funcionar, y que la clave es ser flexible y aprender lo que hacemos mal con el fin de cambiarlo y así mejorar nuestro peso y, por tanto, nuestra salud. Yo después de leerlo, reconozco que hacía muchas cosas malas de las cuales no era consciente.

Vale, todos sabemos que mi afición al vermú de grifo con aceituna no es algo que se pueda considerar dieta (maldigo mi estampa y mi alcoholismo) pero ¿comer delante del ordenador?¿no comer bocadillos porque sean malos?¿cenar más tarde de las 22?¿sabemos realmente cuantos de nuestros hábitos no son lo correctos que creemos? pues no, o al menos yo, no lo sabía. Al final me he quedado muy sorprendida de la de cosas realmente pequeñas que podemos empezar a cambiar (sin mucho esfuerzo) y que mejoran notablemente nuestra vida cotidiana.

Con un lenguaje amigable y cercano, Magda nos conduce a un mundo en el que quedan desmontados muchos mitos y en el que verás que llevar un estilo de vida saludable no significa sufrir ni estar anclado a dietas que prometen milagros.

Al comienzo del libro se nos invita a contestar a una serie de preguntas, las cuales quedarán solucionadas a lo largo del mismo ¿cena más tarde de las 22:00?¿come bien siempre excepto cuando llega el fin de semana?¿solo usa aceite y vinagre para aliñar ensaladas?, etc. Estas son algunas de las preguntas a las que se nos dará respuesta. No es necesario leer el libro de cabo a rabo, de hecho, puedes pasar directamente a los temas donde se tratan las respuestas a las preguntas que más te interesen, lo cual es un punto a favor pues puedes repasar conceptos determinados una vez completada la lectura.

Leyendo esté libro puedes aprender acerca de los horarios, de la forma en la que debes comer, las cantidades (tiene incluso tablas de cantidades recomendadas), como comportarte los fines de semana, como planificar tus comidas, etc.

Es un libro completísimo que llega a contestar todas tus dudas acerca de tus hábitos alimenticios. Además, como bonus, trae un montón de recetas saludables ¡INCLUSO DE BOCADILLOS! Para dar alegría a tus comidas y cenas.

Yo no se si el “método” que nos propone es efectivo o no, lo que si que sé es que ahora tengo unas nociones mucho más firmes acerca de como tiene que ser mi relación con la comida, y que las voy a poner en práctica. Y seguiré informando, porque como dice el libro “no todo el mundo puede ni debe estar delgado. Pero casi todo el mundo puede mejorar su peso, si así lo desea.” Eso si, el vermú de los domingo no me lo quitáis.

La maravillosa guía la podéis comprar aquí

Compartir:

Login