El leitmotiv del nuevo anuncio de Ausonia es el siguiente:

¿Estás guerrera?

«TIENES LA REGLA»

¿Lloras de más?

«TIENES LA REGLA»

¿Te da por el chocolate?

«TIENES LA REGLA»

O NO.

TUS EMOCIONES TE HACEN FUERTE. CON REGLA O SIN ELLA.

Y es que es tal cual, amigas. Estamos tan gratamente sorprendidas que no hemos podido evitar dedicarle un artículo porque, aunque queda muchísimo trabajo por hacer, esto es un paso adelante inmenso hacia una publicidad un poquito más responsable con la imagen de la mujer.

Nos gusta un montón que un anuncio de compresas se encargue de romper con esos estereotipos tan sexistas que se centran en invalidar y estigmatizar las emociones de las mujeres que menstrúan.

Durante siglos las mujeres hemos sido relegadas a un segundo plano por ser consideradas, entre otras cosas, seres más emocionales y menos racionales que los hombres. Necesitábamos tutela para no dejarnos llevar por las emociones y para ser consideradas «mujeres fuertes» hemos tenido que jugar a eso no mostrar demasiado nuestras vulnerabilidades. Si a todo esto le añadimos el plus hormonal (que a veces pasa) es mejor no hacernos mucho caso porque nos convertimos en unas histéricas y en unas locas sangrantes, algo así como HULK pero con tetas y en color rojo.

Pues ya basta de esta mierda. Estamos HARTAS de tener que pedir perdón por sufrir fluctuaciones en nuestro estado de ánimo durante el ciclo menstrual. Resulta que la culpa siempre será nuestra por no saber controlarnos y no de que nuestro cuerpo se está preparando para crear vida, claro. Lo mejor será invalidar nuestros sentimientos no vaya a ser que nos vengamos arriba con lo que sea… desde luego eso de educar en inteligencia emocional y en empatía es una tarea que nos hace mucha falta como sociedad.

No seré yo la que niegue (no podría hacerlo ni aunque quisiera, mi SPM es mortal) que el cocktail de hormonas puede llegar a disparar nuestra carga emocional hasta límites insospechados, pero esto no significa que nos inventemos lo que estamos sintiendo. Y esto tampoco significa que utilizar la frasecita «TIENES LA REGLA» esté bien, es más: ESTÁ FATAL. Nuestras emociones valen siempre. Qué curioso, a veces nos enfadamos y no tenemos la regla, a veces simplemente nos tocáis demasiado los ovarios y ya está -¡CHORPRECHA!-.

Así que sí, bien por Ausonia. Anuncios como este nos empoderan en nuestras propias emociones porque, amigas mías, estemos en el punto que estemos del ciclo menstrual: SON REALES. Debemos darles la importancia que tienen y hacernos responsables de ellas. Debemos acabar con todos estos tópicos y  reivindicarnos, permitirnos estar sensibles sin estigmas de ningún tipo, llevar nuestras reglas como nos salga del parrús, conocer nuestros cuerpos sin tapujos y aceptarnos en todas nuestras fases.