Cultura

El nuevo vídeo de Backstreet Boys que nos recuerda que TODOS NOS HACEMOS MAYORES

No lo voy a negar, desde bien pequeña todo aquello que tenga que ver con los BackStreet Boys me emociona. Me vengo arriba, es inevitable.

Y, claro, cuando hace unos días saltó entre mis alarmas la publicación del nuevo vídeo “No place” de mis cinco fantásticos paralicé mi mundo para disfrutarlo a tope.

¿Pues sabéis lo que me ha pasado? Que este dichoso vídeo-clip ha sido como un jarro de agua fría para mi “fan soul” adolescente. Yo que todavía vivía en mi nube de amor incondicional hacia estos muchachos por los que parecía que no pasaba el tiempo. Ellos siempre interpretando esas canciones romanticonas con las que echar de menos a tu crush, enamorándonos a todas con sus miradas penetrantes… y resulta que ahora se marcan un pedazo de vídeo acompañados por sus churris y sus polluelos.

¿Qué me estáis contando, BSB? ¿Dónde se han quedado esas coreografías de los cinco uniformadísimos?

Lo tengo claro, nos han querido demostrar que estos veinticinco años no han estado criogenizados ni nada por el estilo, y a ver, físicamente es algo obvio. Pero cuando has pasado toda tu carrera vendiendo que eres el amor platónico ideal de todo fan, este revés de realidad es muy duro de asumir.

Ese Nick rubiales de media melena, que era el crush entre los crushes. Ese chaval (porque no llegaba a hombre en sus inicios) virginal y con voz de gato castrado. Que según iba creciendo lo de cantar ya fue a mejor, pero de entrada hay que ser realistas, el chico no era ningún crack. Personalmente siempre fui mucho más del Nick de pelo corto, pero todas me abucheaban cuando hacía mención a esto así que intentaba omitirlo lo máximo posible. El mismo que nos vendió a todas sus fans que él llegaría virgen al matrimonio, que en una entrevista hiper personal en la Súper Pop lo decía y regalaban anillos de la virginidad igualitos al que él tenía. Me acabo de atragantar de la risa.

Muchas eran del romántico por excelencia, Brian. Me niego a llamarlo B-Rok como en principio se hacía nombrar, es un apodo muy cutre. Él sí que cantaba bien, y lo sigue haciendo. ¿Veis? De Brian sí que me creo eso de que llegase virgen al día de su boda. Tan creyente, siempre agradeciendo todo a Dios, con esos ideales tan conservadores… Vale, no. Hoy tiene un hijo clavado a él con su amadísima mujer a la que, por cierto, conoció en la grabación del vídeo-clip de “As long as you love me” (¡Toma dato!).

Kevin es primo de Brian. La malpensada que llevo dentro siempre ha creído que a este muchacho lo ficharon para el grupo por hacerle un favor a Brian. Algo así como “si no viene mi primo no contéis conmigo” y el productor entre la espada y la pared porque necesitaba la voz de B-Rok (WTF!) en el equipo. A ver, que el chaval es majete y en más de una canción ha tenido solos importantes. Recordemos “10000 promises”, peñazo donde los haya que siempre me saltaba cuando escuchaba el disco Millenium. De hecho Kev desapareció durante unos años para dedicarse a su familia, según parece ahora ya no tiene que prestarles tanta atención y ha decidido volver. Vaya, que me estoy pasando un pelo con el bueno de Kevin. Ok, no era el crush de casi nadie pero si no fueran cinco no molarían tanto, ¿no?

El macarra de AJ molaba, mola y punto se acabó. En mis discusiones más trascendentales sobre la calidad vocal de los BSB (en serio) siempre defendí que este chico era de lo mejorcito. ¿Y qué es lo que más me gustaba de él? Que aunque le tocó el papel del chungo del grupo jamás se relacionó exclusivamente con rapear y cerrar el pico. No, él te canta una balada de lo más pastel y sigue siendo macarra, él te baila “Quit playing games” y es un macarra. Y ahora se monta una clase de ballet clásico con sus peques y es súper adorable, ¡pero macarra al fin y al cabo!

Howie es mi descubrimiento actual. El chicuelo era, junto a Kevin, el que más desapercibido pasaba. Tenía amigas tan crueles que hasta cuestionaban su permanencia en los BSB. ¡Malditas! ¿Qué os habría hecho Howie D? Apenas cantaba, era un exagerado bailando… Pero actualmente ¡todo ha cambiado! A este hombre le ha pasado como al buen vino y hoy es un tío de lo más elegante y guapetón. Encima, se ve que los productores valoran el buen madurar que ha tenido, así que en los últimos discos su protagonismo es mucho más notable. Bueno, yo soy Howie y ahora los mando a freír espárragos.

A pesar de todo, a mí no me engañan, que “No place”es un vídeo muy entrañable pero la esencia BSB no es esa, colegas. Aquí una esperando como agua de mayo el comienzo de la gira DNA ansiando verlos interpretar temazo tras temazo bailando como nunca, y tras esta novedad no sé por qué me temo una decepción. Que quizás esas caderas cuarentonas no son las que eran, pero tampoco nosotras somos ya quinceañeras y aún así ya nos estamos preparando para vivirlo como si lo fuéramos. De verdad solo pido que estos cinco no se marquen un concierto acústico sentados en sus taburetes, please!

Por si las moscas ya estoy rezando para que mi sueño adolescente se cumpla. Llevo veinticinco añitos esperando este momento y ni mi bolsillo ni mi body se pueden permitir repetir la experiencia. ¡Los BSB deberían ser eternos!

Compartir:

Login