Hace unos años, cuando se rompía una relación, cada uno se iba por un lado. Cada uno vivía su duelo. Y podía reconcomer su pena viendo fotografías, escuchando canciones con un pasado en común o releyendo SMS o notitas.

Depende de cómo hubiese sido la ruptura podías no volver a saber nada, podías encontrarte con la persona en cuestión de repente en el bar de siempre o recibir una llamada cuando pasase el tiempo.

Eternal-Sunshine-of-the-Spotless-Mind-Lacuna-Notice

Pero no. Ahora no. Ahora nunca vas a decir un verdadero adiós. Porque existe Whatsapp, Facebook, Twitter, Instagram o hasta LinkedIn. Aunque no lo quieras, aunque decidas no entrar en su perfil, si seguís siendo amigos en las redes, aparecerá cada foto en que le etiqueten de fiesta, de concierto o en una publicación tonta. Pensarás que cada canción que comparta está dedicada a ti. Que ha visto la película que queríais ver o está planificando un viaje a dónde tantas veces habíais pensado ir. De repente verás su nombre en tu pantalla. Aparecerá de pronto.

eternal-sunshine-of-the-spotless-mind-quotes-10

Puede que decidas dejar de ser su “amiga virtual”, pero los amigos en común, de vez en cuando, harán que sepas que se ha cortado el pelo, que se ha mudado, que salieron a cenar, que la pasada noche fue brutal.
Si todo esto no ayuda al duelo de la ruptura, puedes querer desaparecer de las redes durante un tiempo. Desintoxicarte de notificaciones, publicaciones y likes. No vendrá mal. Pero puede que a la vuelta te encuentres con algo de golpe. Ya no por fascículos. Te encontrarás con la nueva ella.

closer04
Una chica que empezará a salir en las fotos de amigos. Una chica de la que sabrás el nombre real o el nick. A la que pondrás cara en su foto de perfil. Que sabrás cómo habla en 140 caracteres. Una chica a la que le gusta utilizar el filtro Valencia y el Perpetua. Una chica a la que le gustan los mismos artículos que a ti.

Y ella es a la que besa. A la que abraza. Con la que duerme. Con la que comparte sus miedos. Ella es la que le hace reír y a la que le hace reír. Y un día, sin saber cómo, ella dará un “me gusta” a algo tuyo y sabrás que ella no sabe quién eres, que él ya no te nombra.
Y decidirás volver a desaparecer de esa exhibición pública. Pero ya da igual. Porque el duelo ha pasado. Ahora la tristeza es diferente. Ahora duele pero no rasga. Ahora el llanto se queda dentro.

Y vivirás con miedo a verles juntos en el bar de siempre. A coincidir en casa de unos amigos. A que sea ella quien le acompañe en ese viaje. Pero no pasa nada, el duelo ha pasado. Ya no duele, sólo es raro. El llanto se atasca en el pecho.
Y un día te toparás con ella de frente en un pasillo del metro.

– Creo que te conozco. – Te dirá ella.
– Y yo a ti.- Responderás. Y sonreirás, porque ahora también sabrás cómo es su voz.

 

Imágenes: ‘Eternal Sunshine of the Spotless Mind’ (Anonymous Content This Is That Productions)  || ‘Closer’ (Columbia Pictures)

16 comentarios

  1. Ay! <3

    Comentario by Big A on 1 de marzo de 2016 at 13:30
  2. Buf, me pilla en mal momento leer esto XDDDD

    Comentario by Rebeca Loversize on 1 de marzo de 2016 at 17:54
  3. Chan, chan… y aunque tú lo elimines, él seguirá pulsando de higos a brevas, cuando menos te lo esperes el corazoncito, el tuyo y el del instagram. Este post hace pupita pero tiene muuuuucha razón!

    Comentario by Beatriz Emperatriz on 1 de marzo de 2016 at 18:10
  4. :'( tan, pero taaaan cierto..!

    Comentario by Cristina Perez on 1 de marzo de 2016 at 18:38
  5. <3 precioso articulo

    Comentario by MaRta G Fernández on 1 de marzo de 2016 at 21:50
  6. Que gran verdad…

    Comentario by Ana G. Ruiz on 1 de marzo de 2016 at 23:28
  7. Ummmm… ayer hizo justo un mes de la ruptura de una relación corta pero intensísima… y entró por primera vez en la tienda donde trabajo… el nudo en la garganta me duró desde la mañana hasta la hora de dormir. :'(

    Comentario by MaríaS on 2 de marzo de 2016 at 12:13
  8. Justo mi vida de ahora escrita en pocas palabras (y muy bien escrito, por cierto). Hay que levantarse y continuar!

    Comentario by Inspiranoide on 26 de abril de 2016 at 21:57
  9. <3

    Comentario by Mireia on 5 de mayo de 2016 at 01:11
  10. Por suerte, yo soy «ella» en esta historia, la «nueva», pero qué bonito lo que has escrito, de verdad <3

    Comentario by Teresa Caller on 27 de abril de 2016 at 01:55
  11. Ay. Muchas gracias por leerlo.
    (:

    Comentario by Mireia on 5 de mayo de 2016 at 01:10
  12. No suelo comentar nada pero me ha encantado tu forma de escribir.

    Comentario by Mara Mara on 27 de abril de 2016 at 12:27
  13. Gracias a ti por leerlo. <3

    Comentario by Mireia on 5 de mayo de 2016 at 01:10
  14. ¡¡¡Me encantó!!!

    Comentario by BarbieDesquiciada on 23 de julio de 2016 at 18:44
  15. Muy auténtico :) la verdad es que muchas veces pensamos equivocadamente que el duelo se pasa rápido porque notamos un dia por lo que sea que aminora el vacio que deja una persona cuando entra en nuestras vidas y luego se va. Da lo mismo el tiempo que este porque si nos a llegado adentro aunque sea un poquito ya es lo suficientemente para que ese vacío nos engañe muchas veces pensando en que ya paso el dolor. Y no. El dolor sigue ahi lo que pasa que entre la razón y el corazon hay un tira y afloja siempre que nos hacen interpretar mal nuestro estado emocional. Por mucho que desaparezcamos de sus vidas tanto por nuestra parte como la suya (porque él aunque sea en mayor o medida fijo que a mirado si nuestro perfil sigue público o lo hemos cambiado ect..) siempre nos queda esa cicatriz que nos dice «a donde irán esas ganas de querernos más» aunque sea con otras personas pasado el tiempo dejara de doler.

    Comentario by Airam on 23 de julio de 2016 at 19:01
  16. Como pica este texto, la vida misma…

    Comentario by Paqui Fernández on 23 de julio de 2016 at 19:15

Política de Comentarios de Weloversize

Responsable: We Lover Size SL | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento Por favor lea nuestra Política de Comentarios antes de comentar.