Lifestyle

Gracias, Abuela

En mi vida no tengo mejor referente que ella, en cualquiera de todos los aspectos que la vida nos puede dar. Es referente de amor, de fidelidad, de lucha, de constancia, de valentía, de feminismo.

Mi abuela ha sido la mujer que ha puesto en pie mi familia. Mi familia, la de mis padrinos, la de mi tía, la suya propia, la de su marido, la de sus hermanos y la de su padre. Mi abuela ha sido ejemplo e iniciativa, mi abuela ha sido guerrera y madre, mi abuela ha sido empresaria y esposa, mi abuela ha sido heroína e hija.

Mi abuela ha cuidado de todo el mundo renunciando a su bienestar propio, mi abuela ha sacrificado sus preferencias personales a cambio de hacernos a los que la rodeamos mejores personas, mi abuela ha cambiado su sueño para que nosotros ahora podamos ser capaces de soñar, mi abuela nos ha protegido hasta de lo improtegible.

Mi abuela tenía cinco hermanos, perdió a su madre con nueve años, mi abuela se convirtió en la cabeza de familia sin llegar a la decena, mi abuela sabía gestionar los gastos de una casa antes de aprender a maquillarse, mi abuela fue madre de su padre, mi abuela fue madre de sus hermanos y hermanas, mi abuela fue la madre de su empresa, mi abuela tuvo que ser su propia madre.

Mi abuela abrió una tienda ella sola, pidió préstamos al banco ella sola, mi abuela se enfrentó a mi abuelo porque no la dejaba trabajar, mi abuela tuvo seis hermanos, tres hijos, seis nietos, un marido y de momento lleva dos bisnietas. Mi abuela tiene sangre en las venas para llenar un océano, mi abuela tiene ovarios para mover el mundo entero, mi abuela es la cosa más bonita que me ha podido pasar en la vida.

Mi abuela es digna de inspiración y, sin embargo, nadie conoce su historia, mi abuela es digna de ser la protagonista de una novela y ella apenas sabe escribir, mi abuela se merece haber viajado por todo el mundo y no ha salido jamás de España, mi abuela podría haber llegado a ser la mejor diseñadora del mundo, pero decidió quedarse en el pueblo cuidando de su familia.

Me encanta bajar a su casa y escucharla hablar, durante horas. Tiene historias para llenar una enciclopedia entera. Mi abuela me habla de feminismo sin saber prácticamente que el movimiento existe, mi abuela me habla de sororidad sin haber escuchado ese término en su vida, mi abuela me habla de valores como si de un catedrático de filosofía se tratase.

Mi abuela no es nadie, mi abuela es una mujer de pueblo que siguió al pie de la letra lo que le exigía su entorno, nadie conoce a mi abuela fuera de su círculo social, nadie admira a mi abuela como se merece. Pero qué suerte tengo yo de tenerla en casa, qué suerte tengo de poder aprender de ella, qué suerte tengo de tener un referente así en la vida.

Gracias a mujeres como mi abuela hoy podemos ser libres, gracias a mujeres como tu abuela hoy podemos arrancarnos la cadenas, gracias a mujeres como nuestras abuelas hoy somos capaces de hacer lo que ellas no pudieron, gracias a las abuelas hoy gritaremos fuerte que podemos ser todo cuánto queramos.

Abuela, feliz día de la mujer trabajadora, feliz día de la mujer. Feliz día, porque tú eres Mujer, con mayúscula. Feliz día, porque a mí me has hecho Mujer tú. Feliz día, porque gracias a ti hoy somos más fuertes.

Compartir:

Login