Lifestyle

Los constantes ataques a los hijos de Pilar Rubio

Recordaréis supongo, como hace apenas un par de semanas, publicábamos un artículo denunciando comentarios gordofóbicos dirigidos a Daniella Bustamante. Me gustaría que las líneas que van a seguir reflejasen alegría porque comentarios de este tipo (descalificativos, malintencionados y destructivos) hubieran desaparecido. Siento deciros, que nada más lejos de la realidad y por ello, esta semana he vuelto a transformarme en Hades y he deseado sacudir sísmicamente las redes y bajar a más de uno al infierno para que ardiese en la maldad de sus propias palabras.

Ayer mismamente, Pilar Rubio, feliz y tranquilamente, decidió compartir una foto con sus pequeñajos en la piscina. Una foto preciosa, adorable, en la que podemos ver como los tres niños disfrutan con su mami de una tarde de piscina. Y como no, saltaron los trolls como salta un saltamontes y empezaron a aparecer comentarios despectivos hacia los niños insultándolos, criticándo su aspecto físico y llamándolos feos.

No, no, no os frotéis los ojos que sí, amigos, habéis leído perfectamente: gente adulta, REPITO ADULTA, gasta parte de su tiempo de vida en esto. Es decir, secuenciemos lo que supone para un troll llevar a cabo sus ataques: abrir la app de Instagram, buscar el perfil de Pilar Rubio (o por el contrario, si ya son seguidores, le aparecerá la foto en su timeline), buscar y mirar dicha foto y por último, pensar lo más cruel que se pueda pensar y usar sus dedos para escribir comentarios crueles sobre personitas inocentes que jamás han hecho nada a nadie…así de tanto usar los dedos para teclear barbaridades le saliese artritis a más de uno.

Aquí os muestro solo un par de ejemplos de lo que os estoy contando para que podáis ver de que manera invierte su tiempo gentuza como ésta pero os animo a que visitéis la foto vosotros mismos para que alucinéis fuerte y veáis lo grave que es.

Realmente hay gente que dedica su vida a esto y yo no paro de asombrarme con cada nuevo caso de verdad. ¿Hasta qué punto de pudrimiento puede llegar el corazón humano para dedicar frases y comentarios despectivos a otras personas?

Lo peor de todo, es  que en cada caso de ataques injustificados en redes, ya no solo a niños, sino a cualquier persona, la justificación siempre es la misma, nos la sabemos de memoria: la visibilización. Como esos niños están expuestos al público, su visibilidad nos da derecho a todos a opinar de ellos y a soltar lo primero que nos viene a la cabeza.

TARTAZO EN LA CARA AL ARGUMENTO DE LAS NARICES.

Nadie tiene derecho a hacer ese tipo de comentarios nunca, jamás, NEVER. Y como siempre, lo peor peorísimo de todo es que no son casos aislados. Solo tenemos que bucear un poco por la red para encontrarnos muchos casos de hijos de famosos criticados con un odio increíble sin que ellos primero, hayan hecho nada y segundo y elemental ¡sin que lo merezcan! Recordemos por ejemplo, los brutales ataques contra las hijas de Zapatero cuando apareció una foto en la que vestian de forma gótica ¡la que les cayó a las pobres fue fina! O, siguiendo con futbolistas, hace un tiempo la hija de James Rodríguez fue criticada, después de que sus padres subiesen una foto suya en una piscina, porque la niña estaba gorda, gravísimo ataque que no pienso honrar con un comentario.

Podría seguir y seguir, enumerando casos a cada cual peor pero todos con la misma base: una crítica malintencionada y sin explicación. Recordemos, que nadie, repetid conmido venga, N-A-D-I-E tiene derecho a criticar, insultar o recomendar malintencionadamente nada a otra persona en base a su estilo de vida, apariencia física o a cualquier foco o fuente de opiniones.

Son personas, que comparten su vida, sí, (u otros la comparten por ellos), que la exponen al público, sí, pero que no están haciendo mal, molestando, ni metiéndose con nadie. Al contrario de los que os dedicáis a verter esos comentarios ácidos que suponemos que sois personas, aunque me parece que ese nombre os queda grande, ya que sois vosotros los que si estáis obrando mal, los que os dedicais a expandir odio por la red atacando sin descanso. Pero ¿sabéis qué? que por cada comentario vuestro podemos encontrar diez positivos y de apoyo y poco a poco entre todos acabaremos con vuestro odio y maldad o al menos lo vamos a seguir intentando.

Marta Álvarez.

Compartir:

Login