colegiala talla grande
Amor & Polvos

Me vestí de colegiala cochina y esto fue lo que pasó

No hace tanto tiempo que hay lencería sexy o disfraces para tallas grandes. De hecho hace como diez años o te lo hacías tú o te ibas a las modistas (si tenías narices) y le decías que te hiciera un traje de enfermera pero justo por medio culo y con un escote hasta el ombligo, que era para una fiesta. Y la mujer pues pensaba que eras pilingui y listo.

disfraz enfermera

Pero ahora pues todo ha cambiado y ya venden lencería de tallas grandes hasta en Amazon. Ay, Amazon ¿qué hacíamos antes de que existieras? Y una pues se viene arriba y se compra un vestido de colegiala con 40 añazos. Porque el porno ha hecho mucho daño, y es el traje más usado por excelencia.

Te llega a casa y en realidad son dos trocillos de tela, uno que tapa justo medio culo (te recuerdo que eres gorda y la tela es pequeña). Y otro pues que te tapa los brazos y medio pezón. Pero tú con tu autoestima bien alta te lo plantas, y ya que te metes en el papel, y recordando como salen en las pelis, pues te haces tus dos coletas, y te pones unos calcetines blancos hasta la rodilla y unos tacones de aguja rojos. Vaya de colegiala fresca como diría mi abuela.

Te miras al espejo y te sientes toda sexy, y hasta piensas: «Joder, qué buena estoy». Y esperas a que llegue tu hombre a casa, pensando que al verte de esa guisa, pues va a actuar como Rocco Sifredi y te va a decir: «Ven aquí que has sido muy mala, y te voy a dar unos azotes… y luego lo tuyo».

Esas son tus expectativas, ahí bien altas, pensando en que el macho en cuanto te vea se creerá tu profesor de mates y que tú has suspendido todo. Pero… Ya se sabe que las expectativas normalmente lo que se dice normalmente pues no se cumplen. Así es que tú bajas las escaleras de tu casa con tu porno disfraz de colegiala, y tu marido que acaba de postrar su culo en el sofá te mira de arriba a abajo, y se le escapa media sonrisa. Y tú ya oyes la música de triunfo en tu cabeza hasta que de repente, ese señor abre la boca y te suelta: «Con ese disfraz estás muy buena pero si te lo quitas estarás… A mi me gusta follar con mujeres no con niñatas».

Samantha estaría de acuerdo.

 

Y claro pues toda tu película porno se esfuma de un plumazo, porque en las pelis el señor nunca dice eso. Si no que te coge y te da lo tuyo. Entonces pues te quedas en shock por unos instantes y piensas: ¿Esto es bueno o malo? La reacción de ese señor (marido hasta hace cinco minutos). Y descolocada le haces caso, te quitas el disfraz y haces lo que habías bajado a hacer. Y después al acabar, una vez la calentura de tus partes bajas ha bajado y ya puedes pensar con claridad, pues piensas: «Tampoco ha estado tan mal la respuesta».

Porque que un tío de 40 años no quiera hacer cositas con niñatas, si no con mujeres de su edad, pues es lo que debería de ser ¿no?.Vale en el porno no, y en la vida real solo es un juego, ya lo sabemos. Pero aunque la respuesta no es la esperada, y aunque en el momento me dejó un poco sin saber cual debería ser mi reacción. Esa frase me puso más cachonda que si me hubiera dicho la tan típica  de: «¿Has sido mala?».

Expectativa porno barato.

Y si os queréis animar a probarlo para ver cómo reacciona vuestra pareja, aquí os dejo el enlace que es bien baratito. ¡Ya me contaréis! (tirao nivel cuesta 4€)

 

Anónimo

 

Compartir:

Login