Mi hija aún se hace pis en la cama y por eso no quiere ir de excursión

 

Cuando mi hija tenía un año y medio empezó a avisar cuando quería hacer pis o caca. Al principio, parte de los viajes al baño no obtenían ningún resultado. Sin embargo, en cuestión de pocas semanas dejó de usar pañales. Al menos durante el día.

Por la noche seguía necesitándolos, pero me parecía de lo más normal, era poco más que un bebé.

Lo malo es que fueron pasando las semanas, los meses… los años… y ella no dejó de necesitar pañal durante la noche.

Su pediatra siempre nos ha dicho que hasta los ocho años no era nada preocupante. Mientras tuvo cuatro, cinco, incluso seis y siete, asumimos que es algo normal en algunos niños y que el fin estaba ya muy cerca.

Mi hija aún se hace pis en la cama y por eso no quiere ir de excursión
Foto de Bulat Khamitov en Pexels

Pero hoy por hoy, con ocho años ya cumplidos, mi hija aún se hace pis en la cama. Y lo peor es que esta circunstancia empieza a resultar limitante para ella.

Pese a que durante la pandemia nos fuimos escaqueando, ahora ya la han invitado alguna que otra vez a dormir en casa de alguna amiguita, y ella ha dicho que no quiere ir. No porque le dé miedo pasar la noche fuera de casa, sino porque teme mojar la cama.  

Este curso ha empezado en una extraescolar nueva de colegio con la que salen al monte a hacer orientación, búsquedas del tesoro y cosas así. La primera semana les explicaron lo que harán durante los próximos meses y les contaron que habrá una excursión con pernoctación a final de curso.

 

Mi hija aún se hace pis en la cama y por eso no quiere ir de excursión

 

Faltan meses para eso, pero mi hija ya se ha agobiado. Dice que ni de broma va a ir a esa excursión, que no quiere morirse de la vergüenza si se le escapa el pis ni mucho menos que los otros niños noten que lleva pañal.

Yo le he dicho que aún falta mucho y que tal vez para entonces el problema haya desaparecido. Aunque la verdad es que ni yo misma confío demasiado en que eso pueda pasar.

Es cierto que ha mejorado algo. Desde hace unos meses hay más noches secas, aunque no logra que sean más de cinco o seis seguidas.

Si es que, hasta hace muy poco, daba igual cuántas veces la despertáramos para ir al baño. Hemos probado a llevarla dos y tres veces en la noche, y seguía haciéndoselo encima en las últimas horas de la madrugada.

Mi hija aún se hace pis en la cama y por eso no quiere ir de excursión
Foto de Pixabay en Pexels

Su cuerpo produce tanta orina nocturna como diurna. Y ella no se entera. Su cuerpo no la despierta, no la avisa.

Da igual que cene sopa o que se pase sin beber desde las seis de la tarde. Da igual que se esfuerce en contenerse lo máximo por el día, que haga ejercicios, que corte el chorrito mil veces cada vez que orina.

Es muy frustrante, máxime ahora que ya está afectando a su autoestima.

Así que estoy un poco desesperada.

¿Alguien que haya pasado por una situación similar con sus hijos? ¿Algún truco al margen de medicarla?

¡Gracias!

 

Lorena

 

Envíanos tus vivencias a [email protected]

 

Imagen destacada