Hoy vengo a traer una propuesta para todas las amantes del chocolate como yo. Y es que soy de las que piensan que todo mejora con un poco de chocolate, por eso, cuando conocí al equipo de Chök, no pude resistirme. Los conocí a través del Instagram de una amiga, y desde ese momento, nació un amor a primera vista. Y es que alguien que tiene como lema “Mucho más que chocolate. Mucho más que placer” merece todo mi amor. Y mi dinero en este caso, claro.

Chök es una empresa que abrió en 2013 en Barcelona y que se dedica en cuerpo y alma a la cocina del chocolate. Tienen una gran variedad de productos, pero lo mejor, es que trabajan con ingredientes 100% naturales.  Y además, ofrecen productos para veganos, celiacos y bajos en azúcar. Una maravilla vamos.

Ir a una de sus tiendas es morir de placer por la vista. Sus donuts, sus muffins, sus trufas, sus palmeras, sus brownies….todo está para morirse. Pero si hay algo que a mí me vuelve loca y que recomiendo, son los Cronuts. Una mezcla de croissant y donut. Sí, sí. Como leéis. Y si encima le sumas topping de Nutella, de tarta de queso, de pistacho o de lo que se ocurra…. Entras en coma profundo por placer al instante.

¿La única pega que quizás le encuentro? Que los precios parecen un poco elevados. Pero la calidad y el cariño que ponen en todos sus productos, valen cada uno de los céntimos invertidos. Os lo aseguro. Palabrita de adicta al chocolate y a todas las variedades que nos presenta Chök cada año.

A parte, poco a poco van abriendo nuevas tiendas, por lo que los encontraréis también en Madrid o Gibraltar. ¿Y si encima os digo que hacen pedidos a domicilio? Esto no hace más que mejorar ¿Verdad?. Yo estoy deseando que puedan volver a abrir para hacer de nuevo pedidos y disfrutar de este placer, pero mientras cuento los días, me deleito con todas las novedades que presentan en su Instagram.

Post NO patrocinado