Amor & Polvos

¿Qué es para ti un polvo de una noche?

Nunca he sido muy fan de los rollos de una noche… Hasta ahora. Después de que el que creí que sería el amor de mi vida me dejase, me entraron unas irrefrenables ganas de follarme a todo lo que se menease. Llevaba 5 años de mi vida con una persona que creía que me hacía feliz, pero no. No había sexo, no había complicidad y no había risas. Estoy segura de que si no me hubiese dejado él, habría aguantado años a su lado. Infeliz, pero con la comodidad que aporta una relación estable. De un día para otro esa seguridad se derrumbó y lo único que podía hacer era descubrirme a mí misma.

Primero quise pasar tiempo a solas, pero un mes después me di cuenta de que mis juguetes sexuales no me llenaban del todo. Quería vivir la emoción del tonteo, el cosquilleo en el estómago al conocer a alguien, las expectativas, los orgasmos. Quería placer, pero no quería compromiso. En otras palabras, quería echar un polvo de una noche.

Tras conocer a muchos tíos me he dado cuenta de una cosa:

Mi concepto de polvo de una noche y el de muchos tíos es completamente diferente.

Cuando yo estoy en un bar y un tío me mola, lo que yo quiero es follar. A menudo lo que él quiere es que yo actúe como una muñeca hinchable. No sé por qué, pero muchos tíos evitan los besos, las caricias o cualquier muestra de cercanía porque se piensan que las mujeres nos enamoramos al sentir una polla cerca. Mira, chico, no. Una cosa es que follemos sin compromiso y otra muy distinta que me trates como una vagina en lata.

Yo no quiero que me prometas nada, que te quedes a dormir ni que me llames cariño. No quiero nada serio y no quiero que tú quieras nada serio. Lo que quiero es follar, pero follar bien, y para follar bien hay que tocar, hay que besar y hay que implicarse. Si para ti sólo soy un coño portátil, pues vete a tomar por culo. Lo digo alto y claro.

Un polvo de una noche es disfrutar y conectar durante una hora (o lo que surja) con una persona sabiendo que no os vais a volver a ver. Es respetar a quien metes en tu cama. Es entender que no quiere nada serio, pero tampoco quiere ser tratado como un trapo. Y si no entiendes eso, madura un poquito.

¿Para vosotras qué es un polvo de una noche? ¿También evitáis los besos y hacéis todo de la forma más impersonal posible? Contadme en comentarios.

Resultado de imagen de ONE NIGHT stand

Compartir:

Login