Vida sana

Reducción de pecho: preguntas frecuentes

Hoy no vengo en calidad de Sexóloga ni de Psicóloga, hoy vengo como a contar un poquito más mi experiencia sobre la reducción de pecho que me hice hace 3 años.

Son muchas las preguntas que nos enviáis al respecto, tantas, que hemos decidido reunir las más frecuentes en este post y darles la respuesta que considere según mi experiencia. Repito, SEGÚN MI EXPERIENCIA; por ello, todo lo que cuente aquí no debe ser considerado como el conocimiento absoluto del tema ni debe ir a misa puesto que, lo digo aquí y ahora y lo repetiré las veces que haga falta en el post, yo no soy médico. De medicina entiendo lo justo para ejercer mi trabajo como Psicóloga-Sexóloga, pero no soy cirujana, así que lo que os pueda contar siempre respecto a este tema es fruto de mi experiencia y nada más. Si queréis respuestas más concretas, objetivas o aplicadas a vuestro caso concreto, mi recomendación es que os asesore un/a profesional en la materia.

Dicho todo esto, empezamos:

¿A qué edad te operaste?

Con 25 años.

¿Te realizaste la reducción de pecho por la seguridad social (vía pública) o por la privada?

Por la seguridad social.

¿Qué médico te operó?

El autor de la obra de arte que tengo por tetas es el doctor Francisco Solesio.

¿Cuánto te costó?

Iba a poner “gratis” pero gratis, gratis, tampoco me ha salido. Yo pago religiosamente todos los meses mis impuestos como autónoma, así que digamos que “los he amortizado” de esta manera.

¿Cuántas técnicas de corte hay?

Ni idea. Lo único que puedo decir es que a mí me hicieron un corte que tenía forma de T invertida. Los detalles los explico mejor en este post.

Respecto a si hay más técnicas o no, lo desconozco. Estas cosas tenéis que preguntárselas al profesional que os vaya a operar. Me resulta curioso que me preguntéis cosas tan técnicas y no tengáis la misma confianza para preguntárselas al médico en la consulta. Tenéis que preguntar las dudas que tengáis al respecto porque es mejor irse siempre de la sesión con las cosas claras. El personal sanitario estará encantado de resolver vuestras incógnitas antes de pasar por quirófano, entre otras cosas porque es su trabajo y el trato con el paciente forma parte de ello. Yo siempre pregunto todo lo que considero importante para quedarme tranquila, y si se da el caso de que me toca algún/a médico que pone mala cara, insisto con amabilidad. Preocupaciones las justas.

¿Las curas son muy complejas?

Qué va. Da un poco de cosica al principio porque ahí es cuando te das cuenta de que te han rajado de lado a lado, eso sí. La primera semana vas sólo con las vendas y no puedes ducharte; yo en esta situación lo que hacía era darme el baño del polaco: el chichi y los sobacos (¿Qué? No me digáis que nunca lo habéis hecho).

Luego, cuando te quitan las vendas y te colocan el sujetador especial sí puedes ducharte normal y echarte agua y jabón en la zona. En esta etapa del post-operatorio, cuando salía de la ducha, me secaba bien la zona y me echaba Betadine o Cristalmina, a continuación ponía gasas entre las cicatrices y el sujetador y listo.

Cuando las heridas se me curaron por completo, no tenía ninguna costra y la cicatriz estaba rosácea, lo que empecé a hacer fue ponerme aceite puro de rosa mosqueta porque me dijeron que era bueno y que de esta manera la piel se hidrataba más. Así estuve una o dos semanas. Luego empecé a ponerme unos parches CARÍSIMOS (70€ tres parches) que compraba en la farmacia, que ayudaban a que la cicatriz sanara antes y no quedara apenas marca. Con los parches estuve algunos meses. Aguanté hasta el final porque veía que, a pesar de lo caros que eran, hacían bastante efecto. Los parches eran resistentes al agua, así que duraban unas semanas puestos. Creo que hay de varias marcas y distintos precios, pero es mejor que os asesoren en la farmacia a la que vayáis a comprarlos porque así os pueden recomendar una marca u otra. Yo usaba la marca Trofolastin.

¿Cómo se te han quedado las cicatrices?

Así

¡Casi no se notan!

¿Cuáles son las pruebas que has de pasar para que te operen por la seguridad social?

A ver, lo primero, esto no es una oposición, una gymkana o las olimpiadas. Por la vía pública te operan sólo si es estrictamente necesario. Meterse a un quirófano, sea donde sea, no es ninguna tontería y conlleva muchos riesgos. Las pruebas que te hacen no hay que verlas como un reto sino como datos que el profesional ha de valorar a la hora de operarte (como cuando te operas de cualquier otra cosa). Si las pasas es porque la operación te hace falta, si no, es porque no te hace falta, así de sencillo. Lo de “me quiero operar porque estoy harta de ir con sujetador y quiero ir sin sujetador o ponerme sujetadores bonitos” pues a ver, es un argumento respetable, pero no es un motivo clínico. Si te lo quieres hacer porque te apetece sin más, ahorra y te vas a la privada. Responsabilidad, porfis.

Mis pasos fueron los siguientes:

1º Visita al médico de cabecera. Le conté mi vida y por qué quería operarme. Éste me derivó al especialista.

2º Entrevista con el especialista. Profundicé en todos los aspectos por los que quería dar el paso. Me inspeccionó bien el pecho, me pesó, me midió y me hizo varias preguntas acerca de mi estado de salud en general. Me dio el “OK” y pasé a hacerme la tira de pruebas.

3º Análisis de sangre

4º Mamografía

5º Ecografía en el pecho

6º Anestesista

¿Has notado mejoría con los dolores de espalda?

No tengo tantos dolores de espalda como antes; los únicos que tengo se deben al estrés que voy acumulando a lo largo de la jornada laboral. Tampoco tengo dolores de estómago, puedo dormir boca abajo y hacer deporte.

¿Has mejorado la postura?

Sí, ahora no parezco el Jorobado de Notre Dame. La postura mejoró en cuanto pude andar, o sea, al día siguiente de la reducción.

¿Sabes en función a qué te operan por la seguridad social?

No sé nada de esto.

¿Te pusieron muchas pegas?

Ninguna.

¿Cuántas horas de quirófano son?

Yo estuve 6 horas aproximadamente. Fueron 4 horas de quirófano y 2 horas entre el tiempo del despertar de la anestesia y esos momentos previos a la cirugía que pasas en la camilla esperando a que la/el enfermera/o te meta dentro de la sala donde te van a operar.

¿Qué tipo de puntos te pusieron?

Unos orgánicos que se reabsorben solos. Tengo entendido que cambian los tipos de puntos dependiendo del tipo de piel (pero no me preguntéis qué tipo de puntos corresponde a cada tipo de piel porque ahí ya no llego)

¿Qué talla le pido al cirujano? ¿Qué talla crees que me quedará bien teniendo en cuenta que soy así, así y asá?

No sé, yo no pedí ninguna talla porque por encima de todas las cosas lo que más me importaba era mi salud. Yo sólo quería estar bien y no tener problemas. Me importaba muy poco el tema de la estética. Es más, le dije al cirujano que me quitara lo que él considerara (como si me quería dejar cual tabla de planchar, porque realmente estaba muy muy harta de mi pecho). Con todo esto, el cirujano me dejó las tetas adecuadas a mi complexión física, ni más ni menos.

Tengo X años, uso la talla X y peso X, ¿crees que me realizarían la reducción por la seguridad social?

Un momento, voy a por mi bola de cristal.

En serio, agradezco la confianza que depositáis en mí para contarme tantas cosas íntimas; me encantaría dar respuesta a todas, pero al igual que yo me quejo del intrusismo en mi ámbito, a mí tampoco me gusta meterme donde no me llaman. Preguntadle al especialista, seguro que no necesita bola de cristal para contestaros.

¿Cuánto pecho has de tener para que te operen?

No lo sé, yo tenía una 85 H. Espalda muy pequeña y pechos enormes.

¿Has perdido sensibilidad en los pechos?

No, nada. Al principio sí perdí sensibilidad en los pezones, luego mi sensibilidad aumentó tanto que cualquier roce me dolía y ahora mismo los tengo como siempre.

Al final vais a saber más de mis tetas que de mí.

¿Puedes dar de mamar a tu bebé, en caso de que lo tuvieras, después de una cirugía de reducción de pecho?

A mí me dijeron que en mi caso no podría dar el pecho si tenía un hijo, porque tuvieron que reconstruirme prácticamente todo el pecho, así que todas las conexiones con los conductos de leche se perdían.

¿Te miden desde la clavícula hasta el pezón?

Sí, me midieron durante las pruebas y justo antes de la operación, pero no sé qué números miran.

¿Tuviste muchas complicaciones post-operatorias?

Ninguna. Tuve un pequeño susto porque en un punto de unión entre tejidos apareció un poquito de pus, pero como digo, sólo fue un susto porque al ir a Urgencias me dijeron que no era trascendente dado que la infección era superficial. Se solucionó rápido, seguí con mis curas y la pus desapareció sola.

He pensado en irme a otro país a operarme porque me sale más barato, ¿es fiable?

Podéis hacer lo que queráis pero yo soy de las que piensa que lo barato siempre sale caro, y más si se trata de la salud. A mí no se me ocurriría irme a otro país a hacerme una reducción u operarme de nada teniendo en cuenta que en España tenemos un profesional sanitario estupendo en la pública y en la privada.

¿Cuánto tardaste en poder hacer deporte?

Empecé poco a poco, a partir de los 3 meses. Cuando digo poco a poco, me refiero a que probaba ejercicios y comprobaba que no me dolía. No os reventéis a levantar pesas así de golpe porque podéis liarla.

¿Cuánto tardaste en poder ponerte un sujetador normal?

  • Sujetador especial: 1 semana
  • Sujetador normal pero sin aros: 1 mes
  • Sujetador normal con aros: de 1 a 3 meses
  • Sujetador “Push up”: No me he puesto de eso en mi vida, pero después de una operación así tampoco creo que se necesite un sujetador de este tipo.
  • Sujetador con relleno: Tampoco me lo he puesto nunca, de hecho, les quito el relleno hasta a los bikinis. Si me dices que te operas de reducción de pecho para ponerte un sujetador con relleno…

¿Puedes coger un avión a los X de la operación?

No, un avión pesa demasiado como para poder cogerlo, con o sin operaciones.

Ahora en serio, no tengo ni idea.

¿Se te ha caído el pecho después de la operación?

No, está todo en su sitio.

Es cierto que las primeras semanas el pecho está más inflado y parece que las tetas van a despegar y echar a volar, pero es por la inflamación, poco a poco ésta va bajando y el pecho empieza a recuperar su forma normal.

¿Te ha crecido el pecho después de la operación?

No, nada. Sólo se me hincha un poco cuando me tiene que bajar la regla, pero vamos, lo normal. Lo que sí he percibido es que aún me quedan cicatrices internas por sanar. Esto lo noto al tocarme el pecho, que lo encuentro durísimo en según qué zonas. Tengo pequeños quistes, pero nada alarmante, mi ginecóloga dice que es lo normal después de una reducción y que los revise de vez en cuando.

¿Te ha gustado el resultado?

Sí. Estoy encantada con mi reducción de pecho. Al principio cuando las vi recién operadas me asusté un poco porque se ven ultra espachurradas e inflamadas, sin forma ninguna, pero conforme fueron pasando las semanas vi que el pecho iba cogiendo forma. Han pasado 3 años y estoy suuuper contenta con todo. No se me notan apenas las cicatrices, mis pechos están perfectos y lo más importante: puedo hacer vida normal.

Compartir:

Login