Así es amigas, no todo iban a ser delicias, placeres y ambrosías en el lecho.

Quizá ya leísteis mi recopilatorio de cosas que SÍ me molaban en la cama, más allá del consabido metesaca (oh, diosesolímpicos, existen más cosas!! ); pero, no nos engañemos,una vez puestas en el ajo también hay una lista de cosas que a todas nos incomodan/ponendelosnervios/matan la libido/dan ganas de emigrar ..y que estaría bien que nuestros compañerxs de cama conocieran.

¿Quieres conocer las mía, verdad? ¿Acabas de asentir con la cabeza, no es cierto? ¿TE ESTÁN VINIENDO VARIAS A LA CABEZA, SI O NO? ..y ardes de ganas por comprobar si las compartimos.

cuentame

Ay morbosilla…

Dale!!

1. Ropa interior «graciosa» (donde dice «graciosa» léase «horripollosa»)

A ver, antes de nada. Si estás leyendo esto y te encuentras retratada como «regaladora», no te me ofendas.

Yo respeto tu criterio a la hora de elegir regalos para tu novio. Tú respeta el mío a entrar en crisis/náusea/cierrevaginal extremo cuando me encuentro con estas joyas bajo los pantalones de un hombre.

Porque sí, queridos, la belleza está en el interior. También en la ROPA interior.  Y no se trata de que un maromo tenga que llevar calzoncillos de 60 euros para seducirme, nada de eso. A mi me valen unos del Alcampo lisos y lasos, mientras sean dignos. Y esto NO es digno.

Me refiero, como habréis deducido por el título, a esos gallumbos fruto de la imaginación de un original diseñador que quiso dar un toque graciosillo a sus creaciones. Calzoncillos con frases «jocosas»,  con dibujos que se mueven al recibir el empuje genital o, directamente, con formas de animales.

NO, NO Y NO. Si me quieres hacer reír cuéntame un chiste, Pero estos calzoncillos SON MAL.

Ejemplos gráficos:

funny

Sutil como una apisonadora

grande

Quien no se consuela..

elefante

Vete de aquí. AHORA.

p.d: sobre el efecto que provocan los tangas masculinos no me voy a molestar en escribir ni una sola línea. Hay imágenes que lo resumen muy bien.

arcada

2. Gemiditos placenteros tan varoniles como un chihuahua.

Uff qué chunguete chicas. Qué chunguete. Una se acuesta con el que parecía ser un Action-man…y acaba descubriendo que su compañero de juegos es más similar a un Nenuco. Que cortarollos más gordo que tu chico, que te había deleitado minutos antes con su radiofónica voz al oído, cambie tan sensual timbre por el de un caniche penetrando una almohada con una voz mucho más aguda de la que nisiquiera tú podrías poner.

Que no es culpa suya, pobre mozo.

Pero los gemidos de nena están bien…para las nenas. Verle poner los ojos en blanco mientras balbucea un histérico IH, IH IH! es absolutamente antierótico. No más, por favor. Miedito.

miedo no quiero escuhar

3. Apelaciones al Santísimo y /o exhortaciones a lo Borjamari.

Este punto es muy similar al anterior, con el único matiz de que se añade contenido verbal. No es incompatible con los gemiditos, de hecho muchas veces (desgraciadamente) va de la mano.

Para ser más explícitas, os pondré en situación:

La escena zezual se ha puesto más calentorra que el palo un churrero, y cuando parece que ambos estáis a punto de alcanzar el climax, el susodicho empieza a

a) invocar a Maríasantísima, san Pancracio, san Judas Macabeo o cualquier patrón de su pueblo. Quizá se limite al consabido «Ay Dios, ay Diosmío»; y no debería ser nada muy chocante, pero os confesaré que cuando dichas expresiones salen de la boca del punki más macarra con el que os habéis topado en una cama…cuando menos, sorprenden.

b)  lanzarse a proferir exclamaciones dignas de un joven votante del PP residente en el Barrio de Salamanca, aunque el susodicho varón sea en realidad Yerai el de Carabanchel.

La cosa sería algo así como: – Ay, Osea, Que me corro!!!!

(TRUE STORY)

asquete

4. Olores corporales que exceden a lo hormonal.

A ver, no seré yo quien diga que el olor a hombre me desagrada, en absoluto. Pero colega, una cosa es el olor a piel/sexo y tu sensual espalda humedecida por el esfuerzo…..y otra que te canten los bajos cual Imperio Argentina.

Que si, que un mal día lo tiene cualquiera. Pero si pretender ponerme berraca al sentir tu hedor genito/sobacal.. vas bueno, torero.

La falta de higiene es MUY anti- erótica.

5. Aspirantes frustrados al Circo del Sol.

No te ofendas cielo, pero la creatividad en exceso puede ser tan perjudicial para la libido como en defecto.

A mi me parece fenomenal que quieras que innovemos o incluso mostrarme tus dotes contorsionistas, pero, sinceramente, déjate de intentos de pinos- puentes con caída libre en spagat y bamboleo testicular …si llegas justito al misionero simple. Mejor tres posturas básicas pero bien dominadas que luxarnos la cadera haciendo el mamarracho. Controla tu vena artística, perfavore!!!

6. Posesiones extra corpóreas Becquerianas.

A ver, a todos nos regala el oído que nos digan cosas bonitas de vez en cuando. La cama no es una excepción para ello. Pero de ahí a que les posea el mismísimo Becquer en pleno ataque de amor y empiecen a soltar romantiqueces a modo ametralladora sin dejar tiempo ni para respirar entre el «Te amo mi reina de luna» y el «Muero por tí, ¿lo sabes verdad?» finalizando con un » ¿qué es poesía? –dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul….¿Qué es poesía? ¿y tú me lo preguntas? poesía…eres tú» segundos antes de eyacular…pues en fin.

Termino medio, por dios. No te estoy pidiendo que me escupas y  que te cagues en mis muertos (de eso hablaré en el siguiente punto) pero joder, de ahí a que echar un polvo acabe siendo más empalagoso que comerse un donuts relleno de dulce de leche…hay un tramo. ¡¡Contrólate, poeta de bragueta!!!

romantico

– Oh, dulce amada mía, apenas puedo escuchar tu bella voz porque los latidos de mi corazón son tan intensos que podrían acallar una tormenta. – IGNACIOOO, QUE ME COMAS TO LO NEGRO, LEÑE YA!!!

7. Mentar a tu madre, insultar, arrancarte pelos…

Veamos, llegados a este punto estamos todos los presentes de acuerdo en que irse a los extremos puede resultar algo peligroso para mantener viva la llama de la lujuria, ¿verdad?

Pues bien, de la misma manera en que ponerse en modo algodón de azúcar con sobredosis de glucosa, como en el punto anterior, puede ser muy un antídoto a la libido, lo mismo pasa si se te va la olla y te pones a insultar como un cosaco e irte del «sucia perra come pollas» …pa arriba.

Que sí, que hay chicas (muchas) a las que unas cuantas guarradas bien dichas pueden motivarles mucho cuando se está con las manos a la masa, pero de ahí a dejar que tu lírica de rapero del Bronx fluya por esa boca y empieces a insultar mientras le azotas el culo con una mano y le enganchas el cuello con otra… Yo no te digo que esté bien y mal. Solo te digo que te asegures de que a la tía le va ESE rollo. Porque igual en vez de ponerla perrusca lo único que consigues es una buena galleta (…y quién sabe, quizá descubras que eso también te gusta… ;))

estás loco

8. Fetichismos/preferencias rarunas…o sencillamente no explicadas.

Te lo voy a decir muy claro.

¿Que te gusta lamerme los pies con cara de obseso?

¿Frotarte mis bragas por la cara mientras las olisqueas?

¿Que te meta el dedo en el culo y lo gire (el dedo, no el culo) ?

¿Que te pellizque los pezones mientras tarareo «…somewhereeeeeee, over the rainbooooow..(8)»

Ok, estás en tu derecho.

Pero cabrón, COMÉNTAMELO ANTES.

Creo que todas estaremos de acuerdo en que nos gusta descubrir esos vicios inconfesables del amante sobre la marcha, y que una propuesta imprevista puede darle mucho sabor a la salsa. Pero querido….si consideras (y SÉ QUE ERES CAPAZ DE HACERLO) que tus gustos pueden ser algo…chocantes, dímelo antes de que nos pongamos a ello.

Porque si estamos enrollándonos a muerte y de repente me pides que me haga dos trenzas para que puedas cabalgarme mientras chillas – ¡Rápido, mi pequeño pony!…es más que probable que mi preciosa vagina se cierre a cal y canto, tire la llave al mar y me haga pedirte diplomaticamente que dejemos el encuentro para otra ocasión…

fue muy vergonzoso

Y hasta aquí preciosas, mi pequeña recopilación de cosas que NO ME MOLAN UNA MIERDA en la cama. Y es una lista abierta porque… ¡sabéis que estoy deseosa de que añadáis vuestros propios propios sexpampurrings!

¡¿Qué situaciones os han hecho/hacen perder al instante el calentón y replantearos…si no sería mejor el sexo con mujeres?!

Contadme ;)