Sex & Love

Tienda Fetichista: La web que me ayudó a superar mi follodrama

Para que entendáis mi romance con la web TiendaFetichista, primero tenéis que conocer el, por suerte, único follodrama que he vivido en toda mi vida.

Resulta que mi novio y yo llevábamos un tiempo tanteando el tema de entrar por la puerta de atrás. El sexo anal era un terreno inexplorado y aunque al principio me daban miedo los típicos tópicos como que me iba a cagar encima o que se iba a escandalizar si me veía un pelo en el culo, al final tiré palante’.

En el comer y el follar todo es empezar, pero en el sexo anal no. Yo decidí informarme bien porque quería que fuese una experiencia maravillosa, así que busque en San Google lo típico de “cosas que saber antes de que me den por culo”, y ahí estaba yo, leyendo información sobre enemas cuando lo único que me había metido por el culo en toda mi vida era un supositorio.

Total, que todos los enemas que vi me parecían carísimos y los baratos eran de páginas un poco raras y me daba palo que me timasen. Como yo era una pánfila, también me daba vergüenza ir a la farmacia a por un enema o meterme en un sex shop y preguntar, así que cuando llegó el día tiré por la vía cutre. No me juzguéis, pero me metí en la ducha, desenrosqué la alcachofa y como pude me limpié el lugar al que jamás le da el sol. ¿Qué pasó? Pues que me hice daño y ese día no pudimos darle al tema.

Mi novio y yo seguimos con la fantasía, así que un día por sorpresa apareció en casa con un vibrador anal que había comprado por internet. Yo creo que fue su forma de decirme “vamos a hacerlo ya porque a este ritmo se te cierra el culo”. Su técnica surtió efecto y el rollo del vibrador me moló, así que esa noche preparamos una cena con velitas para dos (como diría Sabina) y antes de llegar a los postres ya empezamos a darle al tema.

Que si besitos por aquí, caricias por allá, un par de dedos por este lado… Y llegó el turno del vibrador. Yo notaba que me estaba metiendo el cachivache con mucho arte, pero de repente el chaval paró. Me giró, le miró y veo que está con cara de descojone y de acojone a la vez.

– ¿QUÉ PASA?

– Pues tía, que se te ha quedado un trozo del vibrador en el culo.

Total, que el invento tenía un recubrimiento de silicona, y yo no sé si mi culo está más apretado que mi cuenta del banco a fin de mes o qué, pero se me había quedado la silicona dentro. Por suerte mi ano no es un agujero negro y conseguimos sacar la silicona en un abrir y cerrar de ojos, pero yo ya me quedé con la mosca detrás de la oreja con ganas de probar un juguetito bueno, bonito y barato.

Ahí es donde llega la web TiendaFetichista.com Tienen mogollón de juguetes anales, tanto para mujeres como para hombres (yes, el punto G es la próstata) y lo mejor de todo es que sus materiales son aptos para todos los públicos (silicona médica, cristal templado, caucho termoplástico libre de ftalatos, DE TODO). Por si fuera poco, la calidad es una maravilla, sólo tenéis que leer las opiniones de la web.

De entre todas las maravillas que tienen, la primera que probé fue un vibrador anal de la marca Colt con 10 funciones. AMÉN. Con eso vi las estrellas, el cielo y el fucking universo entero.

BeFunky-collage (1)

Eso sí, no solo tienen juguetes, también tienen enemas a precios increíbles. Por si no lo sabéis, las duchas anales o enemas son indispensables para mantener la higiene íntima antes de practicar sexo anal, ayudando a evitar accidentes (es decir, cagarte encima o que el rabo de tu pareja parezca un Mikado). Al principio acojona un poquito el tema de ponerte un enema, pero es un procedimiento super sencillo. Creedme, lo agradeceréis.

Por favor, no uséis la ducha como hice yo, os haréis daño y no servirá de absolutamente nada porque no es un objeto preparado para entrar en vuestro culo.

BeFunky-collage (2)

Además de la variedad, la calidad y los precios, lo que más me a gustado de la web es que te atienden y asesoran de manera totalmente personalizada (son un amor y muy profesionales), porque llevan más de 10 años en el sector fetichista/BDSM y saben del o que hablan. Además, si encuentras alguno de sus artículos más baratos en otra web de España, te igualan el precio. ¿NO OS PARECE LO PUTO MÁS?

Por si os animáis, el envío es gratis para pedidos superiores a 75 € en Península, Baleares y Canarias, y tienen un programa de SexyPuntos (por cada SexyPunto que tengas, te descuentan un euro) que es maravilloso para los compradores asiduos.

Lo mejor de todo es que os traemos un cupón de descuento de 5€ para que podáis disfrutar de las maravillas de la web. Sólo tenéis que que registraros e introducirlo en vuestra cuenta de SexyPuntos antes de procesar el pedido.

El código de descuento es WLS05A

 

(POST PATROCINADO)

Compartir:

Login