Picor en el chichi, ETS o ¿candidiasis crónica?