pelos
  • Belleza

    Pelos Enquistados: cómo vivir con ellos

    Share on Facebook150Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Decía mi abuela que ‘donde hay pelo, hay alegría‘. Debe ser que, afortunada ella, no luchaba como muchas de nosotras contra los dichosos pelos enquistados. Sí, esos que duelen, que se ponen rojitos y que en muchos casos nos dejan un recuerdo llamado cicatriz. Pero como somos muy molonas y estamos en todo, hoy queremos enseñaros nuestros truquis contra ellos; cómo vivir con ellos, evitarlos y tratarlos. Aunque como también decía mi abuela, ‘donde hay patrón, no manda marinero‘. Si ves que la cosa se complica no dudes en acudir al médico, ellos siempre te aconsejarán lo mejor.

    Cuando hablamos de un pelo enquistado, nos referimos a aquel pelito que no es capaz de salir a la superficie, que se queda enroscadito en la piel y en muchos casos genera una infección.

    Ahora bien, ¿por qué salen? En muchas ocasiones entra en juego la genética, pero factores como la piel grasa, la falta de exfoliación o la piel seca e incluso la fricción con la ropa, tienen mucho que ver.

    Vello-encarnado-500x370

    Pelo normal vs Pelo enquistado

    Cómo prevenirlos

    • Evita la depilación con cera o cualquier técnica que consista en arrancar el vello . La mejor opción es recurrir al láser, aunque también sabemos que es la más costosa
    • Hidrata bien tu piel, cuánto más dura y seca esté más le costará al pelo salir; pero ¡ojo! sin pasarse. Cuánto más grasa esté la piel tendremos más probabilidades de infección en los poros que se queden abiertos.
    • Incorpora la exfoliación a tu rutina diaria. Lo más sencillo es utilizar un guante de crin o una esponja vegetal cuando te duches. Hazlo delicadamente, a modo de masaje.
    • Evita utilizar ropa interior ajustada; sobretodo en el caso de las inglés que suele ser el más frecuente. El roce y la sudoración incentivan este tipo de infecciones. Lo mejor: las braguitas sin costuras; además, ¡son monísimas!
    • Si el problema normalmente es en los muslos debido al roce, los polvos talcos son una buena solución. Aplica un poquito antes de salir a caminar o hacer ejercicio.
    • En el caso de los hombres, lo mejor es afeitarse después de la ducha calentita. Esto hará que la piel esté más blandita y el poro más abierto. Este consejo sirve también para las chicas que se depilen con cuchilla.
    • Aunque sea obvio, la higiene es un factor súper importante para evitar la infección de los poros.

    Cómo tratarlos

    Si después de tener en cuenta todos estos consejos, los pelitos van a su bola y deciden enquistarse, ¡NO PROBLEM!

    • Nunca lo manipules con las manos. Utiliza guantes y gasas para evitar que aumente la infección.
    • Si no hay infección y vemos que el pelo asoma un poquito después de la exfoliación y de la ducha caliente podemos intentar extraerlo con unas pinzas previamente desinfectadas (puedes utilizar alcohol para curar heridas)
    • En el caso de que haya un poco de infección (solo un poco) lo mejor es recurrir a una crema antibiótica. A nosotras nos funciona muy bien el Bactroban; pero puedes preguntar en la farmacia y ellos te aconsejarán divinamente.
    • Si la infección es grave, no lo dudes, acude al médico y ponte en sus manos. Por muchos consejos que nosotras demos, nadie como ellos va a saber aconsejarte mejor.

    Y, ¿después?

    Utiliza una crema o aceite regenerador que contenga rosa mosqueta o aloe vera para eliminar las marquitas. Vuelve a tu rutina de prevención y no desesperes.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Beatriz Emperatriz

    Entre píxeles y fotogramas vivo aunque estudié para juntar letras. Fan del color verde y de las composiciones armónicas. Queso del que se muerde no, gracias.

    

    Login