paco martinez soria
  • Lifestyle

    Soy de pueblo y me encanta

    Share on Facebook1,008Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Llevo casi 10 años viviendo en Madrid, pero cuando me preguntan que de dónde soy, yo siempre digo: ‘extremeña, de un pueblecito del norte de Cáceres’. ‘Bua, pero después de tanto tiempo, ya casi eres madrileña’, me suelen contestar. No, no y no, YO SOY DE PUEBLO.  Y es que amigos míos, por mucho que la gente se empeñe en ser urbanita, ser de pueblo mola mogollón. ¿Por qué? Aquí te lo cuento:

    Puede que escuches los ronquidos de tu vecina cuando te acuestes, pero ni rastro de pitidos, ni coches, ni fogonazos en tu ventana en mitad de la noche; y para todo ello no hace falta vivir en un sexto interior. Ventanas abiertas de par en par, amichis, que corra el aire fresco. Además, ¿sabéis una cosa?, tenemos estrellas; son como unos puntitos blancos que por la noche brillan en el cielo. Cielo que por lo general durante el día suele ser azul, ni rastro del grisáceo tristón que veo desde las ventanas de mi trabajo debido a la contaminación.

    En mi pueblo las cañas y los cafés son a 1,20. No digo na y lo digo tó. Y si por algún casual no te llega, te fían; total nos conocemos todos y probablemente mañana vuelvas por allí. Además, puedes disfrutar tranquilamente de estos manjares al aire libre sin tener que agarrarte al bolso cual Golum con su tesoro. La gente, por lo general, no roba.

    Solemos ser puntuales (excepto mi amiga Sonia que siempre le pasa algo) porque ‘aquí al lado’ significa literalmente AQUÍ AL LADO; y no, Argüelles no está al lado de Gran Vía por mucho que los madrileños os empeñéis. Si implica recorrer una distancia de más de 200 metros, como mucho está cerca, pero JAMÁS, aquí al lado.

    Además, puedes hacer como la Espe y aparcar en doble fila un momentito en la calle principal, porque literalmente será un momentito. Ni atascos, ni colas en el cajero, ni guardias municipales en cada esquina. En el caso de que se alargue la cosa, siempre habrá alguien alrededor dispuesto a echarte un cable: ‘Espera Manuel, que es el coche de la de la farmacia, que ha ido un momentino a sacar dinero‘ y la de la farmacia vuelve pasados dos minutos (literales), saluda a Manuel, da las gracias al del bar por el capote y fin de la discusión. La de la farmacia se va a su casa feliz y contenta, sin prisas, ni agobios; no sin antes pasar otro momentito por el colegio y recoger a sus hijos en hora punta. ¿Cuánto ha tardado en estas dos gestiones? 10 minutos; porque no, tampoco tenemos atascos, ni semáforos, ni calles cortadas por manifestaciones.

    Además, salir de fiesta es mucho más divertido. Sabes cuándo sales pero nunca cuándo vas a volver. Probablemente, en los 5 mintuos que tardas en llegar a tu casa desde el punto más lejano, te encuentres con 453 personas que conoces y que hace mucho tiempo que no ves; y claro, habrá que ponerse al día con un cañita (de las de 1,20) por medio. Y todo esto, sin ningún tipo de presión, ya que no vas a perder el último metro, ni el último autobús.

    Tenemos fiestas, de las guays, de las de reencontrarse con gente, de las de beber en la calle hasta que amanece y sin peligro de multas y de las de acabar comiendo churros sentado en cualquier portal. Y si por algún casual te saben a poco, tienes todo el verano para recorrerte las fiestas de los pueblos vecinos.

    Puede que estas razones no signifiquen mucho para ti, urbanita; pero estoy segura de que los que se han criado cazando saltamontes o jugando al ‘tocaculos‘ en cualquier plaza, sabrán valorarlas como yo.

    Y a todo esto, este finde, me bajo al pueblo. Invitados estáis.

     

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Beatriz Emperatriz

    Entre píxeles y fotogramas vivo aunque estudié para juntar letras. Fan del color verde y de las composiciones armónicas. Queso del que se muerde no, gracias.

    • ✨remediorum✨

      Lo mejor de todo es cuándo eres joven ir a un sitio y decir: “Ya vendrá mi padre a pagarlo” #YLoSabéis

    • Merce Tg

      COMPLETAMENTE DE ACUERDO! :)

      He estudiado mi carrera en una ciudad y no hay un jueves(porque los viernes no tenia clase) que no me volviera al pueblo. Sí, dejaba a mis amigos de la uni alli y me volvia, para estar en mi casa, durmiendo sin escuchar sirenas de policia o ambulancias, ir andando por las tardes a cualquier lado, y si es por el campo con mis perrillas mejor, ir a casa de fulanito o menganito, beber cocacola a 1,50 y no a 2 euros o más, salir a por el pan en zapatillas de andar por casa, porque en un pueblo, nadie te va a mirar raro porque no te pongas zapatos para salir. Barremos la puerta de la calle, nos quedamos hablando con la vecina con pijama y bata cual maruja, no vivimos desesperados porque el bus ya ha pasado, o porque no vas a llegar al trabajo porque hay mucho tráfico. Aquí vamos a la compra con el carro, y no vamos a un hiper, vamos a charcuterias, panaderias y fruterias por separado. y todo sabe como tiene que saber, porque si no es del huerto de uno, es de las gallinas de otro…y todo, todo, todo es absolutamente genial.
      Sólo hay una cosa que me revienta…NO, los de los pueblos no vivimos entre gallinas y ovejas y tambien nos llega la señal wifi. Un besi

    • Ana G. Ruiz

      Jajaja que grande, vivan los pueblos!!

    • Yaya Ceravieja

      Jo, pues a mí me has hecho ponerme nostálgica con la Fuenlabrada de mis amores… Me pasa al revés, soy de Madrid y llevo 16 años en el destierro Castellano-Leonés, y no logro acostumbrarme a que las vecinas se sepan mejor que yo mis horarios, a que me miren de reojo y tras las cortinas cual viejalvisillo cuando llego tarde a casa, que la cartera le deje las cartas certificadas a mi madre (que vive en otra calle) cuando yo no estoy, y un largo etcétera. Cierto es que aquí vivo a 10 minutos andando de mi trabajo, y eso en Madrid es generalmente impensable, pero… Joer, bajar a Gran Vía y ver a un pavo con faldas y gorrito y que no lo mire nadie, eso no tiene precio…

      • Vanessa RG

        Eso es la otra cara de la moneda que no es tan cuqui y que no parece sacado de un instagram. La parte que no va con filtro Valencia. La de tener problemas con los vecinos hasta el punto de ir a por ti, de que se metan donde no les llaman, de que tú les cuentes X y ellos vayan contando Y por todo el pueblo, la de ser distinta en un lugar donde todos son iguales.

        Yo soy feliz en mi pueblo porque hago la vida en mi casa con mi huerto y en mi parte del pueblo, pero hemos tenido juicios por lindes con vecinos, hemos tenido que soportar los comentarios acerca de si X miembro de mi familia no tiene trabajo y eso es porque es un vago o porque “tienes dinero y claro, viven como marqueses y no necesitan trabajar”, hemos tenido que aguantar comentarios “jajajquepocagraciatienes” cuando nos veían en verano trabajar el campo mientras ellos iban paseando con sus perros o sus nietos y nos decían ” vais a ser los más ricos del cementerio no os matéis a trabajar”, he tenido que soportar 32 años de comentarios por mi forma de pensar, de vestir y por ser gorda.

        Las sociedades rurales son arcaidas y desfasadas y hay poco renuevo de generaciones. el 80% es gente mayor que viven anclados en un pasado determinado y que ni quieren ni pueden ni piensar evolucionar. Y los que son jóvenes y viven en el pueblo una de dos: O piensan como los viejos o tienen que aguantar a los viejos y a los jóvenes que piensan como los viejos.

        Por comodidad y calidad de vida un pueblo es lo mejor que te puede pasar, pero para vivir feliz hay que aguantar mucho y relacionarse poco.

        Y En los pueblos leoneses la hora de RadioPatio a partir de las 6-7 cuando cae el sol y las viejas sacan las sillas pa la acera es lo peor. Ni la gestapo!

        • Sarah

          Totalmente de acuerdo con vosotras, tanto en lo bueno como en lo malo. Yo soy totalmente urbanita, pero estoy muy agradecida de haber podido nacer y vivir mi infancia en el pueblo. De niño puedes disfrutar de una libertad mayor en un sitio pequeño y acogedor. Y también agradezco pasar tiempo allí de vez en cuando, cuando necesito desconectar de la ciudad. Peeeero, el ambiente en el día día puede ser un poco asfixiante, sobre todo si te influye mucho el qué dirán. En fin, todo tiene sus cosas buenas y malas!

      • Pretta Porter

        Debe de ser una característica castellano-leonesa porque pasa lo mismito en Valladolid capital, por eso me marché a muchos kilómetros de allí. Aún así, cuando vuelvo, alguna señora que no conozco me dice “ah, tú eres la del niño pequeño” (mi hijo cumple 14 este año). Siempre me alegro de ver a mucha gente cuando estoy allí pero enseguida recuerdo por qué me fui :(

    • MaríaS

      Ole los Pueblos de mi Estremaüra!! Este finde me bajo, que Mérida para mi ya es la gran-gran-ciudad! Jajajajaj

      • Beatriz Emperatriz

        Mérida no cuenta como pueblo!, Vente para el norte que molamos más! 😛

    • Rebeca Loversize

      Jajajaja urbanita al 100% y cada vez que me voy a sitios pequeños lo paso fatal sin el ruido de las ambulancias por la noche, no sé dormir en silencio absoluto.
      Eso sí, lo flipo con las estrellas! Cuando fuimos a Tolocirio aluciné muy fuertecito porque creo que no veía estrellas así desde peque XD

    • Vanessa RG

      Nacida en un pueblo de 300 habitantes, criada en ese pueblo y afortudamente viviendo en ese pueblo, con trabajo de lo suyo y con una calidad de vida que os cagáis.
      Soy Heidi la jister.

      Un saludo pa los que me decían que me fuera a Madrid a buscarme la vida. Os lo envío desde la tumbona de mi huerto!

    • Nuria

      Bravo!! Vivan los pueblos!! :)

    • Nanny

      Ole por los pueblos! Yo también soy de pueblo, cerquita del tuyo por lo que dices, el mio esta en el Valle del Tietar, y lo de salir de fiesta… Cuanta razón amiga!

      • Beatriz Emperatriz

        pues nada, en veranito nos encontraremos por allí 😉

    • https://anonimoesnombredemujer.wordpress.com/ Anonimilla

      Ains, los pueblos, donde salir de fiesta puede ser salir de casa y a los 5 minutos tener a todos tus amigos localizados en el bar, no tener una planificación de 3 días sobre el sitio de cenar, las rutas de metro para llegar en una hora al sitio, otras rutas para llegar a la zona de salir, pagar un riñón para un cubata que ya te puede durar toda la noche y cuando cierran otra hora para volver a casa. Que he hecho excursiones más cortas.
      Lo malo, que al día siguiente de cualquier fiesta, tooooodo el pueblo sabrá lo que has hecho y con quién, o lo que creen que has hecho…

    • Perra de Satán

      Yo también soy de pueblo wiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii mencanta.

    • https://www.instagram.com/mihevi/ Mihevi

      Y poco se habla de lo de andar por el medio de la calle principal sin el peligro de que se te lleve un coche por delante 😂😂

    • Ceci Wallace

      También aplicable a las que vivimos en Canarias jajajajajaja me ha encantado!!!!

      • Beatriz Emperatriz

        Ceci, allí en lo de las estrellas… FLI-PO me tienen enamoraita esos cielos!

    • Bárbara Garcia

      Súper identificada!!! Así es mi día a día y sólo te das cuenta de estos detalles cuando estás fuera y lo empiezas a echar de menos… Mi pueblo es tal cual lo describes, sólo una diferencia…. Los cafés son a un euro! Jajajajaja Me encantó el post.

    • Micra

      Ay….. yo ya 11 de madrileña, pero me has hecho echar muuuuucho de menos el pueblo!

    

    Login