In this Thursday, Aug. 23, 2012 photo, actress, writer and comedienne Rebel Wilson, a cast member in the film "Bachelorette," poses for a portrait at the Four Seasons Hotel in Beverly Hills, Calif. She may have already caught your eye with her brief appearance in “Bridesmaids,” playing the freeloading roommate who reads Annie's (Kristen Wiig) diary after mistaking it for “a very sad, handwritten book.”  The 28-year-old Australian actress' scene-stealing turn in the 2011 hit certainly got Hollywood's attention. (Photo by Chris Pizzello/Invision/AP)
  • Querido diario

    Familia política: manual de supervivencia para gordas

    Share on Facebook153Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Según los expertos en relaciones de pareja, la familia política es un punto de conflicto de difícil manejo. Todas las madres/padres esperan que su polluelo traiga a casa a alguien que cumpla con sus expectativas de idoneidad: un ser perfecto que esté a la altura de su vástago. Para todos la primera impresión es importante,  y el aspecto físico es lo primero que nuestras futuras families van a ver de nosotros. Para aquellos que seáis gordos/as (insértese aquí cualquier peculiaridad físicas políticamente incorrecta)  que aun no los conozcáis, os voy a ir introduciendo en los puntos clave del acercamiento y cómo abordarlos con la naturalidad y la gracia de una “señora”:

    -La primera vez que te ven o que se enteran de que eres gorda:  nunca van a pensar de ti bien, asúmelo. Lo único que verán de ti es que eres una persona vaga y dejada que influirá negativamente en los hábitos alimenticios de su retoño y que además acabarás padeciendo en el futuro múltiples enfermedades derivadas de tu obesidad que dificultarán SU vida, la de ÉL. Da igual que tengas un máster y dos carreras: no te esfuerzas, punto.  OBJETIVO: acordarte de que tu cuerpo te ha llevada a donde estás y a donde has querido. Con él has amado, has reído, has viajado, has disfrutado. Has llenado de experiencias tu mochila y harás feliz a tu pareja. Y sobre todo, seguirás llenando de vivencias felices tu cuerpo gordo con el paso de los años, no de enfermedades.

    giphy

    Las comidas familiares. Suelo hacer apuestas por wasap con mis amigas a ver cuanto tardan en recordarme lo gorda que estoy. En ellas siempre sale a escena la típica abuela con licencia para matar desde que tiene 50 años (edad que se marcó ella misma para ser impertinente) que al sobrevolar la fuente de  comida dirá: “uy, a fulanita no le echéis más que ya está muy gorda”  delante de los 20 primos que se giran para mirarte. OBJETIVO: pensarás, tierra trágame!!!! Tranquila, el resto de primos no son perfectos aunque tu familia política intente hacerte creer lo contrario. Esa misma abuela también los abrasa públicamente  a  ellos porque, como los gordos,   también tienen miserias.

    giphy (2)

    Las celebraciones navideñas. El punto álgido de las relaciones con los parientes políticos. Ya no te cabe más alcohol y panettone en el cuerpo de otros compromisos navideños. Apareces con tu vestido comprado al  inicio de invierno a reventar de grasilla navideña cuando de repente, en un corrillo que se ha formado en el salón, suelta la tía que lo sabe todo: “deberías, por tu salud, disminuir esa grasa abdominal porque yo… blablablablablablabla” (aquí desconecto, porque clases de patología general ya las tuve en la facultad de medicina y ahora lo que quiero es tener unas fiestas tranquilas y golosas) OBJETIVO: tienes derecho a tener unas navidades felices como cualquier hijo de vecino. De celebrarlas con los tuyos y con los de tu pareja en paz y armonía. Enero está a la vuelta de la esquina si tu chocho gordito quiere hace dieta. Y si no, empalmas con los carnavales, que aquí en Galicia se suele celebrar comiendo cocido.  Y ¿adivináis qué? Mi familia política monta una reunión carnavalesca los 40 que son con un cocido por todo lo alto!!!! Viva la coherencia!!!!!

    – Las presentaciones sociales a sus amigos/conocidos.  Este quizá sea mi punto menos fuerte. No tengo bien cogidas las medidas a mi familia por contrato.  No sé cómo se sienten cuándo presentan a la mujer/gorda de su hijo que, según esté o no saliente de guardia  puede llevar las mismas pintas que Alaska en los 80 cuando aún tenía pelo propio. Sé que me han dejado de invitar a reuniones con sus amigos para que no me dijeran comentarios sobre mi peso. OBJETIVO: gracias a mi peso, me libré de ir a comer con ellos y probablemente disfruté ese día de algo que  me gustó más: hacer el amor, leer un libro, vaguear en pijama por la casa adelante… pequeños placeres de la vida que son lo que nos hacen felices y no la opinión unos extraños sobre nosotros.

    giphy (4)

    RESUMIENDO: pueden que falten puntos de apoyo en este manual. Podéis enviarme vuestras dudas a través de la chicas de WLS y haré encantada un estudio de campo sobre un tema en concreto. Lo dicho: que nadie apague vuestra luz. Podéis brillar por quienes sois, por como sois, por lo que pensáis o hacéis en este mundo….. no porque se os marque con la estrella de David de los gordos.  Y recordad, como dice la Panto y A. Gayoso en un artículo anterior: “los focos, a mí persona por favor”. Y no  precisamente por gorda.

    Dra. Coyote

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Loversizers

    Este post está escrito por un colaborador puntual de WeLoversize. Si tienes algo interesante que contarle al mundo, puedes enviarnos tu textos y propuestas a [email protected]

    

    Login