plus size
  • Querido diario

    Las gordas estamos de moda

    Share on Facebook1,994Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Es un hecho, señoras y señores: LAS GORDAS ESTAMOS DE MODA. Y es que no me extraña en absoluto, porque molamos mogollón. Estamos revolucionando el mundo de la moda, de la cosmética, de las redes sociales, a pie de calle… Estamos de moda.

    Y es que lo que está de moda realmente es quererse. Quererse bien. Mirarnos al espejo y no permitirnos darnos asco. Ignorar nuestros supuestos ‘defectos’ y ensalzar todas las cosas bonitas que tiene nuestro cuerpo. Dejar de soñar con la talla 36 de la modelo de turno y trabajar por estar sanas y saludables en números que empiezan por 4, o por 5. Porque una talla no nos define, chicas. Si los mismos diseñadores jamás han conseguido ponerse de acuerdo en la unificación de las medidas que definen cada talla, ¿cómo vas a permitir tú que un número indefinido, te defina? 

    Ya no lo vamos a permitir más, porque es absurdo, y esta sociedad tiene que empezar a aceptarlo YA: existe una diversidad de los cuerpos, existe una amplia variedad de tamaños y estamos consiguiendo que se deje de establecer un sólo prototipo de cuerpo como ‘lo perfecto e ideal’. No todas hemos nacido con una cintura de avispa, unos hombros estrechos y unas caderas delgadas. Y que no te engañen: se puede adelgazar, se puede moldear el cuerpo con ejercicio, claro que sí. Pero hay cosas que no se pueden CAMBIAR. No se pueden estrechar huesos, ni ocultar unas caderas anchas. No se pueden reducir espaldas. No se puede rebajar sólo de muslos, o sólo de brazos, o sólo de papada. Sí se puede bajar grasa, sí se puede comer más sano, sí se puede disfrutar del ejercicio, pero que esos sean los motivos por los que te cuidas. Que elijas una ensalada en lugar de un Big Mac porque sabes que contiene mejores nutrientes para tu organismo, pero no porque anhelas ser una persona que no eres. Tu cuerpo es bello tal y como fue creado: trabaja para convertirte en la versión más sana de ti misma, trabaja por sentirte genial en tu piel, pero nunca, jamás, hagas esfuerzos para ser como las chicas de las revistas, porque esa no eres tú. ¿Y por qué querrías serlo, si ya eres maravillosa así?

    Las gordas estamos de moda porque nos hemos dado cuenta de todo esto, y nos hemos aceptado. Esto, repito, no quiere decir que seamos unas flojas, unas vagas que pasamos de todo. Porque no es así. Lo que quiere decir es que hemos llegado a la conclusión de que bastante mierda hay ya en este mundo como para vivir amargada y llorando porque a Amancio no le sale del mirlo hacer pantalones en nuestra talla. Pues que te den, Amancio. Nos vamos a H&M y a Asos y adoramos sus secciones Curve. Las ventas las estás perdiendo tú, porque las que estamos de moda ahora somos nosotras, somos muchas y tenemos dinero para gastar (bueno, vosotras me entendéis, jajaja). Estamos revolucionando la moda y el que se queda atrás eres tú. 

    Resulta que ya no nos da la gana vestir como señoras de pueblo a las que se les acaba de morir el marido. Queremos escotes. Queremos minifaldas. Queremos ripped-jeans. Queremos vestidos vaporosos. Queremos pantalones cortos. Queremos moda, y la queremos ya. Se acabó ocultar tus muslos en verano y morir de calor a cada paso. Se acabó llevar ropa gigantesca para que no se nos marque la barriga. Exigimos estilazo, queridas. Exigimos vernos guapas, y hemos venido a inspirar a todas las mujeres para que dejen de sentirse miserables por no entrar en los cánones que otros han creado sin preguntar.

    No te equivoques, querido gordofóbico, que te veo teclear en los comentarios lleno de odio gratuito: las gordas también nos cuidamos. Estar delgado no es sinónimo de salud, ni estar gordo sinónimo de vagancia. Pero la mayoría de las personas no pierden 30 kilos en un mes, o no quieren perderlos y tú no eres nadie para instigarles por ello. Se necesita mucho tiempo, dedicación, sacrificio y sufrimiento para perder kilos y reducir grasa, y créenos, que lo sabemos mejor que nadie. Pero también sabemos que, ni aun perdiendo todos los kilos, conseguiríamos el cuerpo de Gisele Bündchen. Ni queremos. Nos encanta Gisele, nos encantan las modelos, pero también nos encantamos a nosotras mismas. Nos encantan todas las mujeres, y por eso estamos aquí, alzando una voz en contra de todos los que nos odiáis. Porque obligarnos a estar a dieta constante, es odiar. Obligarnos a entrar en tallas imposibles, es odiar. Obligarnos a vestir de una forma determinada, es odiar. Pues se acabó. Ahora es tiempo de QUERERSE.

    Por eso lo que estamos haciendo es VIVIR. ‘Disfruta de lo que tienes mientras trabajas por lo que quieres’, que dice nuestro lema. Lo único que queremos es disfrutar del viaje: disfrutar de la comida, del deporte, del amor, del sexo, de la amistad, de la moda. Sentirnos bellas a cada paso que damos hacia el objetivo que cada una se haya marcado, y que nadie, absolutamente nadie, tiene derecho a establecer por nosotras. 

    Ha llegado la revolución, ha llegado la hora de quererse.

    ¿Queda claro? :)

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Ceci Wallace

    Gordibuena consumada con más de 20 años de experiencia en el sector. Me gusta llamar a las cosas por su nombre. Adicta al Maquillaje y a McDonald's.

    

    Login