gorda infeliz
  • Querido diario

    Las gordas no pueden ser felices

    Share on Facebook1,097Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    – Hace poco fue Trending Topic “LasGordasNoPuedenSerFelices” o “ViolaAUnaFeminazi”.
    – En el estadio Benito Villamarín, los hinchas del Betis se enorgullecían de un jugador que maltrató a su ex novia.
    – En verano bailamos una canción de Romeo Santos que decía “Si te falto el respeto y luego culpo al alcohol…Si levanto tu falda ¿Me darías el derecho a medir tu sensatez?”
    – Gente como Álvaro Reyes y Diego Luna son héroes para gente que necesita un golpe de autoestima, y para ello nada mejor que tener en cuenta que un “no” de una mujer, realmente es un “sí” y que forzar siempre está bien.
    – El 6 de Febrero en Barcelona y Granada se reunieron grupos de hombres a favor de la violencia legal en propiedades privadas, a favor del patriarcado, del no derecho al voto de la mujer y de su inferioridad.
    – En Nochevieja en Colonia se denunciaron 653 casos de agresión sexual.
    – Un grupo de mujeres del partido político CUP fueron insultadas con palabras tales como “puta”, “malfollada”, “retrasada”, “gorda”, “fea”… por su condición de mujeres y dedicarse a la política.

    No saco estos temas por el programa de “Salvados” y tampoco con la intención de obtener unas palabras de consuelo, sino de desahogarme y dejar bien claro que me cago en este tipo de personas que se creen superiores y con el derecho a decir y hacer lo que les venga en gana.

    En lo que va de 2016 A MI PERSONALMENTE me ha sucedido lo siguiente:
    – Salí una noche de fiesta y unos tipos decidieron reírse mí cuando yo estaba de espaldas. Para más inri, nos dijeron “vamos a estar molestando toda la noche”.
    – El sábado por la noche, cuando volvía de un rato agradable con mis amigas, andando tranquilamente, nos gritaron desde un coche gordas y putas.
    – Hace poco publicaron una foto de un amigo y de mí en forocoches. Simplemente para reírse de nosotros.
    – Una tarde llegué a Benimaclet y me junté con una amiga. Al pasar por un bar, había dos chicos fuera fumando, cuando pasamos decidieron decirnos unas cuantas palabras groseras y reírse.
    – Hace dos semanas salí por el Carmen con unas amigas y fuimos acosadas por varios chicos, a los que no hicimos ni caso en toda la noche, pero ellos decidieron que debíamos saber que nos harían todo lo que quisieran y más.

    Esto solo es lo que me ha pasado en un mes y 7 días.
    Sí es cierto que mi vida normalmente no es así. Aunque voy a remontarme a unos años más atrás…

    Desde bien pequeña y hasta los 19 años llevé corsé porque tenía desviación de espalda. He tenido que aguantar insultos, empujones (hasta caerme por las escaleras), miradas… Constantemente…a diario. Durante todo ese tiempo fui creciendo, y mi cuerpo se fue amoldando a ese corsé que me oprimía. No podía quitármelo para nada. Así que cogí kilos. Cuando me operaron pasé 6 meses encerrada en casa porque no podía andar más de 2 minutos…operarme había sido como volver a nacer, y de paso, volver a andar. Y mis caderas se habían pronunciado… Lo cual llevó a insultos como “gorda” entre otros.

    tumblr_n3xz4vhY2p1rovrf9o1_500
    Una vez, una chica que entonces era mi amiga, le dio mi número a un amigo suyo porque le gusté….empezamos a hablar y decidimos quedar. Aunque el chico no era para nada de mi estilo, decidí que podíamos quedar, ir al cine y dar una vuelta, como cualquier amigo, sin esperar nada más que una amistad. Cuando salimos del cine, fuimos a una tienda y él decidió que era tarde y que tenía que irse. Al día siguiente me escribió un mensaje que decía “Me has decepcionado”. Yo los primeros dos minutos no entendí qué quería decirme con eso, y en dos segundos reviví todos los momentos de esa tarde a ver si había hecho algo que le hubiera molestado. Le pregunté qué había hecho, y me contestó “físicamente no eres lo que esperaba”. Aquello no llegó ni siquiera a molestarme….total era un chico al que acababa de conocer, que me daba igual si se rompía una pierna como si ganaba el Pulitzer. Mi contestación no fue otra que “vaya….A mí también me ha decepcionado el hecho de que seas tan imbécil”. Y lo bloqueé (porque entonces Messenger te daba el poder de bloquear, que eso daba mucho gusto).

    Los años pasaron y un día en Fotolog me escribió un chico. Nos caímos bien y decidimos agregarnos a Messenger. Compartíamos muchas cosas en común. Pero entonces empezó a hacer cosas raras. Me empezó a agregar gente con emails del estilo “[email protected]” o “[email protected]”. Me escribían amenazándome con que hiciera caso al chico este (le había gustado y pretendía que él me gustara…. Un “no” no era una respuesta que fuera a aceptar). Incluso comentaban que nos habían visto a mi hermana y a mí por el centro (y era cierto). Y un día me encontré con un ramo de rosas en MI CASA. Me tuve que cambiar de número de móvil. Eliminarme Fotolog y Messenger (entonces no había más que eso). Y salir de casa desde ese día, con mil ojos. Ir a la autoescuela para mí se convirtió en una pesadilla. Me sentía observada constantemente. Y un día…tal como apareció esta persona, se fue. Pero lo que no se fue, fue el hecho de no poder relacionarme durante los siguientes dos años con nadie nuevo. Tenía pánico.

    tumblr_n2wopjMiOD1s9gxoco1_500

    Este mes de Enero, me llega la sorpresa por parte de un amigo de que han subido una foto mía y de un amigo mío a Forocoches y se están riendo de nosotros.

    Y ahí exploté.

    Tengo 29 años. No me he metido nunca con nadie. Si te gusta ir por la calle en calzoncillos, soy la primera que te dirá “si es lo que quieres, adelante”. Si lo que prefieres es beber cerveza en pajita, igual hasta me da la tontería y pruebo yo también a ver. O si lo que prefieres es ponerte a cantar a grito pelado sin que te importe lo que piense la gente, entonces, sentiré envidia, y me parecerás un ser excepcional. Nunca he querido tener problemas con nadie, siempre los he evitado. No he faltado el respeto a nadie, ni tan siquiera me he reído del que todos se ríen en una clase.

    Pero por lo que sea, en 29 años, he recibido mierda.
    Y vuelvo a repetir, no espero lamentaciones, ni un “tú vales más que ellos”. ESO YA LO SÉ.
    Pero me he cansado.

    No espero ni tan siquiera un comentario a este texto. No.
    Solo espero, que si te sientes identificado con alguno de estos hechos, empieces a cambiar. Y si ves reflejado a un amigo tuyo, le pidas que cambie. Yo nunca me he creído una persona fuerte, y pensando estos días en todo lo que ha pasado en este año, soy sincera, he estado muy baja de moral, porque he recordado todo lo que me ha pasado en mi vida GRATUITAMENTE, y no logro entender.

    Pero entonces pienso, en todo lo que he ganado.
    Cuando me operaron conseguí ser más fuerte de lo que pensaba que podría ser.
    Cuando aquel chico me dijo que le había decepcionado, ni tan siquiera dejé que aquello me doliera. Desde luego era alguien que no merecía la pena estar en mi vida.
    Cuando recibí empujones, insultos, e incluso escupitajos en la época del corsé, conseguí tener una sensibilidad de la que a veces me quejo, pero que en el fondo estoy orgullosa de poseer.
    Cuando aquel chico decidió hacerme la vida imposible, gané desconfianza, pero me hice fuerte.

    Pienso entonces en mi prima, que ahora tiene 15 años, o pienso en los hijos de mis primas, que tienen 5 y 7 años… No quiero que crezcan en una sociedad tan miserable. Ni que el sistema les convierta en personas despreciables.

    No voy a escribir una conclusión, porque no la tengo. Desconozco qué gana la gente que se comporta así.
    Simplemente espero, que si en algo de lo que he dicho te has sentido en 1% identificado, pienses, recapacites. Porque yo dentro de lo frágil que soy, a veces soy fuerte y no he dejado que estas cosas me hundan. Pero tú, piensa en tu hijx, tu amigx, tu hermanx, tu nietx, … No te compartarías así con ellxs, ¿verdad?

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Loversizers

    Este post está escrito por un colaborador puntual de WeLoversize. Si tienes algo interesante que contarle al mundo, puedes enviarnos tu textos y propuestas a [email protected]

    • Pez

      Hace dos días experimenté una de estas situaciones, desgraciadamente el insulto no fue referido a mi sino a mi compañera, digo desgraciadamente porque aunque mi autoestima no es que sea mucho más alta que la de ella si lo es la forma en la que los demás digan de mi me resbala. Lo que más me fastidia es que el sujeto en cuestión se refirió a mi amiga como “ballena”, palabra que perfectamente encaja conmigo, lo peor de todo no es el hecho de que se atraviese a insultar a una joven preciosa, lo peor es que fue en el momento en el que salimos a hacer footing para mejorar nuestra salud porque ambas sabemos que lo necesitamos. Para más inri nuestro “agresor verbal” era un muchacho que tendría unos dos años menos que nosotras y pesaría pocos kilos menos que cualquiera de nosotras, la diferencia radica en que nosotras no utilizamos el hecho de que alguien tenga unos kilitos de más como insulto, por favor, maduren.

    • LauraMon3

      Una vez estaba en la discoteca con unos amigos, fui y a pedir y los perdí. Al dar vueltas mientras los buscaba, acabé en medio de un grupo de amigos que no tuvo nada mejor que hacer que empezar a empujarme y a gritarme cosas como “gorda de mierda”, “da asco mirarte”. Salí de la discoteca y me dio un ataque de pánico, estuve sola hasta que un chico se acercó y consiguió tranquilizarme.

      Y no fue la primera vez que me pasaba algo así. Y se que no será la última. Es una mierda que tengamos que estar acostumbradas a que se nos trate así.

    • Beatriz Galán García

      Partamos del hecho del que el ser humano tiene la jodida manía de criticar y que cuando no encuentra un motivo legítimo para ello, se aferra a lo que sea… Peso, color, género,… Y cuanto más infeliz y más en grupo esté, más capullo se vuelve…

      Estudié Psicología esperando entender el por qué de la crueldad del ser humano pero, la verdad, creo que es algo casi innato de la sociedad y personas con actitudes como la tuya son las que pueden erradicarlo.

      Me he sentido identificada y orgullosa de ti, familiarmente decepcionada con esos ejemplares y esperanzada de que nos vayamos espabilando. No sólo para plantar cara, sino para no darles la satisfacción de que nos afecte negativamente

      Olé tus ovarios!

    • Ana Dpl

      Vaya… me he visto totalmente reflejada en tu articulo… yo también he sufrido acosos de todo tipo por estar gorda, lo mio era por un trastorno alimenticio y he pasado por situaciones horribles por ello que aun me cuesta contar…

      El caso es que ahora que soy adulta, he terminado mis estudios… me considero que soy una persona ya culta y formada me he dado cuenta de que, todo aquello que sufrí no ha hecho más que hacerme más fuerte, ha hecho que vea venir a ese tipo de gente a kilómetros y que no les deje acercarse ni un paso, ha hecho que decida cambiar mi aspecto sin importarme lo que otros digan solo para sentirme mas guapa y que vaya ahora por la calle haciendo sonar mis tacones, brillar mi precioso pelo naranja y con la cabeza bien alta orgullosa de quien soy y de lo que he conseguido a pesar de todo.

      Aún me cruzo por la calle con algunos de los imbéciles que se metían conmigo o que me pegaban… pero ahora consigo que bajen la cabeza avergonzados.

      con esto solo quiero decir que da igual el pasado que hayas tenido, solo importa lo que hayas sacado de ello =)

    • Rut

      Identificada 100%.
      En el colegio tenía obesidad mórbida,así que te puedes imaginar todo lo que me hicieron los otros niños,desde dejarme sin camisa en medio del patio,hasta hacerme comer arena,pasando por meterse mi flauta por el culo y los huevos y luego hacer que soplara.
      Llegué al insti con un par de kilos menos,haciendo mi cambio de niña a mujer,pero con la moral por el suelo. Me daba pánico entrar en clase. Y como era de esperar,las asignaturas habían cambiado,pero los compañeros no. Me encontré de todo en el instituto,insultos,amenazas y burlas por todos lados. Empecé a ver la luz cuando, por primera vez, un chico se interesó por mi. Lo malo fue que todos empezaron a reirse de él por gustarle LA GORDA. Me mudé a otra ciudad a los 14,y vi una gran oportunidad. Cambié mi forma de vestir,de peinarme,me hacía la raya del ojo y empezé a llevar sujetadores de relleno(porque soy de esas gordas que son tabla de planchar) y cambié mi actitud,eso fue lo más importante.
      Empecé a tener amigas,habían chicos (en plural) interesados por mi y me llevaba bien con todo el mundo. Pero la palabra (gorda) nunca me dejó,siempre me acompañó a donde quiera que iba.
      Mi autoestima nunca subió,solo me comportaba como si la tuviera. Mis trastornos alimenticios aumentaron y mi peso bajó.
      De repenté apareció ÉL.Un chico de estos musculitos que les gustan a las niñatas,y yo,fui la niñata a la que escogió,por desgracia para mi. Al principio era como “yo,la gorda(😧yo era la primera que me veia asi😡)estoy saliendo con un tiobuenopopular”😲 que fuerte!!! Pero pronto me di cuenta de que me había metido en la boca del lobo… Cortó mis amistades,me trataba de puta por haber besado a otros chicos hacía años,me decía qué ropa ponerme,qué comer e incluso mi tuenti dejé de manejarlo yo y empezó a conectarse él.. me hizo pasar por un infierno sin yo darme ni cuenta..
      Empecé a tener problemas en casa por el dinero y me echaron a la calle,me pasaron infinidad de cosas,pero creo que mi comentario ya es demasiado largo. Mi super novio me dejó,después de haber bajado 15kg por él(al precio de una anemia que no se me ha curado)y siguió acosándome e intentando controlarme.
      Me metí en el alcohol,salía todos los findes de fiesta,iba en un coche y de repente estaba en otro, y fue ahí donde,siendo delgada,siendo popular,me dejé llevar. Me dije”ahora estoy buena,se acabó ser la gorda,voy a aprovecharme de los hombres” y bueno,eso hice. Mal por mi parte,me arrepiento de todo.
      Estando buena resulta que también te acosan,de manera distinta,pero lo hacen. Te tratan como un cacho de carne. Y creen tener algún tipo de derecho sobre tu vagina solo por ser amable con ellos.
      Gracias a dios un día me miré en el espejo y vi algo que me asustó,no me vi a mi misma. No sé quién era esa tia,pero no se parecía a mi.
      Me alejé corriendo de ese mundo. Volví a ser yo. Gané un poco de peso por dejar de beber y fumar pero lo volví a bajar en el gym y me quedé más delgada.
      Y ese verano,me encontré con mi amor platónico del insti,y desde ese día estamos juntos. Me ha hecho vivir una historia de amor como nunca me la había imaginado,porque se ha convertido en mi mejor amigo. El problema es que,debido a problemas hormonales(tengo SOP) subí 40kg (peso 105kg desde hace doa años) y la palabra GORDA,se ha hecho más amiga mia que nunca.
      Yo pensaba que la gente maduraba,que eso de los insultos al físico se quedaban en el colegio y en el instituto,pero no.
      O cambiamos nuestra forma de ver el mundo,o nos amargamos la vida,porque el mundo no cambia.
      Yo he logrado centrarme en mi relación y en mis amigas,en la gente que me ama con y sin chichas. Y he aprendido a responder a todos esos comentarios sobre mi peso,porque sea como sea tu cuerpo,siempre creerán que tienen derecho a opinar.

    • Maria Taboada

      Bueno, yo iba por la calle petada de gente caminando tranquilamente cuando un chava qie iba con su novia decidio que seria divertido gritarme foca monje delante de todos y que toda la calle se me quedara mirando, pero oyes, ferrol y naron son muy pequeños y si tienes una westfalia verde manzana no vas a ser discreto, y como estas cosas me hinchan las pelotas mucho igua la tiene que repintar, porque ya es hartazgo de meterse con la gente por la calle concho

    • Lenausten

      Toda mi vida he sido mucho mas alta y grande q mis compañeros. Y siempre he sido “mas bien tontina”. Es decir, yo era del vive y deja vivir, sin malicia, sin buscar malos rollos.
      Y sieeeempre he teniso q aguantar insultos, comentarios, hasta en alguna ocasion violencia.

      Actualmente estoy rodeada d gente q me quiere y yo misma he reforzado mi caracter, intento q estas cosas no me afecten.

      Pero siempre me he preguntado: porque? Porque me dices esto? Porque necesitas dejar claro delante de la clase q parezco un cerdito? Porque no me das la oportunidad de conocerme antes de convertirme en el motivo d burla de cada dia?

      No tuve amigos hasta los 13 o 14 años. Aun me acuerdo de la cancioncita q me cantaban cuando salia al patio. Y me estremezco.

      No es justo.

    • Maria GZafra

      No sólo me siento identificada sino que hace como unas dos semanas me pasó algo parecido. Iba en el autobus de vuelta a Benimaclet e iba hablando con un señor mayor que se sentó a mi lado. El señor se bajó unas paradas antes de que llegase la mia. Durante toda la conversación habia un hombre que nos miraba fijamente por lo que yo pensé que estaría cotilleando la conversación. Pero cuando mi acompañante se bajó, el otro hombre (no quiero llamarlo señor, porque no me lo pareció) siguió mirandome fijamente. y se cambió de sitio para sentarse a un asiento de mi y mirarme fijamente. No podría decir qué fue, porque no me hizo nada físicamente, pero en un impulso salté de mi asiento y me bajé unas paradas antes de que llegase la mia. Necesitaba salir de allí. Al bajar, unas señoras que habian bajado del mismo autobus me dijeron que a ellas tampoco les gustaba aquel hombre. Así que puse rumbo a casa y el autobús giró por la misma calle por la que iba yo. Y alli estaba, de pie en mitad del autobús saludandome. Me empezaron a temblar las manos y pensé: y si me lo encuentro por el barrio? Volví al trote a casa y de camino me encontré con mi madre. Hasta que no me encontré con ella no me di cuenta de que lo que tenia era un ataque de pánico.
      Sé que puede sonar exagerado, pero las palabras no pueden expresar la velocidad a la que me iba el corazón en ese autobus. Y mucho menos la rabia que me dio, porque mi instinto fue salir de allí lo más rapido posible y los días siguientes no hacía más que preguntarme si un chico hubiese reaccionado igual..

    • Daniela

      Hola.
      Tampoco entiendo porque las personas se comportan así. El caso, es que por mi parte, yo comencé en casa, cuando mi hermano solía reirse del peso, origen o color de piel. Yo le corregía, señalaba que no estaba bien lo que decía, el sostenía su opinión, pero poco a poco, me dio la razón y ahora no es expresa de la misma forma. Es decir, cuando veo que alguien suele ser cruel y se mofa de los demás, no me quedo callada, los defiendo, aunque tenga miedo de que me señalen, y algunos no me escuchan, otros se molestan, pero al final, siempre habrá alguien en quien influyas.
      Comprendo tu experiencia, yo tuve serios problemas por el color de mi piel, mi acento, mi origen y mi peso. Tuve bulimia y depresión.Y tampoco quiero que nadie de las personas que amo se vean en las misma situación que yo vivi. Se comienza por uno mismo, se comienza hablando.
      Saludos. Gracias por compartir esto con nosotras.

    • Ana G. Ruiz

      Te entiendo, porque yo he vivido muchas de las cosas que dices, y sino muchas cosas desagradables que me han marcado… Pero como tú, me quedo con lo que me ha hecho más fuerte de todo ello, y también con lo bueno que me ha pasado en estos 30 años, que es mucho. Estoy segura de que eres una gran persona, y puedes estar orgullosa de ello, y aunque hay cosas que marcan y duelen, tu puedes ser alguien positivo y feliz :-)
      P.D.: Quien es Diego Luna? El actor?

    • Paula T. Suárez

      Pero no nos has contado la parte importante. ¿Eres feliz?
      Quiero pensar que, aunque ahora no lo seas, la decisión que has tomado te llevará a eso.
      Si vienes a Barcelona alguna vez, avísame para que te invite a una copa (o varias) porque creo que esto hay que celebrarlo.
      ¡Besos!

    

    Login