PORTADA
  • Vida sana

    Subir escaleras: el ejercicio definitivo

    Share on Facebook63Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Ya sabéis que aquí la presente tiene dos churumbeles y poco o nada de tiempo para dedicármelo a mí misma. Vamos: lo normal. Desde que di a luz a la segunda mi tiempo de ocio se ha reducido a niveles vergonzosos y el deporte ha pasado a mejor vida. Es una realidad: no tengo tiempo de nada.

    A pesar de todo, llevaba unas semanas dándole vueltas a la idea de que era el momento de retomar alguna clase de ejercicio.  Ni siquiera hacía falta que fuera un deporte en sí mismo, sino empezar a moverme y no solo detrás de dos enanos todo el día. Mi cuerpo me estaba pidiendo a gritos mimarlo un poquito y empezar a sacarlo de la hibernación post baby.

    giphy (5)

    Valoré distintas opciones:

    Apuntarme a un gimnasio: Inviable. No tengo tiempo para desplazarme a un gimnasio, hacer una actividad y volver. Qué hago con los dos enanos. ¿Por qué los gimnasios no tienen servicio de guardería? Si tenéis pasta para emprender, apuntad esta idea porque lo petaríais.

    giphy (6)

    Ir a correr: Hace un par de años lo intenté. Madrugaba antes de que se levantara nadie para correr un ratín. Pero ahora mismo, con la peque que me sigue dando noches toledanas no tengo fuerzas sobrehumanas para quitarme horas de sueño. Además soy alérgica a las gramíneas y todos sus derivados y en primavera no puedo hacer deporte al aire libre. Muero.

    giphy (7)

    Y el resto de opciones: patinar, nadar, paddle, bicicleta pues más de los mismo. Inviables. No tengo con quien dejar a los enanos y en general es necesaria mucha logística que en mi situación es ciencia ficción.

    Hasta que he descubierto la solución definitiva para los que no tenemos tiempo: subir y bajar escaleras. Sé que parece una chorrada, que menuda mierda de ejercicio es ese. Que vaya descubrimiento. Qué estoy fatal. Puede que tengáis razón, pero al loro con los beneficios de subir y bajar escaleras:

    • Ayuda a tonificar gemelos, glúteos y cuádriceps.

    • Mayor fuerza muscular en las piernas y mayor resistencia cardiopulmonar.

    • Fortalecimiento de los huesos.

    • Mejora de circulación y tono muscular.

    • Ayuda a quemar calorías.

    • Gracias a la quema de calorías, subir las escaleras es excelente para eliminar la celulitis.

    • Además a largo plazo reduce el colesterol, la presión arterial, la probabilidad de padecer enfermedades crónicas como ser los problemas cardiovasculares, la diabetes y hasta algunos tipos de cáncer.

    giphy

    Además, el impacto sobre las articulaciones es menor que al correr y el fortalecimiento es mayor. Me parece que es un ejercicio fantástico, no requiere de ninguna preparación y es gratis. ¡Lo tiene todo!

    Así que mi primer reto fue evitar el ascensor en la medida de lo posible. Coger las escaleras en el trabajo, en el metro, en casa. Lo más obvio. Pero además, estoy intentando incluir una rutina de escaleras más. Al menos, dos veces por semana, subir y bajar las escaleras de mi edificio durante 20 minutos. Aprovecho ratitos como cuando los peques se duermen una siesta o por la noche, cuando viene mi chico del trabajo, me escapo un rato a subir y bajar escaleras.

    giphy (1)

    Da igual que vaya con la ropa de estar en casa, me pongo unas zapatillas y a subir escaleras. Soy la loca de las escaleras. Y si pasa alguna emergencia, me dan un grito y ya estoy al segundo en la puerta de casa. Las escaleras de mi edificio no las coge nadie, estoy yo sola conmigo misma y con las escaleras: me pongo música y el rato se me pasa volando. Para saber cuántas calorías se consumen, se debe multiplicar 0.253 por tu peso en kg y por el tiempo dedicado en minutos a la actividad. Más o menos, una persona de 75 kilos quema cerca de 510 calorías subiendo y bajando escaleras durante media hora. Me imagino que depende mucho de la velocidad y del ritmo, pero me parece un margen de actividad fantástico.

    giphy (2)

    Os recomiendo al menos usar las escaleras dos veces por semana para empezar a notar los resultados:

    • Optar por las escaleras siempre que sea posible como en casa, en el trabajo, centros comerciales, hospitales, hoteles, etc.

    • Si estás cansado, subir las escaleras más despacio, controlando la respiración.

    • Utilizar una posición erguida al subir las escaleras, sin desplazar el peso hacia delante.

    giphy (4)

    A mí me está sentando fenomenal. Ya sabemos que el deporte aporta felicidad y nos ayuda a estar sanos. Así que si como yo, no tenéis tiempo de nada, apuntaros a las escaleras. Seguro que lo acabamos poniendo de moda y el climbing stairs se convierte en el nuevo running ;)))

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de analactea

    Apasionada de la Comunicación y las RRPP. Me paso la vida buscando rincones con encanto. Las terracitas al sol en las que ver pasar a la gente son mi sitio favorito del mundo. Podría alimentarme de tortilla de patata.

    

    Login