Sex & Love

5 chicas nos cuentan lo que es salir con alguien mucho más mayor

Las relaciones con mucha diferencia de edad suelen llamar mucho a la gente, para bien o para mal. Yo estoy en el primer grupo, y es que debo admitir que “a mí me gustan mayores, de esos que llaman señores”. A ver, que si se pone delante de mis narices Zac Efron, que es de mi quinta, tampoco le voy a decir que no, pero por norma general me siento mucho más atraída por hombres que rondan el medio siglo.

Como yo hay muchas más chicas, y hoy os traigo sus reflexiones, experiencias, historias y consejos…

  • “Mis padres casi no me hablan y a él no le quieren ver ni en pintura”

Conocí a Xabier en la ONG en la que colaboro y fue un flechazo. Él estaba divorciado y yo no tenía pareja, así que por qué no conocernos mejor… Y aunque al principio fue un poco chocante la diferencia de edad (él tiene 54 y yo 29), tras pensarlo largo y tendido me dio completamente igual.

Empezamos a quedar más y más y acabamos acostándonos. Del sexo pasamos a una relación, como cualquier pareja normal y corriente, pero bueno, la gente no lo ve así. Mis padres casi no me hablan y a él no le quieren ver ni en pintura.

  • “Estaba harta de tíos de mi edad que te echan un polvo conejero y se esperan que tengas 3 orgasmo y un squirting”

Ahora mismo no me planteo una relación seria, ni con un tío de 20 ni con un tío de 40, pero es que en el sexo los hombres mayores son mil veces mejores.

En mi tercer año de universidad estaba tan harta de tíos de mi edad que te echan un polvo conejero y se esperan que tengas 3 orgasmo y un squirting, que cuando conocí a mi primer “madurito” ni me lo pensé. Total, por probar no se ha muerto nadie, así que decidí quedar con él. Nos conocimos por una aplicación de ligar y tras unos días hablando quedamos.

Él tenía 42, yo 21 por aquel entonces. Tampoco creo que la cita tenga mucho interés porque fue completamente normal. Quedamos, hablamos y nos enrollamos. Al final acabamos en mi casa follando y tuve mi primer orgasmo durante la penetración. Eso sí fue memorable.

Mis amigas al principio fliparon y se preocuparon. Me decían que es asqueroso que un tío de esa edad se fije en chicas de la nuestra y usaron palabras muy feas que no voy a repetir, pero bueno. Ahora están acostumbradas y tampoco se sorprenden si me ligo a alguien que me dobla la edad.

  • “Él no me paró los pies y acabé enterándome de que estaba casado y tenía una hija”

Me gustaría decir que mi historia fue buena pero no… El primer y único hombre mayor con el que he estado fue profesor mío. Sí, suena muy morboso y muy tópico pero al final acabó fatal.

Que conste que yo era mayor de edad, había acabado ya la universidad y no nos unía ningún lazo “profesional”. Aun así, él me ponía mucho, tal vez por el rol de autoridad durante las clases y que se conservaba muy bien.

Cuando me gradué él me mandó un mail desde su correo personal diciendo que se alegraba mucho, que había sido una alumna muy buena y que si quería que quedásemos para tomar algo. Dije que sí, y esa misma noche nos vimos en una cafetería de mi barrio. Acabamos en mi casa acostándonos.

El problema es que esto fue a más y yo me enamoré como una boba, él no me paró los pies y acabé enterándome de que estaba casado y tenía una hija. Obviamente no pensaba ni dejar a su mujer ni contarle lo que hacía conmigo. Me sentí utilizada.

  • “¿Habría sido diferente si me casase con un chico de mi edad?”

La gente flipa muchísimo cuando se entera de que yo, una mujer de 26 años, está casada con un hombre de 49 años. Lo peor fue cuando nos prometimos… Me dijeron de todo. Que si estaba tirando mi juventud, que si me iba a arrepentir, que si acabaría dejándome cuando yo fuese vieja. ¿Habría sido diferente si me casase con un chico de mi edad?

No sé, no creo que tenga nada de malo. Nos conocimos en un bar de la manera más normal y todo fue consensuado, respetuoso y fantástico. Yo creo que a la gente le jode que otros sean felices y se salgan de los patrones preestablecidos.

  • “¿Sabes que es lo mejor de salir con tíos mayores? Que no hay celos, inseguridades ni gilipolleces”

¿Sabes que es lo mejor de salir con tíos mayores? Que no hay celos, inseguridades ni gilipolleces propias de pseudo-adolescentes de 30 años. Bueno, también puedes encontrarte algún capullo, pero por norma general los hombres mayores son mucho más estables y seguros de sí mismos que los críos de mi edad.

He estado con varios hombres mayores que yo, de entre cuarenta y muchos hasta cincuenta y tantos. No me fijo en la edad así que tampoco os diré números exactos. El caso es que el 99% han sido respetuosos conmigo, me han dado un sexo increíble y no me han montado ni un solo pollo por chorradas (cosa que sí han hecho los ligues de treinta). Cuando por cosas de la vida la “relación” se ha acabado, todo ha sido civilizado e incluso mantengo el contacto con uno de ellos.

¿Tú saldrías con un hombre mayor o te da palo la diferencia de edad?

Compartir:

Login